Tous les articles par Enrique Fernandez Domingo

Journée d’études jeunes chercheurs : “Mémoire et histoire en Amérique Latine, Espagne et Portugal du contemporain au temps présent”, 19 juin 2019

Programme

PREMIÈRE PARTIE
14h00 – 16h00

Jean-Paul Campillo [PRAG Université d’Avignon – LIRCES Université de Nice Sophia Antipolis], “Les stratégies de dénonciation dans le cinéma politique. Etude de trois documentaires portant sur le cas Sintel”

Myriam Hernandez Reina [Université de Paris 1 Panthéon-Sorbonne – IHTP], “L’anthropologie de l’ethnocide: une histoire conceptuelle aux origines du pluralisme culturelle en Amérique latine (1968-1980)”

Juliana Alvarez Oliares [Université Sorbonne Paris Cité – Universidad Nacional de Colombia], “Le monde artisanal en transformation, éducation technique et circulations de savoirs en Colombie. 1880-1910”

DEUXIÈME PARTIE
16h30 – 18h00

Alberto Preci [Université Paris 1 Panthéon-Sorbonne – Prodig], “« Les Argentins descendent des bateaux » ou comment construire une Nation par les carte”

Sylvain Chevauch é [Université de Paris 8 Vincennes-Saint Denis – IHTP], “Religieuses et prêtres français missionnaires en Argentine : observateurs aux avant-postes et victimes de la répression (1974-1977)”

Vito Ruggiero [Università degli studi Roma Tre – University of Pittsburgh’s Associate Researcher], “La “Internacional Negra” económica en Paraguay. Redes neofascistas transnacionales en perspectiva comparada”

contacts :
Flavio Foresi – foresiflavio@gmail.com
Jupiter Ossaba – gossaba@aol.com

Colloque international : “Le Chili au XIXe et au XXe siècle : migration, conflit, exil et mémoire”, 6 et 7 juin 2019

Programme

6 de junio de 2019


9:00 recogida del material del coloquio

9:20 bienvenida de la organización

Exilio y migración en Chile

Migraciones modera A. de la Llosa

9:30
Alexis MEDINA, PUC Quito, “Italia, Chile y Perú: el ingeniero Luis Sada di Carlo y el desarrollo de la agronomía en América del Sur (1848-1878)”
Jérôme LOUIS, Institut Napoléon, “Antoine de Tounens, un Français devenu roi d’Araucanie et de Patagonie”
Enrique FERNANDEZ DOMINGO, Université Paris 8, “Características y evolución de la comunidad francesa de Chile (1864-1930)”
Juan Luis CARRELLAN RUIZ, Universidad de Córdoba, España, et Nathalie JAMMET-ARIAS, Université Paris Nanterre, “En torno a la movilización de los franceses del sur de Chile durante la Primera Guerra Mundial: el caso de los insumisos”

11:30 discusión 11:45 pausa

Chile: un país de asilo – I modera M. Pino

12:00
Miguel SARALEGUI, IKERBASQUE -UPV, “Reflexiones de Sarmiento sobre el exilio en Chile”
Houari SAIM, Centro Universitario de Ain Témouchent, Argelia, “El exilio extranjero en Chile, una etapa decisiva en el poder del país en el siglo XIX”
Concepción PALLARÉS MORAÑO, UNED-Madrid, “El exilio de colaboracionistas belgas a Chile (1945-1949)”


13:30-13:45 discusión
13:45 Almuerzo

Chile: un país de asilo – II modera E. Giraudier

14:30
Elisa KLÜGER, Centro Brasileño de Análisis y Planeamiento, “El exilio brasileño en Chile: intercambios intelectuales y políticos (1964-1973)”
Carlos SANZ DÍAZ, Universidad Complutense de Madrid, “El refugio chileno de Erich Honecker visto desde la República Federal de Alemania (1991-1994)”
Cristián MEDINA VALVERDE, Universidad San Sebastián, Chile, “Erich Honecker. Derrota y exilio. 1988-1994” 16:00 discusión – 16:15 pausa Chilenos en el exterior
El exilio comunista chileno modera Franck Gaudichaud

16:30
Carlos PULPILLO LEIVA, Universidad de Cádiz, “Pablo Neruda en una España en guerra: poesía, conflicto y experiencias”
Abdelkrim BENSELIM, Centre universitaire d’Ain Témouchent, Argelia, « Pablo Neruda, mémoire d’un exilé à la recherche du Chili


18:00 – 18:15 discusión


18:30
« Exilios chilenos, exils chiliens, 40 ans après le coup d’état militaire, Isère/Grenoble»
película de Michel Szempruch (Repérages), en collaboration avec Anouchka Hrdry et le Musée de la Résistance et de la Déportation de l’Isère Maison des Droits de l Homme avec le soutien financier de la Ville de Grenoble, du Conseil général de l’Isère et de la DRAC/Région Rhône Alpes, 62 min.
Presentación por Franck GAUDICHAUD y debate.

7 de junio de 2019

Chilenos en el exterior

España como escenario modera J. L. Carrellán Ruiz

9:00
José SALDAÑA FERNÁNDEZ, Universidad de Sevilla y Jaime J. LACUEVA MUÑOZ, Universidad de Valparaíso, “Familia, comercio y poder: Miguel Riesco y Puente entre Chile y España a principios del siglo XIX”
Encarnación LEMUS LÓPEZ, Universidad de Huelva, “Refugio azul y rojo en la embajada de Madrid. La ampliación del derecho internacional europeo”

10:00-10:05 discusión 10:05-10:20 pausa

La experiencia del exilio

El exilio chileno en Europa tras el golpe del 73 modera N. Jammet

10:20
María FERNANDA LANFRANCO, doctoranda Universidad de York, “Solidaridad, género y feminismo: el movimiento de solidaridad con Chile, exiliadas chilenas y organizaciones de mujeres en Gran Bretaña, 1973-1990”
Mariana PERRY, Universidad San Sebastián, Chile, “Exiliados chilenos en la academia británica. Impacto y aprendizaje, 1973-1983”
Nicolas PROGNON, FRAMESPA, Toulouse, Francia, « Exil, répression et mémoires, le triptyque des trajectoires chiliennes en France depuis 1973 »
Élodie GIRAUDIER, Université de Bourgogne, « L’exil au sein du Parti démocrate-chrétien (1973-1989) : entre divisions internes, stratégies de retour à la démocratie »
Franck GAUDICHAUD, Université Grenoble Alpes–ILCEA4, « Terre de Refuge ? Exilé.e.s politiques chilien.ne.s, solidarité internationaliste et politique d’accueil à Grenoble et en Isère (1974-1988) »
Lorena ULLOA, Université de Liège, « En transit entre un monde et un autre : des ponts entre là-bas et ici »

13:20 – 13:35 discusión
13: 35 – 14: 30: Almuerzo

Relatos modera S. Decante

14:30
Mirian PINO, Universidad Nacional de Córdoba, Argentina, “De puño y letra (2005) y Signos vitales. Escritos sobre literatura, arte y política (2008) de Diamela Eltit o la memoria resguardada”
Malva Marina VÁSQUEZ, Universidad de Chile, “Diarios de viaje, experiencia de la modernidad y tradición artística nacional en Juan Emar”
Edith SILVEIRA, Biblioteca Nacional del Uruguay, “Habla Mnemosyne: La conquista de la verdad a través del recuerdo: la memoria en el relato de las voces femeninas en testimonios acerca de la dictadura y la diáspora chilena -1973-1980”

16:00 discusión 16:15 pausa

Discurso y memoria: artes visuales, archivos, lugares de memoria modera E. Fdez Domingo


16:30
Alvar DE LA LLOSA, Université Lumière – Lyon 2, “El 11 de Septiembre à través la memoria de los diplomáticos en puesto en Santiago. El caso francés”
Mariela LLANCAQUEO, USACH, “Los sitios de memoria. Desafíos en gestión cultural y patrimonial”
Stéphanie DECANTE, Université de Paris Nanterre y Rosa OLMOS, La Contemporaine (ex BDIC), “El archivo oral de la Asociación de Ex Prisioneros Políticos Chilenos en Francia: una mirada con perspectiva de género”
Gonzalo BARROSO, Colegio Aljarafe de Sevilla, “El exilio chileno durante la dictadura de Pinochet a través del cine documental”


19:00-19:15: discusión
19:30: CIERRE Y DESPEDIDA DEL COLOQUIO

Séance Séminaire ALHIM : “Disparition forcée au Pérou pendant le conflit armé 1980/2000, Ayacucho et la Selva centrale”, Francky Wanner (Université Paris 8)

Séance Séminaire ALHIM

Disparition  forcée au Pérou pendant le conflit armé 1980/2000, Ayacucho et la Selva centrale

Francky Wanner (Université Paris 8)

Le travail présenté dans le cadre de ce séminaire s’intéresse aux personnes ayant été victimes de disparition forcée au Pérou pendant le conflit armé (1980 et 2000). La première partie présente le contexte dans lequel s’est développé le Sentier Lumineux et pose la toile de fond du conflit armé, ce qui permet de saisir qui étaient les différents acteurs et quels furent les principaux enjeux. Ensuite, la deuxième partie s’intéresse aux disparus. Leur profil ainsi que les raisons pour lesquelles ils ont disparu sont étudiés dans l’optique de comprendre la dynamique qui animait le passage à l’acte des responsables de la disparition. Dans la troisième partie, une focalisation est faite sur deux zones particulièrement touchées par le phénomène : le département d’Ayacucho, et la selva centrale. La quatrième et dernière partie s’articule autour de la période post-conflit, la difficile estimation du nombre de disparus ainsi que les mesures prises pour rechercher les disparus y sont étudiées.

  • Le conflit armé péruvien, contexte et enjeux

Le conflit armé commença officiellement le 17 mai 1980, lorsque le Parti Communiste Sentier Lumineux (PCP-SL), dirigé par Abimael Guzman, un ancien professeur de philosophie, décida de déclarer une guerre à l’Etat par un acte symbolique fort : la destruction des urnes, le jour des élections, à Chuschi, un petit village situé au sud d’Ayacucho. Cet évènement marque le point de départ de vingt années de violence extrême, durant lesquelles, l’Etat démocratique tenta, tant bien que mal, de résister face aux multiples attaques du Sentier Lumineux. Le but de cette guerre étant de remplacer le système politique en place par un nouveau système, axé sur l’idéologie du Sentier Lumineux, ce dernier opta rapidement pour des actions terroristes afin de faire plier le gouvernement de Fernando Belaúnde (1980- 1985) qui mit beaucoup de temps à comprendre l’importance du conflit.

Entre 1980 et 1985, le conflit armé resta cantonné au département d’Ayacucho (au Sud du pays) et, à partir de 1985, la violence se répandit au reste du territoire. Alan García, élu en 1985, ne parvint pas non plus à mettre un terme au conflit et il fallut attendre l’arrivée d’Alberto Fujimori en 1990 pour entrevoir la possibilité d’en finir avec la violence. En effet, ce dernier décida de faire de la lutte contre le Sentier Lumineux son cheval de bataille et, en 1992, Abimael Guzman fut arrêté à Lima par les forces spéciales crées par Fujimori. Dès lors, les actions du Sentier Lumineux diminuèrent et la sortie du conflit commençait à se dessiner. Il aura néanmoins fallu attendre l’an 2000 pour que le conflit armé soit officiellement terminé.

En 2001, une Commission de la Vérité et de la Réconciliation (CVR) fut créée dans le but de réaliser un travail d’enquête sur les années de violence, et elle remit un rapport au président Alejandro Toledo en 2003. Ce rapport avançait le chiffre terrifiant de 69 280 victimes et, de façon surprenante, il était souligné que la plupart de ces personnes n’entretenaient aucun lien avec le conflit. Il s’agissait d’innocents qui étaient, pour la majorité de jeunes paysans. Par ailleurs, le rapport désignait les agents de l’Etat comme principaux responsables du nombre élevé de victimes. En effet, les forces de l’ordre (Police et Forces armées), dans leur volonté d’en finir le plus vite possible avec le conflit armé, tuèrent beaucoup de personnes de façon arbitraire, sur de simples soupçons.  C’est dans ce cadre que la disparition forcée fut employée. Cette pratique présentait l’avantage de ne pas laisser de trace des victimes (les cadavres étaient détruits ou enterrés), ce qui rendait impossible l’identification des auteurs et donc, leur garantissait l’impunité.

Franky Wanner et Vicente Romero

  • Profil et caractéristiques des disparus

Lorsque l’on s’intéresse aux disparus péruviens, deux catégories apparaissent, qui correspondent aux deux principaux auteurs de la disparition : d’un côté, l’Etat et la société civile, et de l’autre, les organisations dites « subversives » (Sentier Lumineux et Mouvement Révolutionnaire Túpac Amaru[1]).

Du côté de l’Etat, la Police et les Forces Armées voulaient mettre un terme, le plus rapidement possible, à la subversion et, pour y parvenir, leurs agents eurent recours à la disparition forcée car, cela leur permettait d’éliminer physiquement et radicalement les sendéristes, sans devoir passer par le processus légal. Il convient de noter que les sendéristes se fondaient dans la population et que par conséquent, les agents de l’Etat, faisaient souvent disparaître des personnes sans réelles preuves de leur appartenance au Sentier Lumineux.

En 1991, Fujimori décida d’inclure une partie de la société civile dans la lutte contre la subversion en formant des Comités d’autodéfense (principalement composés par les Rondas campesinas de autodefensa, des groupes de paysans formés dans les années 1960 pour protéger et défendre le monde rural).  Ces Comités d’autodéfense, qui reçurent des armes et un entraînement militaire, présentaient l’avantage de bien connaître le terrain et le soutien qu’ils apportèrent aux agents de l’Etat fut l’un des facteurs de la mise en échec du Sentier Lumineux.  Dans leurs stratégies de lutte contre les sendéristes, la disparition forcée avait également une place importante et, ils firent, eux aussi, disparaître de nombreuses personnes.

Les organisations subversives eurent également recours à la disparition forcée, mais, il convient de souligner le fait que leurs actions clandestines s’apparentaient au terrorisme et qu’à la différence des agents de l’Etat, ces organisations cherchaient à rendre visibles leurs crimes, afin d’indiquer leur présence et de choquer l’opinion publique. Ces organisations avaient donc, plus souvent recours à l’exécution sommaire qu’à la disparition forcée. Par conséquent, leur part de responsabilité dans le phénomène est moindre que celle de l’Etat. Cependant, le rapport de la CVR indique qu’il est difficile de dresser un bilan précis, mais qu’aussi bien le Sentier Lumineux que le MRTA sont responsables de la disparition de plusieurs milliers de personnes.

Selon le rapport de la CVR, les disparus étaient essentiellement de jeunes paysans d’origine indienne sans liens avec le conflit armé.

Le journaliste français Daniel Dupuis, qui réalisa un long travail de terrain au Pérou, écrit : « 85% des disparitions se sont produites dans six départements ruraux qui sont parmi les plus déshérités. 74% des disparus sont de jeunes paysans andins d’origine indienne ».[2]  Cela prouve que parmi les disparus, la plupart étaient des jeunes issus de milieux défavorisés et en marge de la société. Nombre d’entre eux étaient d’ailleurs analphabètes et ne possédaient pas de papiers d’identité. Ces deux dernières informations sont très importantes, dans la mesure où elles rendent difficile l’identification et le recensement de ces disparus.

Le premier bilan chiffré, établi en 2003 par les enquêteurs de la CVR, estimait à 8 558 personnes, le nombre de disparus. Ce chiffre déjà important, n’a cessé d’évoluer depuis. Fin 2007, l’Equipe Péruvienne d’Anthropologie Légiste (EPAF), après avoir mené une nouvelle campagne de recensement, publiait une liste de 13 721 disparus.  En avril 2018, la Direction Générale de Recherche de Personnes Disparues (qui est rattachée au Ministère de la Justice), publiait une nouvelle liste officielle de 20 329 personnes disparues. 

Ces chiffres traduisent l’importance du phénomène et reflètent la difficulté à établir avec précision une liste de ces victimes du conflit armé.

  • Ayacucho et la Selva Centrale, deux zones particulièrement touchées par le phénomène

Ces deux zones furent extrêmement affectées par le conflit armé et, la disparition forcée y fut également très pratiquée.

Le département d’Ayacucho, dans la partie andine, au sud du pays, fut le berceau du Sentier lumineux et l’épicentre du conflit armé. La population de cette zone, essentiellement composée de modestes paysans parlant le quechua fut décimée par la violence. Ainsi, Carlos Ivan Degregori, un des auteurs du rapport de la CVR, avance le chiffre de 4858 morts entre 1983 et 1984. Il parle de « génocide ».  Il explique que le Sentier lumineux chercha à rendre invisible les populations andines et leurs cultures car, elles étaient synonymes d’archaïsme.  Ce fut dans ce cadre que la disparition forcée fit de nombreuses victimes. Dès 1985, Amnesty International s’était rendu sur les lieux et estimait à plus de 1000 le nombre de disparus, arrêtés par les Forces de l’ordre pour leurs supposée proximité avec le Sentier Lumineux.

La Selva Centrale, à cheval entre les Andes et l’Amazonie, était un point de passage et de ravitaillement entre Lima et Ayacucho. Il s’agissait également d’un refuge pour les sendéristes, car sa dense végétation leur permettait de se dissimuler et d’échapper aux Forces de l’ordre. Par ailleurs, la population de cette zone, fortement métissée fut méprisée, aussi bien par l’Etat que par le Sentier Lumineux, qui ne voyaient en elle, que les vestiges des cultures andines et non l’incarnation de leurs projets.

Le rapport de la CVR affirme que, pour la période 1985 / 1990, près de 6 000 asháninka perdirent la vie, 10 000 furent déplacés et 5 000 furent prisonniers par le Sentier Lumineux. Ces chiffres corroborent le fait que la Selva Centrale fut extrêmement affectée par le conflit armé.

                          Franky Wanner 
  • La période post-conflit : une interminable lutte pour rechercher les disparus

Le travail de recherche des disparus ne commença, officiellement, qu’après le conflit armé. Pendant celui-ci, seules les familles semblaient conscientes de la disparition de leurs proches. L’Etat, dont les agents étaient directement impliqués, feignait d’ignorer le phénomène et poussait le cynisme jusqu’à nier l’existence des personnes portées disparues, du fait qu’elles n’avaient souvent pas de papiers d’identité.

En 1995, Fujimori fit voter une loi d’amnistie afin de protéger les agents de l’Etat ayant abusé de leur pouvoir. Cette loi traduit la volonté de « couvrir » les crimes commis par les agents de l’Etat et également, la volonté d’entériner toute forme de poursuite en leur garantissant l’impunité totale.

Après le conflit armé, la fuite du président Fujimori au Japon[3], ainsi que le changement de gouvernement que cela provoqua, bouleversèrent la situation et, la recherche des disparus put être entreprise.

Le premier travail d’enquête sur le sujet fut réalisé par la CVR entre 2001 et 2003. Cependant, le rapport qu’elle remit au président Alejandro Toledo en 2003 fut vivement critiqué par les partisans de Fujimori ainsi que par les Forces Armées qui étaient clairement désignés comme responsables de la violence et des milliers de morts. Pendant le mandat présidentiel d’Alejandro Toledo (2001 / 2006), l’Etat soutint le travail de la CVR en finançant une partie des frais engendrés, mais, aucune mesure ne fut prise pour condamner les responsables.

Ce n’est qu’en 2016 qu’une Loi de Recherche de Personnes Disparues fut adoptée et que la recherche, à proprement parler, débuta. En Juin 2017, la Direction Générale de Recherche de Personnes Disparues fut créée et elle publia la liste de 20329 disparus en avril 2018.

Ces récentes avancées montrent que la recherche des disparus est d’actualité, mais, si l’on s’y intéresse de plus près, nous constatons qu’il s’agit de retrouver les restes pour les restituer aux familles afin de permettre le deuil. Il ne s’agit donc pas de rechercher les responsables de ces disparitions afin de les condamner, mais de « tourner la page ».

Le 24 décembre 2017, le président Pedro Pablo Kuczynski annonça la grâce d’Alberto Fujimori, qui avait été condamné à la prison à vie, notamment pour les crimes qu’il avait cautionnés durant ses mandats. Cette nouvelle provoqua l’indignation et la colère de nombreux Péruviens et fut interprétée comme un pied de nez adressé à la justice et aux Droits de l’Homme. 

En septembre 2018, le président Martin Vizcarra promulgua une loi pour créer une Banque de Données Génétiques. Le but est de stocker les informations biologiques des proches de disparus afin de pouvoir les comparer avec les restes retrouvés. Cette loi prometteuse, prouve que le processus de recherche avance, tant bien que mal.

En janvier 2018, la Commission des Droits de l’Homme annonçait que 3 623 corps avaient été exhumés, que 2 125 avaient pu être identifiés et que 1 989 avaient été restitués aux familles.

[1] Organisation subversive qui s’opposa à l’Etat péruvien par des actions semblables à celles du Sentier Lumineux au milieu des années 1980.

[2] DUPUIS Daniel, ¿Dónde están? Terreur et disparitions au Pérou (1980-2000), Le Pré Saint Gervais, Le Passager clandestin, 2009

[3] Réélu en 1995 et en 2000, Fujimori dut quitter le pouvoir de façon précipitée en fuyant au Japon après qu’un enregistrement vidéo montrant l’un de ses principaux collaborateurs, Vladimiro Montesinos remettant des pots-de-vin à un membre de l’opposition durant la campagne présidentielle de l’an 2000, fut rendu publique.

“La Paz en el torbellino del progreso: transformaciones urbanas en la era del cambio en Bolivia”, Hugo José Suárez (Universidad Nacional Autónoma de México)

La Paz en el torbellino del progreso: transformaciones urbanas en la era del cambio en Bolivia

Hugo José Suárez (Universidad Nacional Autónoma de México)

A partir de una proposición de “Sociología intimista”, Hugo José Suarez define la ciudad de La Paz como el corazón de la vida del país y de la vida aymara. La película de “Chuquiago” de Antonio Eguino y guión de Oscar Soria (1977) https://www.youtube.com/watch?v=y_qsXAfc6vc  ,  documento parasociológico (sociología visual) que presenta unas “clases puras”, proposición teórica en la que se enmarca la película. Los encuentros entre los miembros de estas clases tienen lugar en los espacios públicos de la ciudad, sin embargo, son clases impenetrables y desconectadas. Los personajes muestran la vida cotidiana del individuo y su manera de ver el mundo. Se muestra una Sociedad fragmentada con imposibilidad de movilidad social, una especie de “fatalismo transversal”.

En 1977, año del estreno de “Chuquiago”, se aprueba el primer plan de desarrollo urbano integral de La Paz. En 2009, se estrena “Zona Sur” de Juan Carlos Valdivia https://www.youtube.com/watch?v=8oBH2fCBjiE cuya acción se desarrolla en uno de los barrios más ricos de la ciudad. Hugo José Suarez propone una “imaginación sociológica” desde la cual imaginamos el destino de los protagonistas de las dos películas. Se describe una poética marginal que habla de la irrupción del indio en la ciudad. Las dos películas muestran una ambivalencia, son un puente analítico con respecto a los personajes de las dos películas. La familia y la fiesta son las dos constantes y la columna vertebral de la sociabilidad de clase.

Hugo José Suarez à l’Université Paris 8

Hugo José SUAREZ , La Paz en el torbellino del progreso: transformaciones urbanas en la era del cambio en Bolivia, Universidad Nacional Autónoma de México, Instituto de Investigaciones, Sociales, 2018 http://ru.iis.sociales.unam.mx/handle/IIS/5487

Hugo José SUAREZ (ed.), ¿Todo cambia?: reflexiones sobre el “proceso de cambio” en Bolivia,             Universidad Nacional Autónoma de México, Instituto de Investigaciones Sociales. 2018, http://ru.iis.sociales.unam.mx/handle/IIS/5485

A partir del tema de la migración a La Paz y los cambios estructurales que conoce la ciudad entre los años 1970 y el siglo XXI la tesis analítica propuesta se centra en la experiencia del emigrante, lo rural frente a lo urbano, el puente entre dos culturas y clases sociales, la doble identidad compleja. La problemática se centra en la búsqueda del cambio y la continuidad en la sociedad boliviana, y su magnitud: mutación, cambio o crisis.

El problema del cambio como tensión:

  • Qué es lo que está cambiando: dimensiones del cambio
  • Qué no ha cambiado
  • Cambios para conservar

Consenso con respecto a un tipo de transformación: nuevo tipo de forma societal en juego, en formación.

  • Dimensiones
  • Rotación de élites gobernantes, incorporaciones en la alta burocracia de elementos de sectores populares antes ausentes
  • Baja burocracia que se reconforma y cambia de características
  • Dinamismo de los sectores económicos: reformulación del papel del estado, inyección de capacidad adquisitiva de la clase media consumista, ingreso de las economías emergentes de los sectores populares
  • Conformación de una nueva clase media: urbana y joven, pragmática y desideologizada (“horizonte de expectativa ligado a los estudios universitarios) y lógica de consumo urbano
  • Cambio simbólico estatal (narrativa del indio y de Evo Morales), transformación de las mentalidades.
  • Continuidades
  • Paradigma del desarrollo: idea de progreso ligada con 1952 (desarrollismo extractivista, explotación y dominio de la naturaleza
  • Equilibrio económico donde los grandes capitales no han sido afectados, como es el caso de las grandes familias, la Banca o las constructoras
  • Principio de medición de desarrollo (PIB) y del crecimiento sostenido
  • Aspiración de hegemonía del control total por parte del estado. Uso del aparato del estado para la reproducción del poder.
  • Cambiando para conservar
  • “Someter la sociedad al estado, y someter el estado al partido”. Intención de control de la sociedad a partir del aparato del estado. Reinvención del papel del parlamento donde se vota la decisión del partido incorporando el sindicato. Destrucción de ciertas formas comunitarias sometidas al partido
  • Construcción de las élites: liderazgos que aplanan colectividades, subordinación y sometimiento de las formas comunitarias de la política. Sometimiento de lo colectivo y acentuación de la democracia liberal. Estética de una nueva élite “Evo Pueblo”, película de Tonchy Antezana (2008) https://www.youtube.com/watch?v=dSuCii5c3lI
  • Paradigma del progreso en la ciudad de La Paz. Sentido de lo urbano iniciado en 1952, acelerado en los años 1970 y retomado en la época del gobierno de Evo Morales, sin resolver y olvidando las lógicas internas de la ciudad (David Harvey, Spaces of neoliberalization:  towards a theory of uneven geographical development, Franz Steiner Verlag, Wiesbaden, 2005).

“Latinoamérica: de categoría a oferta. El mercado como trasfondo en el Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires”, Eva Natalia Fernández (Universidad Autónoma de Querétaro)

Séance Séminaire ALHIM

Latinoamérica: de categoría a oferta. El mercado como trasfondo en el Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires

Eva Natalia Fernández (Universidad Autónoma de Querétaro)


« ¿De quién es la demanda de identidad, propia o ajena? » Diana Wechsler, « ¿De qué hablamos cuando decimos arte latinoamericano? Exposiciones y perspectivas críticas contemporáneas », caiana,#1 / Septiembre 2012 :  http://caiana.caia.org.ar/resources/uploads/1-pdf/DianaWechsler.pdf

Lo “latinoamericano”

PRIMERA REFERENCIA : En el texto América Latina en sus ideas (México, UNESCO, Siglo XXI, 1986) coordinado por Leopoldo Zea se explica el debate entre la elección del término latinoamericanismo y panamericanismo.

SEGUNDA REFERENCIA : Materialización del proyecto latinoamericanista, 1948 CEPAL Comisión Económica para América Latina y el Caribe

TERCERA REFERENCIA : 1980, ALADI Asociación Latinoamericana de Integración

CUARTA REFERENCIA :  1991, MERCOSUR Mercado Común del Sur/1997 Bienal del Mercosur, la 12a Bienal será sobre arte, feminismo y emancipación. https://jaquealarte.com/entrevista-a-andrea-giunta-arte-y-emancipacion-en-la-12a-bienal-del-mercosur/

QUINTA REFERENCIA (ARTE) : Institucionalización de la categoría : El Centro Arkhé, en Colombia, el Instituto de Investigación para el Estudio de Arte Latinoamericano Patricia Phelps de Cisneros ubicado en Manhattan, el Centro Internacional para las Artes de las Américas (ICAA) y el Departamento de Arte Latinoamericano, ambos fundados en el Museo de Bellas Artes de Houston, y finalmente, la exposición Mujeres Radicales: Arte Latinoamericano: 1960-1985 presentada en el Brooklyn Museum de New York

Natalia Eva Fernández à l’Université Paris 8

La creación del centro Henry Ramson constituye un esfuerzo por hacer visible el trabajo de la región. Toda la información se encuentra contenida en seis ejes temáticos abarcando arte colombiano, artistas itinerantes, coleccionismo y mercado del arte, redes intelectuales entre Europa y América, imagen de la violencia y un archivo queer.

También, el Instituto de Investigación para el Estudio de Arte Latinoamericano Patricia Phelps, inaugurado en el 2016, es otro ejemplo más de legitimación de la apuesta latinoamericana en un espacio selecto,  estratégico e invaluable de la geografía museal contemporánea

Con 102 piezas iniciales y alrededor de 200 en total, la propuesta es abogar por el reconocimiento del lugar del arte latinoamericano en la región y en la historia del arte moderno y contemporáneo. Por ello, hay que destacar la importancia otorgada por el MOMA a documentar y coleccionar obra latinoamericana, la mirada curatorial y la adquisición de obra no son desiciones tomadas al azar, siempre hay un beneficio a corto o largo plazo. 

La cuestión de la identidad latina es crucial para entender el recorrido que presenta la colección. Las representaciones femeninas, latinoamericanas y experimentales juntas son articuladas por una búsqueda curatorial centrada en resaltar la diferencia y el vacío histórico -la presencia femenina- en la historia del arte y de las colecciones a nivel global. Es muy sugerente ser una artista latina nacida en Estados Unidos, es una clara apelación a un imaginario y a unas costumbres que persisten a pesar del país de nacimiento.

Nestor García Canclini se pregunta: « ¿Defender las identidades o globalizarnos? »

La identidad vinculada a Latinoamérica marca una ruta, una posibilidad de re-construcción dentro de la globalización

Gilberto Giménez, “La cultura como identidad y la identidad como cultura”

Las identidades se construyen a partir de la apropiación, por parte de los actores sociales, de determinados repertorios culturales considerados simultáneamente como diferenciadores (hacia afuera) y definidores de la propia unidad y especificidad (hacia adentro).

Benedict Anderson aborda la cuestión de la raíces culturales del nacionalismo : “Una comunidad política imaginada como inherentemente limitada y soberana. Es imaginada porque aún los miembros de la nación más pequeña no conocerán jamás a la mayoría de sus compatriotas, no los verán ni oirán siquiera hablar de ellos, pero en la mente de cada uno vive la imagen de su comunión”.

Desde el arte hay un intento por recuperar la identidad, es por ello que la identidad latinoamericana en el arte se piensa como un producto. Habría un mercado de esas identidades culturales.

Políticas de las Identidades (George Yúdice): “Como la cultura se ha convertido en un pretexto para el progreso sociopolítico y el crecimiento económico, la proliferación de discursos sobre cultura en foros ha modificado el concepto y lo que se hace en su nombre”.


Martin Sastre, Códex nuestro (que estás en España) MAC, Lima,(2017) : http://ata.org.pe/2017/07/26/codex-nuestro-que-estas-en-espana-accion-convocada-por-martin-sastre/

Freddy Mamani : “Me siento con mucha responsabilidad de llevar en alto a toda Bolivia y transmitir toda nuestra cultura, nuestra identidad hacia el mundo”, https://www.dezeen.com/2019/02/07/freddy-mamani-new-andean-architecture-bolivia/

Campo y Discursos curatoriales

Pierre Bourdieu construye la noción de campo a partir de relaciones. Estructura, tiempo y espacio y posiciones.  “Necesidad cultural” como la acción pedagógica de generar una necesidad sobre un producto y la capacidad de satisfacerla. Consumo simbólico.

Un campo de producción y de circulación de bienes simbólicos se define como el sistema de relaciones objetivas entre diferentes instancias caracterizadas por la función que cumplen en la división del trabajo de producción, reproducción y difusión de los bienes simbólicos.

Los campos artísticos tienen autonomía y el poder de producir e imponer normas de producción y criterios de evaluación de sus productos.

Criterios que definen ejercicios legítimos de determinadas prácticas culturales.

Formas de legitimación se apoyan en instituciones y los cuerpos de curadores de esos espacios.

Dos ejemplos de discurso curatorial : “Primitivism in 20th Century Art” (Nueva York, 1984), “Magiciens de la Terre” (París, 1989)

LOS CURADORES son los mediadores de una red institucional y profesional entre artistas y audiencias.

MÁS QUE LOS GALERISTAS O LOS CRÍTICOS SON LOS CURADORES QUIENES ESTABLECEN EL SENTIDO COMO EL STATUS DEL ARTE CONTEMPORÁNEO A TRAVÉS DE ADQUISICIONES, EXHIBICIONES Y ARTÍCULOS INTERPRETATIVOS.

Habría un mercado de símbolos culturales orientados al consumo apoyadas por las prácticas curatoriales.

Análisis crítico del discurso

Curada por la historiadora Andrea Giunta y el curador y director artístico Agustín Pérez Rubio.

170 obras

8 núcleos temáticos:  En el principio; Mapas, geopolítica y poder; Ciudad, modernidad y abstracción; Ciudad letrada, ciudad violenta, ciudad imaginada; Trabajo, multitud y resistencia; Campo y periferia; Cuerpos, afectos y emancipación y América indígena, América negra

Identidad/Mujeres/Género

El MALBA a partir de la dirección de Agustín Pérez Rubio inicia un camino con determinadas políticas públicas y culturales. El curador tiene la posición política dentro de ese campo para legitimar ciertas ideas al interior de una institución y hacerlas efectivas. Una de ellas es la de reivindicación de artistas latinoamericanas que no encontraron eco a sus propuestas artísticas o que, de alguna manera, no fueron reconocidas por el circuito del arte es sus contextos de producción. El vacío o la ausencia de algunos temas en la exposición -como la religión o la familia- , así como una argumentación histórica más precisa, queda latente y hace falta para trazar un paralelismo entre el imaginario latinoamericano crudo y la forma sutil e idealista trazada en la colección

Para concluir, si hay un mercado de las identidades culturales -como lo afirma Maricarmen Ramírez- y sí el arte latinoamericano a lo largo de su historiografía ha estado impulsado por los vecinos del norte, pero también existe un mercado ávido de ese tipo de representación de la identidad. Se quiere enfatizar que ese tipo de representación se produce dentro de un campo -como dice Bourdieu- y se resignifica -si sumamos la idea de campo moderno- como un patrón que es replicado en la cultura y puesto en circulación como un producto de compra y venta, como sugiere Néstor García Canclini. Se ha descrito la presencia de un mercado que ofrece y demanda esa suerte de patrimonio cultural resumido en la idea de identidad. La trayectoria de la categoría latinoamericano, justamente, cobra vigencia por su carácter regionalista en el arte y tiene incidencia en la suscripción de algunos artistas en las listas de proyección internacional. Se intentó destacar que los curadores son los que suben o bajan a un artista, los que deciden, los que tienen el poder y mueven los hilos en el mundo del arte, ellos se ubican en un campo que ha creado un tipo de público. Las tendencias de derechos humanos, la lucha por la igualdad de género, el feminismo, los movimientos de gays y de lesbianas, los movimientos medioambientalistas, de personas de color, pensadas como productos de una fábrica de representaciones, además de un carácter ético y político que habría que revisar y sostener, comporta una condición de recurso, forma parte de un gran mercado. Y la complejidad de las sociedades contemporáneas demanda nuevas miradas. La búsqueda en la colección Verboamerica fue una apuesta a revisar un archivo que fuera coincidente con la manera en la que la institución museística y su grupo curatorial creaba identidad, latinoamericana y nacional. El criterio utilizado para cumplir con esa impronta decimonónica se justifica a partir de la incorporación de otro tipo de obra -mujeres, negros, indígenas- que también habla, según el discurso institucional, de identidad y de nación. Es el registro de una obra marginada en la que se pone el énfasis en el carácter plural de su sentido y procedencia. Es un relato excesivamente posmoderno para la realidad latinoamericana.

Journée d’études: “L’Amérique latine et les guerres (XIXe-XXe siècles)”, 30 avril 2019

Journée d’études  

L’Amérique latine et les guerres

(XIXe-XXe siècles)

Présentation des ouvrages collectifs

Enrique Fernández Domingo (coord.), « L’Amérique latine et les deux Guerres mondiales », Revue Guerres mondiales et Conflits contemporains, 2018/2, n° 270.

Javier Pérez Siller y Agustín Grajaels Porras (coord.), México Francia: Memoria de una sensibilidad común, siglos XIX-XX. Vol. VI Historias, mitos y representaciones del 5 de mayo, México, BUAP-CEMCA-CNRS-EÓN, 2016.

Des historiens latino-américanistes dans les guerres européennes. La restructuration d’un champ disciplinaire

Véronique Hébrard (Université de Lille, EA 4074 Cecille)

Les deux guerres mondiales et la guerre civile espagnole ont un impact dans la génération de l’américanisme français née juste avant la Première guerre mondiale. François Chevalier (Alençon, 1914-Paris, 2012) est le premier historien français à s’être consacré exclusivement à l’Amérique Latine. Lors de ses études de géographie et histoire (1933-1936), il est marqué par l’enseignement du géographe Raoul Blanchard. François Chevalier est élève de l’École nationale des chartes à Paris entre 1936 et 1939. Parallèlement, il assiste aux séances du séminaire de l’histoire Marc Bloch qui le suggère le sujet de recherche de sa thèse.

De 1941 à 1945 il est pensionnaire à l’Ecole des hautes Etudes hispaniques, actuelle Casa de Velazquez, où il travaille sur l’histoire agraire mexicaine, en particulier aux Archives des Indes de Séville. À la suite de l’assassinat de Marc Bloch, c’est l’anthropologue, directeur du Musée de l’Homme, Paul Rivet, qui dès lors conseille Chevalier dans sa recherche. Entre 1946 et 1949, grâce au soutien de P. Rivet, F. Chevaler est pensionnaire à l’Institut français d’Amérique latine de Mexico (IFAL). En 1949, F. Chevalier soutient sa thèse La formation des grands domaines au Mexique (terre et société aux XVIe et XVIIe siècles). C’est également en 1949 qu’il épouse Josèphe Charvet. Elle est à l’origine de l’organisation des événements mondains qui structurent la sociabilité du couple (entre 1949 et 1962, plus de 6.000 personnes sont invités aux événements organisés par Josèphe Charvet). La même année il est nommé directeur de l’IFAL, institution qu’il va diriger jusqu’en 1962. Cette année F. Chevalier devient professeur des universités. Il va enseigner à la section de littérature espagnole de l’Université de Bordeaux entre 1962 et 1967, moment où il est nommé à la tête de la Casa de Velazquez jusqu’en 1979. En 1970, F. Chevalier occupe la première chaire d’histoire d’Amérique latine à la Sorbonne.

Lors des entretiens, nous avons souligné que la guerre est devenue une question centrale et structurante pour les trajectoires personnelles et professionnelles de F. Chevalier et de l’américanisme français des années 1930, moment de changement de paradigme pour les sciences sociales. La « galaxie Chevalier » se structure autour de Ernesto de la Torre, compagnon de voyage, Silvio Zavala et l’anthropologue Stresser Pean.

L’idée principale était de problématiser cette question :

  • Marc Bloch et Paul Rivet, implication dans la II Guerre mondiale, fondation des Annales
  • Morts de Marc Bloch et Jean Bertolman
  • Réfléchir sur les logiques de parcours
  • La guerre comme point de rupture personnelle et collective
  • Participation de son père au gouvernement de Vichy

F. Chevalier est mobilisé en 1939 au moment où il soutient son mémoire en uniforme militaire. Lors de la période de formation militaire, il fait cours aux recrues de sa caserne de Clermont-Ferrand. En 1940 il est démobilisé et il achète une bicyclette avec laquelle il rend visite à M. Bloch. Il est archiviste dans les Ardennes et en 1941, après la réouverture par Pétain de la Casa de Velazquez, s’installe dans l’Espagne franquiste. Les rencontres de 1941, dont beaucoup sont frappés directement par le conflit armé, vont lui conforter dans sa conception du métier d’historien. En mai 1941, F. Chevalier voyage au Maroc où échange à Rabat avec Robert Ricard. C’est à ce moment qu’il prend sa décision définitive à propos du sujet de sa thèse. Il revient ensuite en France où il va se réunir dans la clandestinité avec M. Bloch à plusieurs occasions. Il se déplace sur sa bicyclette jusqu’à la maison « Les fougères », où est caché M. Bloch, située dans la Creuse. C’est en 1942 qu’il verra pour la dernière fois son maître dont son fils, Etienne Bloch, lui transmettra l’information de la mort de son père. A la fin de la même année, F. Chevalier rentre en Espagne et, en juin 1945, commence sa relation épistolaire avec Silvio Zavala. Il devient le « protégé » de P. Rivet. Lors de sa direction de l’IFAL, les tensions entre F. Chevalier et l’ambassade française du Mexique sont tendues. Il est isolé et renvoyé à la figure de son père. Cette situation fait que F. Chevalier travaille davantage avec les exilés républicains espagnols. Il y a une reconfiguration du réseau, et de l’américanisme français, du fait de la guerre mondiale et la guerre d’Espagne. C’est le cas de Noel Salomon et Marcel Bataillon que vers 1950 font leur conversion à l’américanisme. Les causes de cette conversion se trouvent tant au niveau heuristique, difficulté d’accès aux sources, qu’idéologique, opposition à l’Espagne franquiste. En conclusion, la guerre est omniprésente dans le parcours personnel et professionnel de François Chevalier.

Véronique Hébrard (dir.), Sur les traces d’un mexicaniste français, constitution et analyse du fonds François Chevalier, Paris, Karthala, coll. Pollens, 2005, 328p. (premiers résultats de l’inventaire et des entretiens, 63 photos, bibliographie jusqu’en 1999, avec 4 ouvrages et 46 articles), https://journals.openedition.org/cal/8086


Véronique Hébrard, Javier Pérez Siler, Dalila Chine Lehmann

Dolor y heridas: los franceses de México en la Gran guerra

Javier Pérez Siller (Benemérita Universidad Autónoma de Puebla)

Presentamos un trabajo que es el resultado de una investigación en proceso que tiene como objetivo conocer a los Poilus mexicains. Más de 1300 parieron a la guerra, de los cuales murieron más de 310 y otros tantos fueron heridos. El impacto fue inmenso en una comunidad que contaba con menos de 5000 miembros.


Album d’honneur de tous les Français résidant au Mexique partis pour la France, 1914-1919, http://www.mexicofrancia.org/sitio/ES/libros2.php?id=34

¿Por qué partieron? ¿Qué representación de la Patria tienen los franceses que partieron de México a la Primera guerra mundial?

El contexto de su partida se enmarca entre un conflicto mundial y la inseguridad e inquietud que creaba la revolución mexicana.

La reflexión se articula a partir de la interrogación sobre la metamorfosis de un hombre que se enfrenta a la muerte, la metamorfosis del emigrante que regresa a defender una patria que está “ausente”. El el paso de emigrante a poilu a través del bautismo de fuego tras el alistamiento y la preparación en los cuarteles donde tiene lugar el tránsito transformador. Otro punto es el “sufrimiento” familiar, la memoria de la guerra en los retornados tras el conflicto, la desconfianza de los “franceses” frente a los “americanos” en el seno del ejército francés.

Las iglesias, el servicio militar (presión del estado), las ceremonias cívicas, la prensa, las escuelas de la colonia francesa, forman parte de los mecanismos que estructuran un proceso de interiorización de los sentimientos que materializan una cultura de la guerra compartida por los poilus mexicains.

Número de franceses que partieron a la guerra y porcentaje con respecto a la colonia francesa de México

1914: 934, 82,4% (agosto: 531, 46,8%; septiembre: 347, 30,6%; octubre: 41, 4,1%; noviembre: 8; 0,7%; diciembre: 1, 0,1%)

1915: 137, 12,1%

1916: 49, 4,3%

1917: 9, 0,8%

1918: 5, 0,4%

Principales regiones de nacimiento de Poilus mexicains

Provence-Alpes-Côte d’Azur: 50%

Ile-de-France: 8%

Aquitaine: 8%

Otras regiones: 23%

México: 11%

Perfil de edad de los Poilus mexicains

20-28 años: 53%

29 a 34 años: 26%

35-41 años: 17%

41 a 48 años: 4%

Lugar de procedencia de los Poilus mexicains

Cidad de México: 617

Guadalajara: 105

Puebla: 54

Jalapa: 23

Morelia: 55

Veracruz: 13

Orizaba: 38

Saltillo: 9

Lugar de residencia de los insumisos identificados

Ciudad de México: 123

Veracruz: 33

Orizaba: 20

Jucaltepec-San Rafael: 84 (casi la totalidad de una comunidad formada a partir de un falasterio y que desarrollan un concepto de patria diferente)

Total de México: 385

Présentation du livre: Adriana Valobra y Mercedes Yusta (eds.), “Queridas camaradas. Historias iberoamericanas de mujeres comunistas”, Buenos Aires, Miño y Dávila, 2017

Séance Séminaires HIMEPOL-ALHIM

Présentation de l’ouvrage

Adriana Valobra y Mercedes Yusta (eds.), Queridas camaradas. Historias iberoamericanas de mujeres comunistas, Buenos Aires, Miño y Dávila, 2017

La profesora Mercedes Yusta abre la presentación explicando que el origen de este libro se encuentra en la celebración, en 2013, de un coloquio sobre género y antifascismo en la Universidad de La Plata. A lo largo de los intercambios y conversaciones que tuvieron lugar durante los días de trabajo, se impuso inmediatamente como una evidencia que el estudio de las organizaciones femeninas en el comunismo, y en particular en el comunismo iberoamericano -incluyendo a España y Portugal-, era en gran medida un vacío historiográfico.

A partir del estudio de varios casos individuales y nacionales, principalmente centrados en las décadas de los años 1930 y 1940, se pudo observar que había rasgos comunes a la movilización de las mujeres antifascistas y comunistas -las cuales no se superponen totalmente- en diferentes países. En particular, algo que llamó poderosamente nuestra atención fue la especificidad de un discurso antifascista dirigido a las mujeres, por tanto con un marcado sesgo de género; así como la manera exitosa en la que las mujeres antifascistas lograban articular organizaciones femeninas de masas cuya transversalidad no encuentra equivalente, según la opinión de la profesora de la Université de Paris 8, en las organizaciones antifascistas masculinas.

La cuestión era que ni la historiografía del comunismo, ni la del feminismo se habían interesado por estas movilizaciones femeninas, a pesar de que fueron movilizaciones de masas que lograron reunir a un número muy importante de mujeres y que debían ser interpretadas en el marco de la estructuración de un poderoso movimiento de mujeres y feminista durante el primer tercio del siglo XX. De hecho, se pudó comprobar en este primer encuentro tanto las trayectorias de mujeres y organizaciones que circulaban del feminismo al antifascismo en varios países, como también la circulación de discursos, en particular un discurso pacifista y maternalista que se había gestado en la matriz del pensamiento feminista para luego venir a irrigar los discursos de género del antifascismo femenino.

Nadia Tahir, Mercedes Yusta y Adriana Valobra en el Colegio de España

La escala transnacional también apareció, a partir de estos estudios, como la escala pertinente para comprender la forma en la que las mujeres antifascistas, principalmente las comunistas, a las que solía corresponder la iniciativa, constituían sus organizaciones a nivel nacional. Así, los dos grandes momentos de reorganización de las mujeres comunistas, que se producen de forma simultanea en diferentes países (en los periodos 1934-36 y 1946-47) corresponden a la creación de dos superestructuras transnacionales, el Comité de Mujeres contra la Guerra y el Fascismo en 1934 (calificado por historiadoras como Mary Nash de “Frente Popular” en femenino) y la Federación Democrática Internacional de Mujeres en 1945. La creación de estas organizaciones da a las mujeres el impulso necesario para crear sus organizaciones a nivel nacional, algo que resulta especialmente visible en 1945: la FDIM llama explícitamente a la creación de organizaciones nacionales de mujeres en todos los países para afiliarse a la Federación, y miles de mujeres europeas y americanas (millones si creemos las cifras avanzadas por la organización) respondieron al llamamiento.

Al mismo tiempo, esta insistencia en lo transnacional no debía conducir a considerar mecánicamente que las mujeres se organizaron obedeciendo consignas de la Internacional Comunista, puesto que sobre el terreno las cosas siempre eran mas complicadas.

Para Mercedes Yusta es cierto que existió un interés por parte de la Comintern para organizar a las mujeres a nivel internacional y que tanto la organización de los años 1930, Mujeres contra la Guerra y el Fascismo, como la FDIM a partir de 1945 eran organizaciones marcadamente pro soviéticas, cuya agenda seguía en gran medida los intereses de la política interior del Kremlin. Mercedes Yusta indica que también es cierto que esto no basta para explicar las formas y modalidades de dicha organización, ni el entusiasmo con el que adhirieron a esta iniciativa mujeres que inicialmente no provenían del ámbito comunista. Y, en particular en el caso de la FDIM, era innegable que tenía una agenda feminista muy avanzada, como las propias feministas liberales se vieron obligadas a reconocer en un determinado momento.

En resumen, Mercedes Yusta insiste que resumir la amplitud y el dinamismo de dicha movilización femenina a una instrumentalización de las mujeres por parte de los comunistas es una explicación muy insatisfactoria, aunque esta instrumentalización pudiese existir en cierta medida -y de hecho es una de las grandes cuestiones que atraviesan el libro-.

Todo ello convenció a las autoras del interés de trabajar la cuestión de las organizaciones de mujeres comunistas en el ámbito iberoamericano, de manera que quedaran de manifiesto las lógicas transnacionales que se reflejaban en el ámbito nacional, así como las especificidades locales de cada organización. Sobre todo, el objetivo principal era poner de manifiesto que estas organizaciones comunistas formaban parte del movimiento de mujeres en cada país; que los lazos con el feminismo eran a menudo muy estrechos, aunque también pudieran ser ambiguos o conflictivos; y que dichas organizaciones, con sus especificidades locales, presentaban puntos comunes y estaban atravesadas por cuestiones transversales que nos parecía muy importante resaltar.

Seguidamente Merceds Yusta avanza algunas consideraciones sobre lo que puede significar escribir una historia de género de las organizaciones comunistas, sobre la influencia de los paradigmas de la guerra fría en nuestra visión del comunismo -que por supuesto también se reflejan en la historia de las mujeres comunistas-, y finalmente sobre la importancia del nivel transnacional, en particular resaltando algunos elementos de la Federación Democrática Internacional de Mujeres (FDIM) cuya importancia real ha sido ampliamente ignorada por la historiografía del comunismo. De hecho, el interés que suscita esta organización, que está injustamente ausente de la historia oficial del comunismo, ha sido uno de los motores principales del proyecto que finalmente se ha materializado en este libro.

Escribir una historia de género del comunismo, y en particular de las mujeres en el seno del movimiento comunista, presenta una dificultad doble: una ligada a la propia historia del comunismo, y otra a la lectura que desde los estudios de género y los estudios feministas se ha hecho de dicha historia. Por un lado, la cultura política comunista se podría denominar “ortodoxa”, si bien defiende la igualdad de derechos entre hombres y mujeres, no ha desarrollado un análisis específico acerca de las causas de la opresión femenina, que según un análisis marxista clásico sería una consecuencia más de la general opresión capitalista. La opresión de las mujeres en el ámbito privado, si es que suscitaba algún tipo de análisis, se asociaba al funcionamiento de la familia burguesa, siguiendo la línea interpretativa inaugurada por Engels en Los orígenes de la propiedad privada, la familia y el Estado (1884).

De esta forma, en teoría las mujeres no necesitaban una organización específica para luchar por su emancipación, puesto que ésta vendría asociada a la emancipación general del proletariado. Más bien, lo que se constató ya desde la creación de partidos comunistas nacionales en los años 1920 fue la necesidad de movilizar a las mujeres de la clase obrera en el seno de las organizaciones comunistas, y por este motivo sí se crearon organizaciones y secretariados femeninos, así como un órgano especifico en el seno de la Internacional Comunista, el secretariado femenino o  Zhetnodel, creado en 1919 por Aleksandra Kollontaï y que funcionó hasta 1930.

Sin embargo, las dificultades que se constatan en el estudio de los casos nacionales para que las mujeres pudiesen hacer oír sus reivindicaciones en el seno de las organizaciones comunistas dan cuenta del hecho de que para dichas organizaciones no existía realmente una “cuestión femenina” más allá de la necesaria lucha por la emancipación del proletariado. Son significativas en este sentido, por ejemplo, las dificultades de las que da cuenta Virginia González, dirigente sindicalista española y primera responsable del Secretariado Femenino del PCE en los años 1920, para llevar a cabo cualquier tipo de trabajo específicamente femenino.

Esta situación va a cambiar en los años 1930, con el ascenso al poder de organizaciones de tipo fascista en Europa, y más particularmente con la llegada al poder de Hitler en Alemania, que es el verdadero desencadenante de la formación de organizaciones de masas antifascistas a nivel primero europeo, y después mundial. La política de frentes fue un impulso crucial para la promoción de la actividad de las mujeres en el seno de los partidos comunistas, haciendo de ellas las impulsoras de grandes organizaciones femeninas antifascistas. Y este movimiento también llega a diferentes países latinoamericanos.

En este sentido, uno de los campos que para Mercedes Yusta todavía quedan por explorar, aunque diversos capítulos del libro han tratado de abordarlo, es la forma en la que influyen, en la creación de estas formaciones femeninas antifascistas de los años 1930, los lazos previos establecidos entre las mujeres de las formaciones de izquierdas y las organizaciones pacifistas y feministas “de la primera ola”. En muchos casos encontramos el tránsito de mujeres de unas formaciones hacia otras, así como confluencias de organizaciones en el seno de los movimientos de masas antifascistas. En el caso español, por ejemplo, una mujer tan central en la organización de las mujeres comunistas como Irene Falcón había tenido relaciones muy estrechas con círculos feministas a finales de los años veinte y principios de los treinta. Algo similar encontramos en otros casos nacionales, por ejemplo en Cuba (estudiado por Michelle Chase), a pesar de que la historiografía oficial de la Revolución ha borrado esos lazos y la tarea inicial realizada por organizaciones feministas y sufragistas para favorecer la organización de las mujeres trabajadoras y para dar pie a organizaciones que en 1960 confluirán en la creación de la Federación de Mujeres Cubanas.

Sin embargo, estas confluencias entre feminismo, antifascismo y comunismo, que nos parecen esenciales para entender como se construyen las movilizaciones femeninas de los años 1930 y 1940, son ampliamente ignoradas tanto por la historia del comunismo como por la del feminismo y, de manera mas general, por los estudios de género y feministas.

De forma general, las movilizaciones de mujeres comunistas han sido excluidas de la historia del feminismo, que a lo sumo les dedica unas pocas líneas condescendientes, caso por ejemplo del libro de Karen Offen, Feminismos europeos 1700-1950. Una historia política.

El problema que plantea Mercedes Yusta es que se plantea los movimientos de mujeres en el seno del comunismo están instrumentalizados por la Internacional Comunista, carecen de autonomía y de agencia, las mujeres actúan para favorecer unos intereses que no son los suyos como colectivo sino los del comunismo internacional. Esta visión de la movilización de las mujeres comunistas sería, según la historiadora Francisca de Haan, una consecuencia de la forma en que la guerra fría ha modelado la historiografía del comunismo, y por ende de las mujeres comunistas. Según lo que ella denomina “el paradigma de la guerra fría”, las organizaciones de mujeres comunistas, en particular las que se crean a partir de 1945, son vistas por la historiografía occidental como meros instrumentos de la política soviética; el interés que manifiestan por las cuestiones de igualdad de derechos entre hombres y mujeres, o su defensa de una agenda que se podría legítimamente considerar como feminista, no seria sino una pantalla de humo para ocultar sus verdaderos objetivos: los de defender los intereses de la Unión Soviética en Occidente. Esta visión se aplicaría en particular a la organización de mujeres más importante que se crea en el mundo después de 1945, es decir, la Federación Democrática Internacional de Mujeres.

La Federación Democrática Internacional de Mujeres es fundada en Paris, en 1945, por iniciativa principalmente de mujeres francesas y británicas – primera presidenta: Eugénie Cotton (normalienne, profesora de la EN de Sèvres, destacada científica y antigua resistente) – gran influencia en la organización de mujeres que habían estado en la Resistencia (como la secretaria, la francesa Marie-Claude Vaillant-Couturier) – presencia muy importante de mujeres comunistas (lo que hizo que desde el principio se viera a la organización como un instrumento del comunismo internacional). Sin embargo, los ejes de su actuación podrían definirse como antifascista y feminista. Tenía un objetivo doble, es decir, acabar con los restos del fascismo (y ahí se inserta el trabajo de denuncia de la dictadura franquista que llevaron a cabo de forma permanente) y defender los derechos de las mujeres como “madres, trabajadoras y ciudadanas”, en este orden

La cuestion del maternalismo lleva a la interrogación sobre la construcción de la maternidad como categoría política – la FDIM habla mucho de maternidad, la protección de los niños es un eje esencial de su actividad, pero siempre que habla de las madres lo hace como sujetos políticos y de derechos – por tanto hay una cierta paradoja entre una identidad femenina maternal que aparece como naturalizada (en particular cuando se habla de las mujeres como defensoras de la paz por naturaleza, en particular por su condición de madres reales o potenciales) y la alusión a esta condición maternal como fuente de legitimidad para actuar en el espacio publico y de derechos (algo que por otra parte es una herencia del llamado “feminismo de la diferencia” de principios del siglo XX).

La creación de esta Federación es un eje central del libro, puesto que su aparición marca una reorganización de las organizaciones de mujeres antifascistas y comunistas en todo el mundo. En muchos países de América Latina, en el exilio francés en el caso de España, se crean organizaciones nacionales de mujeres que adhieren a la Federación, que es en realidad una “organización paraguas” desde la que irradian discursos y consignas que luego son recogidos y amplificados por las organizaciones nacionales.

Si se tiene en cuenta el número de afiliadas que decía poseer, a su presencia como organismo consultivo en el Consejo Económico y Social de la ONU o a las numerosas iniciativas que ha impulsado (como la celebración del Año Internacional de la Mujer en 1975 o la adopción de la Convención sobre la Eliminación de todas las formas de discriminación de la mujer, CEDAW) la FDIM aparece ser no solo la organización femenina mas importante creada en 1945, sino también una organización con una innegable agenda feminista.

Sin embargo, a pesar de la importancia de estos elementos la FDIM, Mercedes Yusta remarca que esta organización está ausente tanto de la historia del comunismo -probablemente por ser una organización de mujeres- como de la historia del feminismo -por ser una organización procomunista, o más precisamente, prosoviética-. Es en este sentido en el que actúa según De Haan el paradigma de la guerra fría, en particular, postulando que la FDIM es una organización ideológica-(cosa que por otra parte es cierta- y que ello hace que las mujeres que militan en ella no puedan ser consideradas como feministas.

Lo cierto es que las propias mujeres de la FDIM, con Dolores Ibarruri, que ocupaba una de las vicepresidencias, a la cabeza, rechazaban el calificativo de “feministas”, que como todas las organizaciones del Movimiento obrero asimilaban a una movilización de mujeres burguesas.

Contra esa visión historiográfica de la guerra fría, las historiadoras Francisca de Haan o Michelle Chase califican el feminismo de las mujeres de la FDIM de “feminismo de izquierdas” y “feminismo de justicia social”.

En el libro Queridas Camaradas, Francisca de Haan habla incluso de un feminismo “interseccional avant la lettre” de las mujeres de la FDIM. En efecto, para estas mujeres las discriminaciones contra las que luchaban eran a la vez de género, de clase y de raza.

Una cuestión importante es la centralidad de la FDIM para la organización de las mujeres iberoamericanas, y a la inversa: la importancia de las mujeres iberoamericanas en el seno de la organización – importancia de mujeres latinoamericanas que ocuparon vicepresidencias y secretarias, como Fanny Edelman, Margarita de Ponce (argentinas), la brasileña Branca Fialho o la uruguaya Julia Arévalo (también vicepresidentas)- y la Conferencia y Congreso Latinoamericanos de mujeres celebrados bajo los auspicios de la FDIM en 1954 y 1959

Es decir, que la influencia entre la FDIM y el espacio iberoamericano es doble: la FDIM tiene un efecto estructurante en las organizaciones de mujeres comunistas a nivel nacional, y las mujeres latinoamericanas y españolas tienen una presencia muy importante en los órganos directivos de la Federación.

La profesora de la Universidad Nacional de La Plata, Adriana Valobra, a través de varias “autopreguntas”, quiere explicar la génesis y la problemática que se encuentra en el origen de este trabajo.

La primera pregunta es ¿Por qué las mujeres? El objetivo principal es la visibilización de sujetos. Hoy en día sigue siendo un problema que las historias de los partidos comunistas ignoren la organización de las mujeres que sabemos fue clave en la organización del partido. Otro objetivo es aumentar la visibilidad de las historiadoras y los resultados de sus investigaciones así como los trabajos existentes. Además este trabajo quiere  impulsar nuevas investigaciones y desarrollar el diálogo entre investigadoras e investigadores.

La segunda cuestión que se plantea es ¿por qué Iberoamérica? La repuesta es la estrecha relación que existe históricamente entre España, Portugal y las que habían sido sus colonias. Ciertas coyunturas estrecharon esos vínculos, por ejemplo, la Guerra Civil española

El periodo elegido de estudio responde a los problemas en relación a la situación de cada país y su historia. Estos problemas están en relación con la conservación de documentación y al estado de investigación y discusión historiográficas.

El trabajo ha dado resultados y discusiones abiertas como es la política de frentes como potenciadora de la organización femenina lo que matiza la mirada condenatoria, el aumento de la militancia femenina de origen proletario y medio, la ampliación del  repertorio de demandas del Partido Comunista, en particular, donde hubo alianza con feministas (Unívoco/monolítico – polivalente/heterogéneo).

Para Adriana Valobra, la existencia de directivas centralizadas implicó la existencia de un repertorio común de demandas -la carestía, por ejemplo- o la relación con movimientos de mujeres y feministas. Sin embargo, también hubo modos propios como es el caso de las relaciones con movimientos de mujeres y movimientos feministas. Se produce un distinto nivel de confrontación interno con los grupos masculinos.

En conclusión, Adriana Valobra presenta una agenda de investigación nacida de este trabajo, es decir, avanzar sobre el conocimiento de otros casos nacionales, desarrollar el trabajo en artículos comparativos y cuestionar los puntos centrales de este aporte.

Las autoras

La profesora de la Université de Caen, Nadia Tahir, tras agradecer la invitación como “discutante” a participar de la presentación del libro, indica que al leer el libro de Mercedes Yusta y Adriana Valobra, destaca las muchísimas cosas que aprendió gracias a su lectura. Nadia Tahir quiere empezar con este primer comentario porque piensa que en algunos campos de la historiografía se reconoce cada vez más el valor de la “subjetividad” para el investigador en la construcción y el análisis de su objeto de estudio y le parece que en este libro es el caso.

Como investigadora, Nadia Tahir considera que es un trabajo de edición y de colaboración muy valioso. En su opinión, si bien los libros colectivos siempre tienen como objetivo hacer dialogar artículos en torno a un objeto de estudio, aportar un panorama amplio de análisis sobre éste; en el caso del libro Queridas camaradas, este ejercicio ha sido llevado más allá. Su lectura crítica la lleva a la conclusión que tras la introducción de las dos editoras que nos permite adentrarnos en la gestación del proyecto, el texto de Francisca de Haan constituye otra introducción específica al objeto de estudio centrándose en una organización: la Federación Democrática Internacional de Mujeres (FDIM). Las dos introducciones dan las pautas que permiten seguir un hilo conductor claro que va más allá del hecho de que el libro trate de mujeres militantes de organizaciones comunistas de España y de países iberoamericanos. Los dos textos subrayan la necesidad clara de utilizar perspectivas comparativas para entender movimientos, el feminista y el comunista, que si bien tienen sus características nacionales, teniendo en cuenta el marco político, económico y social, tienen muchos elementos en común. Y es lo que subraya la lectura crítica de Nadia Tahir, a lo largo de la lectura de los artículos, a medida que cambiamos de país, y es lo que Sandra McGee Deustch con su texto termina de cerrar en una conclusión que sintetiza las coincidencias: persecución de las organizaciones comunistas en todos los países y periodos breves de “legalidad”, presencia de figuras de mujeres relevantes que no siempre son el reflejo de una realidad en cuanto a los discursos y actos en pro de la luchas por los derechos de la mujer, voluntad de enmarcar a la mujer en el rol de “madre” y “militante en la lucha de clases”, dificultad de elegir o conjugar militancia política con militancia de género; pero que también subraya las singularidades de los casos nacionales.

Para la profesora de la Université de Caen, con estas introducciones y esta conclusión, las editoras y autoras hacen un verdadero esfuerzo de pedagogía para el lector que sabe poco o nada sobre la militancia de las mujeres en el comunismo en España e Iberoamérica. Pero este esfuerzo no se limita a los textos que enmarcan los artículos sobre casos nacionales, también existe en cada artículo. Siempre que nos adentramos en un país, en una época, en una realidad, que seguimos la militancia de unas mujeres, las autoras nos dan las pautas que nos permiten entender cuáles son las características propias. Teniendo en cuenta que la introducción da las pautas relativas al marco militante con la FDIM y que por otra parte el artículo que precede ya da un complemento para poder entender cómo se han ido construyendo las redes entre mujeres y entre comunistas a lo largo de los años y de los países, la lectura avanza con la sensación de que es casi una sola persona quien escribió el libro. Nadia Tahir dice “casi” ya que es muy consciente de que no es el caso, pero con esto quiere decir que nunca había leído un libro colectivo en el cual se había logrado tan bien congeniar los distintos artículos,

La profesora piensa que es un libro muy valioso para el trabajo de la investigadora, del investigador, cuando ésta o éste se enfrenta a dificultades muy concretas a la hora de abordar un objeto de estudio sobre el cual hay poco acceso al archivo o no hay archivo. En el libro, varias autoras señalan la dificultad de avanzar en una investigación sobre organizaciones que en su gran mayoría fueron perseguidas y cuyos archivos fueron muchas veces destruidos. Además teniendo en cuenta que “la mujer” o los “derechos de la mujer” no siempre eran percibidos como un eje central de la militancia de la organización, tampoco hay tanto material.

Sobre los, objeto(s) de estudio propiamente dichos, los trabajos que componen el libro son muy valiosos para una comprensión local y global de la militancia de las mujeres y de las organizaciones estudiadas en el libro. Uno de los aspectos que sin duda son muy interesantes, y evidentemente teniendo en cuenta que Nadia Tahir trabaja sobre organismos de derechos humanos y asociaciones de víctimas en la Argentina de los últimos 40 años en las cuales militaron y militan muchas mujeres, es el vínculo entre “beneficiencia”, “militancia política” y “militancia de derechos humanos”. Ha habido trabajos sobre el nacimiento, los orígenes, las inspiraciones que llevaron a la creación de un movimiento de derechos humanos en el mundo y después en algunos marcos nacionales más específicamente. Para explicar la conformación de organizaciones sociales en defensa de los derechos humanos como Amnistía Internacional o Médicos Sin Frontera, se remonta en general a organizaciones de beneficencia, en los cuales se implicaron mucho mujeres de la burguesía a finales del siglo XIX o principios del XX, organismos confesionales como la Cruz Roja o la Media Luna Roja, organismos políticos como el Socorro Rojo, a la creación de la ONU y la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948. Ahora bien, a veces cuesta establecer el vínculo entre organizaciones que si bien comparten acciones son muy distintas en sus estructuras y sus construcciones. Tras el leer el libro Queridas camaradas, Nadia Tahir tiene la sensación de que justamente el vínculo podría ser estas mujeres militantes que no siempre lograban congeniar militancia política con militancia de género, pero que no dejaron de intentarlo cada una a su manera. Todas aportan a la difícil construcción de un campo, la lucha por la defensa de los hombres y de las mujeres, durante periodos complejos y teniendo un esfera limitada. En varios artículos se puede ver cómo emergen los reclamos por los derechos de la mujer en general luchando por un espacio dentro de luchas más globales, percibidas como más importantes por los actores (hombres) de la época, y vemos cómo a pesar de numerosas dificultades logran mantenerse diría, para algunos reclamos hasta el día hoy : igualdad de salario, reclamo por la baja por maternidad (en una caso se habla de tres meses antes del parto y tres meses después), igualdad de posibilidades y derechos en el marco político y social.

Nadia Tahir y Mercedes Yusta

Otro elemento que menciona Nadia Tahir es la vitalidad de las mujeres mencionadas en este libro, hacho que se percibe sobre todo en la cantidad de publicaciones presentes en muchos países. Si bien no todas publicaban lo mismo, si bien algunas podían estar muy, demasiado, enmarcadas en el discurso político construyendo por el Partido calcando las pautas de la Unión Soviética, estas publicaciones (revistas, boletines, periódicos), fueron claramente un espacio fundamental para la construcción de sus reclamos a largo plazo.

Sobre el caso de Argentina, uno de los cuestionamientos que aparecen tras la lectura del libro, concierne el primer gobierno peronista (1946-1955) que tenía claramente un calado anticomunista y el comunismo estuvo muy perseguido. Sin embargo se menciona que tras el golpe de 1930, las mujeres de muchos bandos políticos se unieron baja una misma bandera para reclamar como “madre” y “ciudadanas”. Nadia Tahir se pregunta, si hay rastro de esto o si es una posibilidad que no se planteaba, si algunas militantes comunistas con el discurso peronista, quizás “pseudofeminista” sin querer hacer un anacronismo o pecar por ignorancia, no tuvieron la tentación de entrar en las filas peronistas.

Para la investigadora de la Université de Caen, el hecho de que hubiese figuras femeninas importantes del Partido Comunista o de otras organizaciones en un país, no significaba que los reclamos por los derechos de la mujer estuvieran en primera plana o se suplantaran a los reclamos por la lucha de clase. En el artículo de Mercedes Yusta con la figura conocida y más que reconocida de Dolores Ibárruri, la Pasionaria, esto es bastante evidente, pero es algo que se lee en otros artículos, entonces ¿esto es una característica perceptible sobre todo en organizaciones comunistas o es algo que sencillamente se construyó dentro de una cultura política global? Esta pregunta, aunque esté fuera del marco de las organizaciones comunistas, es pertinente ya que a lo largo del libro en momentos puntuales se mencionan lazos entre las comunistas y mujeres vinculadas a otros partidos políticos u organizaciones sociales a la hora de militar por cuestiones género. La idea es ampliar la perspectiva para saber si hay un marco “supranacional” que influye en la cultura política de los países a la hora de integrar a las mujeres en política.

Para finalizar, Nadia Tahir,  admite que cuando se le propuso participar a la presentación del libro, lo primero que pensó es si podría producir una lectura crítica interesante sin caer en una serie de tópicos en cuanto a la militancia de las mujeres en un partido político y en cuanto a la militancia feminista. Inmediatamente admite que pensó enseguida que tenía que deshacerse de todo lo que circula en la actualidad entorno a reclamos feministas o por los derechos de la mujer. Siendo el mes de marzo y con la circulación de las imágenes que se han visto el 8 de marzo en Argentina o España, por ejemplo,  sabía que iba a ser un reto complicado. Sin embargo, a medida que Nadia Tahir avanzaba en la lectura del libro, se dio cuenta de cuánto se necesita relacionar lo que figura en este libro con la actualidad.

En efecto, si bien muchas feministas/mujeres que militan y/o manifiestan en las calles en la actualidad son conscientes de que sus luchas se enmarcan dentro de un camino que empezaron a recorrer otras mujeres hace ya un tiempo, la cobertura mediática tiende a dejar de lado estos vínculos o a limitar la referencia al pasado a algunas figuras. En el caso francés, Nadia Tahir hace referencia a la figura de Simone Veil. Con este ejemplo, vemos cómo los discursos políticos, el de la presidencia, el gobierno y muchos partidos políticos mayoritarios, caen en esta facilidad: mencionar, reconocer y/o homenajear a algunas mujeres ilustres basta para decir que los derechos de la mujer forman parte de la agenda política. Esto también ocurrió en España o países iberoamericanos en el siglo pasado. Con esto Nadia Tahir no quiere decir que no hay que hablar, mencionar, reconocer u homenajear a figuras de mujeres ilustres, pero lo que demuestra el libro Queridas camaradas es que las luchas de las mujeres, las luchas feministas, en un partido político y en sociedades convulsas como las que se mencionan en este libro, son construcciones mucho más complejas que implican a un panel muy amplio y diverso de mujeres.

Séance Séminaire ALHIM: “Evolución histórica de la imagen de las religiones africanas en la sociedad cubana: Siglos XIX-XX”, Armando Perryman Figueroa (Universidad Carolina de Praga)

Séminaire ALHIM

Evolución histórica de la imagen de las religiones africanas en la sociedad cubana: Siglos XIX-XX

Armando Perryman Figueroa (Universidad Carolina de Praga)

Vicente Romero y Armando Perryman

El tema que voy a tratar tiene que ver con ideas que en los últimos años me vienen dando vueltas. Partiré reflexionando sobre cuestiones conceptuales como la Nación o Nacionalidad. Ambos son conceptos que están en constante movimiento, y no acabados ni consolidados. Sin embargo en Cuba tenemos tendencia a verlos como algo ya resuelto, acabado.

Walterio Carbonell, en su ensayo Cómo surgió la Cultura cubana (1961), https://www.revista.ecaminos.cu/article/como-surgio-la-cultura-nacional/ establece un paralelo con los procesos correspondientes en Francia y otros países europeos: En Cuba, hace cinco siglos unos se consideraban españoles y no cubanos. En ese entonces y hasta las independencias, la contradicción social era entre hacendado [cubano como propietario en la Isla] y esclavos [cubanos producto de un desenraizamiento].

http://www.afrocubaweb.com/walteriocarbonell.htm

I

El tema a tratar hoy está relacionado con los estereotipos y prejuicios hacia las religiones afrocubanas durante los siglos XIX y XX. Muchas veces el reflejo de una imagen provoca un prejuicio: una actitud negativa con respecto a algo. Es una relación entre algo cognitivo (idea) con el sentimiento (afectivo) y las conductas (discriminación) correspondientes. Esto en una dialéctica persistente, pues a pesar de haber desaparecido el hecho, las conductas, lo afectivo y las ideas se siguen manteniendo en forma de reminiscencias. Algunos ejemplos.

Al negro se le achaca de falta de inteligencia, de perspectiva, de higiene; de ser bestia sexual, seductoras naturales, instintivos, mejor dotados sexualmente que los blancos. Esto último en particular, es explotado por la pornografía. Todo esto, que persiste incluso de modo inconsciente, tiene una matriz racista, venga del otro o del negro mismo. En su poema “Negra fuló” el brasileño Jorge de Lima grafica, muy a propósito, algunos de los razgos que serían “innatos”, que se encarnarían en esta “raza”. Para mí,  en este poema está latente la historia de la esclavitud, que podemos decir es aún de fresca data.

Veamos lo que sucedía en Cuba en el siglo XIX. Durante ese siglo se produjo el pico de la industria azucarera y el incremento de la explotación de los esclavos en la Isla. En ese entonces, los hombres blancos casados con mujeres blancas comúnmente tenían como amantes a negras y mulatas, porque legalmente no podían casarse con éstas. [Dicho impedimento había sido establecido por la por la Iglesia]. Estos impedimentos a su vez derivaban en limitaciones de hecho para el placer sexual de las mujeres blancas, a quienes “una negra” terminaba robándole a su hombre blanco. Ciertamente, las religiones africanas [afrocubanas] no imponían a las negras ninguna limitación.

Veamos lo que sucedía en Cuba en el siglo XIX. Durante ese siglo se produjo el pico de la industria azucarera y el incremento de la explotación de los esclavos en la Isla.La Revolución de Haití paradógicamente transformó a Cuba, produciéndose en ésta un incremento de la explotación esclavista y de la trata de esclavos.  Entre 1520-1762 ingresaron a la Isla 64,000 esclavos. A partir de 1779 fue decretada la libre inserción de esclavos. Desde entonces y hasta 1841 fueron internados 568,000 esclavos. Producto de esas circunstancias, en 1873 había más de un millón de esclavos en Cuba.

El miedo al negro devino el fantasma de los hacendados en Cuba. Era constante su  preocupación por lo que podía resultar desde el plano social, por la entrada de tantos negros a Cuba. Francisco de Arango y Parreño [quien vió la Revolución de Haití como el momento propicio para transformación de Cuba en favor de la industria azucarera], dueño del ingenio azucarero Las Ninfas, se refirió al negro como “un peligro” para el futuro de Cuba. En un momento, la población negra había superado a la blanca. José Antonio Saco manifestó la necesidad del blanqueamiento de la población de la Isla.

Armando Perryman en la Université Paris 8

II

En el siglo XIX los blancos ostentaban el poder físico, intelectual y simbólico. Estaban  convencidos de la supremacía de lo blanco, y a partír de esta convicción imponían, lo que Martí denominó, la línea de raza.

$A los negros, lo que les queda es “estirar” la línea de raza , para hacer frente a los que les denigran y dando así respuesta a la pregunta despectiva: “¿Porqué estás aquí si no te corresponde?”. Las religiones africanas no eran aceptadas en la sociedad : si la ropa molesta, la religión aún más.

En Cecilia Valdés ([1839] 1882), https://www.ecured.cu/Cecilia_Vald%C3%A9s_(libro) la gran novela del siglo XIX, el personaje principal será quien intentará pasar esa línea. Otros negros buscaron su propio espacio [pero propiciando un espacio abierto].

[Durante la época de las guerras de independencia] los blancos ostentaban el poder físico, intelectual y simbólico. Como decíamos en un inicio, en la colonia [española] la contradicción fundamental era hacendado-esclavo, no hacendado-metrópoli.

Cecilia Valdés, en la gran novela del siglo XIX, [el personaje principal] será quien pasará la línea. Como les apretaron con una línea de raza, los negros buscaron su propio espacio [pero propiciando un espacio abierto].

Los juegos Abacuá eran hermandades entre hombres. El primero de ellos se creó en Regla, en el borde este de la Bahía de La Habana, hacia 1830. Fue fundado por negros de Guinea. En estas hermandades  los juegos eran a su vez pruebas de valentía, honestidad, …. Desde las hermandades Abacuá sin embargo se produjo la apertura para instaurar “un juego de blancos”.

La Iglesia en Cuba tuvo una característica diferente a las del resto de América Latina. El Patronato -el poder civil- tenía ingerencia sobre ella. Por esta razón los negros tuvieron dificultades para tener un espacio dentro de la institución eclesiástica, y las religiones africanas tuvieron todas las dificultades que tuvieron los africanos. En esas circunstancias, y – no me gusta llamarles culto sincrético – los africanos tuvieron que disfrazar a sus dioses para poder mantener sus religiones. Un solo caso baste como ejemplo: San Lázaro es Babalú Ayé.

En el período colonial, en las plantaciones, los negros iban a bailar al batey. Esto era visto como “cosa de negros”. La exclusión de los negros por la institución eclesiástica se mantuvo también luego de la Independencia cubana. Durante 450 años no se formó ningún sacerdote negro, ni mulato. Para entrar como sacerdote existía la exigencia de la “pureza de raza”. En 1942 solamente será ordenado el primer sacerdote negro en Cuba.

III

Las religiones negras siguieron siendo consideradas cosas de negros hasta los años 80 del siglo XX.

Sin embargo es interesante constatar la impliciacón de los negros en las guerras de independencia. En cuanto Carlos Manuel de Céspedes dio la libertad a sus esclavos, estos inmediatamente participaron en la guerra de independencia. En el siglo XX se incorporaron a la república portando un sentimiento de igualdad. Pero para los blancos esto había que pararlo. Los altos cargos en el ejército y las instituciones republicanas son ocupados por los blancos, muy pocos por los negros.

Debido a esta situación, en 1912 se produjo el levantamiento de los negros y mulatos [en el Oriente], levantamiento conducido por el Partido de los Independientes de Color. El presidente cubano de entonces ordenó la represión.

Tres años antes, en 1909 habían arrestado a varios “brujos” cuando celebraban una reunión secreta para curar a una mujer enferma. Entonces, la población [blanca] estaba alarmada, [entre otras razones] por la profanación de tumbas por “negros brujos” que robaban huesos humanos para sus “casuelas”. Se trató de información falsa, tal como lo demostró la investigación. En 1904, una joven blanca fue encontrada muerta en su casa. Algunos vecinos dijeron “Vimos a un negro, dando vueltas por ahí…”. Apresaron a Tin Tan. A pesar de que fue probado que él no estaba ahí en el momento de su muerte, lo acusaron de violación. Tin Tan murió ahorcado en su celda. 

Algunos ritos africanos sin embargo tienen su correspondencia con lo que simbólicamente se mantiene de los ritos ancestralmente paganos. En tal sentido, los practicantes de estos ritos encuentran una cierta correspondencia con algunos aspectos del ritual católico, por ejemplo, con el ritual que hace referencia a la sangre como energía.

IV

Todo esto, esta polaridad y exclusión total del negro] cambia a partir de los años 1930. Para este cambio, desde el terreno de las investigaciones contribuyeron Fernando Ortiz, Lydia Cabrera y Natalia Bolívar -los tres de clase media blanca.

Pero este cambio, como vimos, lo habían preparado los propios negros desde un siglo atrás, con su espíritu de apertura al blanco. Ahora no podemos decir que las religiones afrocubanas sean religiones de negros, hoy los practicantes tinene cualquier color de piel. Y un ejemplo de esto  puede ser la creación de un juego Abacuá de blancos en el siglo XIX, aunque los abacuás no son propiamente organizacions religiosas.

Notas tomadas por Vicente Romero

Les Cahiers Alhim (Amérique latine Histoire et Mémoire) n° 36

1re de couverture du numéro 36

Les Cahiers Alhim  (Amérique latine Histoire et Mémoire), de l’Université de Paris 8, viennent de publier, sous la direction de Vicente Romero (Université de Paris 8) y
Arauco Chihuailaf (Université de Paris 8) :C

Les peuples indigènes de “Nuestra América” au XX siècle

https://journals.openedition.org/alhim/6440

_____________________________________________________________________

Publicación de Les Cahiers Alhim  (Amérique latine Histoire et Mémoire) de la Universidad de Paris 8, bajo la dirección de Vicente Romero (Université de Paris 8) y Arauco Chihuailaf (Université de Paris 8) :


Los pueblos indígenas de “Nuestra América” en el siglo XX

https://journals.openedition.org/alhim/6440

Séance Séminaire ALHIM: “Notas sobre el nacimiento de la democracia directa moderna en dos textos de V. Considerant y M. Rittinghausen”, Diego Gallardo López (Universidad Diego Portales de Santiago de Chile)

Vicente Romero y Diego Gallardo López en la Université Paris 8

Notas sobre el nacimiento de la democracia directa moderna en dos textos de V. Considerant y M. Rittinghausen

Diego Gallardo López, estudiante de Magíster en Pensamiento Contemporáneo de la Universidad Diego Portales de Santiago de Chile

La presente comunicación comporta un seguimiento del trabajo de investigación realizado en mi tesis de licenciatura en filosofía (dirigida por los profesores Álvaro García San Martín y Alejandro Madrid Zan en la Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educación, en Santiago de Chile). Estará, por tanto, centrada en este aspecto y no en su acogida y evolución en Chile, conforme a los trabajos de investigación de este último mes durante mi estadía en París.

La teoría del contrato social de Rousseau, mediante la constitución de la “nación” como un cuerpo abstracto del “pueblo” apuntaba a superar el estado de naturaleza de la sociedad. Al hacerlo, intentaba substituir las dos clases realmente existentes en la sociedad, disolver la dialectica de fuerzas en pugna, dialéctica que era afirmada como un esquema alternativo, por ejemplo, desde Proudhon y el anarquismo. Lo era pues, según este último, la propiedad y la ausencia de propiedad transformaba el orden social en un campo de batalla políticamente reorganizado desde la Revolución Francesa de 1789.

I. El campo del socialismo francés nacería constituido por dos ideas antagónicas:

– La basada en la propiedad, que postulaba que la diferencia entre las clases se resolvía políticamente mediante la igualdad y la figura de la libertad ciudadana, haciendo posible la “fraternidad” entre las clases. Saint-Simon, Fourier, Leroux, Blanc y Considerant figurarían entre los representantes de esta idea.

– La basada en la fáctica igualdad económico-social que, recogiendo la experiencia de lo que podemos llamar el “pueblo histórico”, postulaba que sólo la igualdad en la posesión de bienes permitirá la libertad y la abolición de relaciones de servidumbre. Con la comunidad de bienes (o la propiedad individual universal de los medios que permiten la subsistencia de cada quien) sería posible, a su vez, la fraternidad. Babeuf, Maréchal, Blanqui, Cabet, Lamennais y Proudhon, con todas sus diferencias, figurarían como los heterogéneos representantes de esta idea.

Hacia 1850, desde la corriente basada en la propiedad, y para hacer frente a las teorías contragubernamentales anarquistas y antipropietarias comunistas, emergerían las teorías de la democracia directa moderna, formuladas por Moritz Rittinghausen (La legislación directa por el pueblo o la verdadera democracia) y Victor Considerant (La solución o el Gobierno directo del Pueblo universal).

II. Para los primeros socialistas, 1789 fue una revoluciòn inacabada. Ésta habría llevado a cabo la supresión meramente política del feudalismo, conquistando la igualdad civil o ciudadana, pero con esto la revolución “no hizo más que la mitad de su obra” (Proudhon), puesto que en el terreno económico-social se habría mantenido la diferencia de clases y sus luchas. La idea jurídico-política de pueblo de los distintos contractualismos intentaba negar la realidad de los opuestos, negar al “pueblo histórico” que no constituía, en efecto, toda la sociedad, sino su parte más grande y numerosa.

III. Para los pensadores del “pueblo histórico” se imponía la tarea de proseguir la Revolución aboliendo la propiedad mediante una nueva revolución, esta vez de carácter social. Esto constituiría “la democracia pura, la igualdad sin mancha” (Babeuf).

Considerant, en su Manifiesto político y social de la democracia pacífica (1843), consideraba que el principio revolucionario antipropietario era expresión de una concepción “retrógrada” de la democracia, todavía atada a los principios feudales de la guerra y la violencia. La alternativa a esta concepción democrática “retrógrada” sería, para Considerant, la “democracia pacífica”, “progresiva”, “verdadera”, que, salvando el derecho de propiedad y el principio gubernamental, tomará la forma, después de las revoluciones europeas de 1848, de una democracia directa. Este camino no revolucionario para completar la revolución de 1789 se basaría en el principio de asociación industrial voluntaria desarrollado largamente por Fourier, y cuyo foco estaba en la suspensión de las luchas de clases mediante la armonización de los tres elementos productivos: el Capital, el Trabajo y el Talento. En correspondencia con estas ideas se hallaban varios textos de Leroux y Blanc.

IV ¿Cuál fue el recorrido de la democracia moderna que condujo a la democracia directa?

La primera fue fruto del abandono total del mundo feudal. El socialismo se planteó proseguir con el abandono total del régimen feudal democratizando el nuevo orden. Para algunos, el mecanismo de desactivación de la falsa representación fue la autonomìa (Proudhon y Lamennais).

En ese contexto, al finalizar el año de 1850, Rittinghausen y Considerant darán nacimiento al discurso de democracia directa para dar continuidad a la hipótesis de la democracia pacífica; para brindar una solución a la condición de servidumbre política del ciudadano moderno (la representación); para salvar al derecho de propiedad; como una defensa implícita del principio de gobierno cuando el pueblo ha devenido “ingobernable” (Considerant) y se ha puesto “fuera de la ley” (Marx); pero también contra el sistema de representación como un “cuerpo particular extraño”, mediante un sistema político directo, mediante la representación y el gobierno directo del pueblo, a través de un programa muy preciso, que en resumidas cuentas consiste en asambleas locales para decidir sobre las leyes de interés particular y nacional, asambleas organizadas por presidentes seccionales, realizándose votaciones y luego un cómputo total de lo votado y decidido en los nivels locales, regionales y nacionales hasta llegar a la escala de un Ministerio de Estado, estableciendo a la vez como un principio la revocabilidad del electo y de los funcionarios del dicho ministerio.

V. La dificultad para ejecutar un programa de democracia directa manteniendo la propiedad fue puesto en evidencia por los pensadores del “pueblo histórico”. Para éstos, las teorías de la democracia directa nacerían como un dispositivo de reorganización del mundo para juntar armónicamente a clases antagònicas mediante la noción abstracta de “ciudadanía” en la “asamblea local”. Esta pretensión fue criticada, entre otros, por Proudhon en La idea general de Revolución en el siglo XIX (1851), proponiendo como alternativa la anarquía y la abolición de la propiedad y del gobierno.

VI. La necesidad de estudiar este tema emergió debido a la importancia acordada por muchas corrientes políticas contestatarias en América Latina a la Asamblea Constituyente como una alternativa política que, sin acudir a la violencia revolucionaria, pudiese hacer frente al neoliberalismo (mas no al capitalismo).

Notas tomadas por Vicente Romero

31.01 – 03.02.2019

APPEL A CONTRIBUTION : Les Cahiers ALHIM n°40 (deuxième semestre 2020)

Résultat de recherche d'images pour "alhim"

Appel à contribution

Pour leur  numéro n°40  (2ème semestre 2020), les Cahiers ALHIM publiés par l’Université Paris 8 invitent des chercheur.e.s issu.e.s de différents horizons à établir un état des lieux de la recherche sur     

MIGRATIONS MÉDICALES ENTRE L’AMÉRIQUE LATINE ET LE MONDE AU XIXe SIÈCLE

Sous tutelle espagnole et portugaise pendant plusieurs siècles, les pays qui composaient l’Amérique latine ont été marquées, dans les deux premières décennies du XIXe siècle, par les guerres d’Indépendance, suite auxquelles le vaste territoire latino-américain entame une période de profondes transformations qui, allant au-delà d’une reconfiguration du paysage politique et économique, concernent l’ensemble des sphères de régulation sociétale ainsi que la population civile. 

Éveillant l’intérêt international, l’Amérique latine connut alors une recrudescence de flux migratoires qui contribua à recomposer le panorama social et joua un rôle significatif dans des pays qui, comme l’Argentine ou l’Uruguay, connaissaient un important déficit de population. Si l’affluence d’étrangers issus de tous horizons  vers l’Amérique latine a été longuement étudiée depuis plusieurs décennies et que les recherches concernant l’émigration de masses vers la région sont foisonnantes, l’historiographie n’a commencé à s’intéresser que depuis quelques années à la migration des groupes ciblés. Menés par la coopération des chercheurs français et latino-américains,ces travaux ont cherché non seulement à faire jaillir le rôle joué, de manière individuelle ou collective, par des membres des élites économiques, politiques ou scientifiques européennes dans l’Amérique latine, mais aussi à mettre en exergue les circulations et les transferts de nature diverse qui ont accompagné la migration des hommes. Pourtant, nombreux sont les groupes qui restent encore peu ou pas étudiés. C’est pourquoi, ce dossier des Cahiers ALHIM, veut s’attarder sur le domaine médical et, dépassant le cadre géographique Amérique latine – Europe, vise à explorer autant le mouvement migratoire de membres de la sphère médicale internationale vers l’Amérique latine et celui des latino-américains vers divers points du globe, insistant sur les circulations,liens et contributions issues de cette mobilité mobilité médicale tout au long du
XIXe siècle. Souhaitant croiser les approches dans une perspective interdisciplinaire où l’histoire transnationale, la migration des élites ou encore l’histoire sociale de la médecine viennent s’aligner avec des tendances historiographiques de l’histoire connectée et des études sur les transferts culturels, ou de « l’histoire par le bas », ce dossier prendra en compte tout particulièrement des articles qui puissent contribuer à :

  1. Souligner l’importance cruciale des interdépendances diverses et nombreuses dans le domaine médical entre l’Amérique latine et divers points du globe et puissent mener à décentrer le regard de l’Europe comme lieu principal de naissance et de développement de la médecine du XIXe siècle et que, mettant en relief le rôle joué par l’Amérique latine et par d’autres territoires extra-européennes, puissent concourir à effectuer une relecture du panorama médical international du XIXsiècle.
  2. Mettre en exergue la dynamique circulation et le transfert de savoirs de pratiques ou de techniques médicaux entre l’Amérique latine et le reste du globe en allant au-delà de l’étude des simples déplacements des appareillages discursifs ou matériels que puissent permettre  de révéler les diverses métamorphoses, remaniements ou rejets que ceux-ci peuvent subir au cours de leur transposition.
  3. Déceler des acteurs médicaux – toutes branches de la médecine confondues – qui, loin d’avoir été des figures de renom dans la sphère médical locale ou internationale ont été considérés comme des acteurs concomitants, voire« marginaux », alors qu’ils ont joué un rôle crucial dans la médicalisation de la société et, de ce fait, aient été des rouages indispensables à la médecine au cours du XIXe siècle.
  4. Mettre en lumière l’importance et l’utilité des échecs et des revers médicaux afin de rappeler le rôle capital qu’ils ont joué dans le« progrès » de la médecine internationale au cours du XIXsiècle, qui n’est plus entendu ni associé à la notion de développement linéaire et dépourvu d’adversités.

Plusieurs angles de travail pourront être investis, dont voici quelques exemples :

  • Les parcours individuels de formation et de pratique des divers acteurs médicaux installés dans ainsi que la formation de réseaux et les liens d’interdépendance ou de concurrence qu’ils ont tissés dans le territoire latino-américain.
  • La rencontre de la médecine traditionnelle locale préexistante dans l’espace géographique latino-américain, avec la médecine occidentale ou la médecine traditionnelle d’autres points du globe.
  • L’analyse circonstanciée de l’arsenal et des interventions thérapeutiques et les médecines parallèles qui ont pu éclore en Amérique latine par la coexistence des traditions et écoles médicales hétérogènes.
  • La circulation de discours et pratiques médicales tant au niveau national, international que transnational

Les articles définitifs (30 000 signes au maximum) seront à remettre avant le 15 novembre 2020.

Après acceptation de la proposition,l’article sera soumis au comité de lecture, qui décidera de sa publication sans avoir à justifier de sa décision. Si l’article ne respecte pas la feuille de style, celui-ci sera renvoyé à l’auteur pour faire les modifications nécessaires. Les auteurs s’engagent à réserver à la revue l’exclusivité de l’article et à autoriser sa publication en ligne. En cas de plagiat, les auteurs seront tenus pour seuls responsables. Des documents sonores pourront accompagner l’article et être mis en ligne, sous réserve d’obtention des autorisations nécessaires. Dans le respect des droits d’auteur, l’intégration de photos, de photogrammes, de partitions ou de documents sonores doit s’accompagner de la demande autorisation à l’ayant droit.

NORMES DE PUBLICATION http://alhim.revues.org/2861

CALENDRIER 

 15 juin 2020 : réception de propositions

5 juillet 2020 : acceptation des propositions

15 septembre 2020 : réception des articles selon les normes de publication transmises/Évaluation et correction des articles

15 novembre 2020 : réception définitive des articles pour publication

___________________________________________________________________________

Convocatoria

Para su edición n°40 (2o semestre de 2020), la revista Les Cahiers ALHIM editada por la Universidad París 8 invita a investigadores especializados en distintas disciplinas a contribuir con sus reflexiones a realizar un inventario sobre

MIGRACIONES MÉDICAS ENTRE AMÉRICA LATINA Y EL MUNDO.  PLANTEAMIENTOS PARA UNA RELECTURA DEL PANORAMA MÉDICO INTERNACIONAL DEL SIGLO XIX

Bajo tutela española y portuguesa durante varios siglos, los países que formaban el continente latinoamericano fueron marcados, en las dos primeras décadas delsiglo XIX, por las luchas de Independencia, que dieron comienzo a un periodo deprofundas transformaciones que no solo reconfiguraron el paisaje político y económico, sino que afectaron igualmente al conjunto de las esferas de regulación social y a la población civil del vasto territorio latinoamericano. Despertando a partir de entonces un gran interés internacional, América Latina atrajo un importante flujo migratorio que contribuyá, en gran medida, ha recomponer el panorama social, jugando un rol mayor en países que, como Argentina y Uruguay, conocían un importante déficit poblacional. Si la afluencia de extranjeros procedentes de diversos continentes hacia América latina ha sido ampliamente estudiada desde hace varias décadas, tal como lo atesta la abundancia de trabajos consagrados a la migración de masas, el interés por la migración de grupos específicos es relativamente reciente. Así, desde hace un par de décadas el trabajo mancomunado de historiadores  europeos y latinoamericanos ha permitido destacar el rol jugado, individual o colectivamente, por miembros de las élites económicas, políticas o científicas europeas en América latina y a poner en relieve las numerosas y diversas circulaciones y transferencias que acompañaron la circulación de hombres pertenecientes a grupos específicos. Sin embargo, muchos son los grupos poco o raramente estudiados. Por esta razón la revista Cahiers de l’ALHIM desea consagrar este dossier al ámbito médico y, sobrepasando el contexto América latina – Europa, pretende explorar tanto el movimiento migratorio de miembros de la esfera médica internacional hacia América latina como el de latinoamericanos hacia diversas regiones del globo, resaltando lascirculaciones, relaciones y contribuciones resultantes de ese movimiento migratorio  a lo largo del siglo XIX. Deseando cruzar  los enfoques en una perspectiva pluridisciplinaria, donde la historia transnacional, la migración de élites y la historia social de la medicina estén alineadas con tendencias historiográficas como la Historia conectada, los estudios sobre las transferencias culturales, o la historia desde abajo, este dossier tomará en cuenta, particularmente, artículos quepuedan contribuir a:        

  1. Subrayar la importancia crucial de las diversas y numerosas interdependencias existentes en el ámbito médico entre América latina y diferentes zonas geográficas y que, descentrando la mirada de Europa como punto  central del nacimiento y desarrollo de la medicina del siglo XIX, puedan poner de manifiesto el rol jugado por América Latina y por otros territorios extra-europeos en la medicina internacional de la época, colaborando así a efectuar una re-lectura del panorama médico internacional del siglo XIX. 
  2. Destacar la dinámica circulación y el traslado de saberes, de prácticas o de técnicas médicas  entre América latina y el resto del globo, yendo más allá del estudio de simples desplazamientos de mecanismos discursivos o materiales que sirvan a revelar las metamorfosis,   remodelaciones o los posibles rechazos que éstos pudieron haber tenido durante su transposición.
  3. Identificar los actores médicos – pertenecientes a todas las ramas de actividad médica – que, lejos de haber sido reconocidas figuras de la medicina local o internacional, fueron considerados como actores concomitantes, e incluso marginales, aunque hayan jugado un rol crucial en la medicalización de la sociedad y, por la tanto, hayan sido piezas indispensables a la medicina en el curso del siglo XIX.
  4. Ilustrar la utilidad de los fracasos y reveces médicos a fin de resaltar el papel capital que jugaron en el progreso de la medicina internacional durante el siglo XIX, que no es más entendido ni asociado a la noción de desarrollo lineal y desprovisto de adversidades.

Diversos perspectivas de trabajo podrán ser abordadas, como por ejemplo :

  • Las trayectorias individuales de formación y de prácticade los múltiples actores médicos instalados en América latina y la formación de redes y relaciones deinterdependencia o de concurrencia que construyeron en el territorio.
  • El encuentro de la medicina local preexistente en el espacio geográfico latinoamericano con la medicina occidental o con lamedicina tradicional de otros lugares del globo.
  • El análisis detallado del arsenal y de las intervenciones terapéuticas y las medicinas paralelas que pudieron emerger en América latina por la coexistencia de tradiciones y escuelas médicas heterogéneas.     
  • La circulación de discursos y de prácticas médicas tanto a nivel nacional e internacional como transnacional.

Los artículos definitivos (30 000 signos máximo) deberán ser enviados antes del 15 de noviembre 2020.

Una vez aceptada la proposición, el artículo será evaluado por el comité de lectura que decidirá de su publicación, sin tener quejustificar su decisión. En caso de no respeto de las normas de publicación, el artículo será reenviado al autor para que éste realice las modificaciones necesarias. Lo autores se comprometen a reservar a la revista Cahiers ALHIM la exclusividad  de su artículo y autorizan su publicación en línea. En caso de plagio, los autores serán considerados únicos responsables. En el marco del respeto a los derechos de autor, documentos sonoros podrán acompañar el articulo y ser publicados en línea acondición de que el autor obtenga las autorizaciones correspondientes, así como también será el caso de la integración de fotos, fotogramas o partituras que acompañen los artículos.  

NORMAS DE PUBLICACIÓN http://alhim.revues.org/2861

CALENDARIO :

15 de junio de 2020 : recepción de propuestas

5 de julio de 2020 : aceptación de propuestas

15 de septiembre de 2020 : recepción de los artículos enacuerdo con las normas de publicación transmitidas/Evaluación et correcciónde los artículos

15 de noviembre de 2020 : recepción definitiva de los artículos para su publicación

Journée d’études: “Espaces de socialisation en Amérique latine (XIXe-XXIe siècles)”, 7 décembre 2018

Résultat de recherche d'images pour "Université paris nanterre CRIIA"

Journée d’études

7 décembre 2018

Espaces de socialisation en Amérique latine (XIXe-XXIe siècles)

 Coordination : Dalila Chine Lehmann (Université Paris Nanterre) et Paola García (Université Paris Nanterre)
Lieu:  Salle séminaire 2, bâtiment Max Weber (bât. W)
Université Paris Nanterre
Horaire: 9h30-16h00

09h30–10h00 Accueil

TABLE I : Modératrice : Dalila Chine Lehmann (Université Paris Nanterre)

10h00–10h20 Marie Lecouvey (Université Paris Nanterre) : « Instituciones educativas y herencia de la sociedad de castas en el México independiente : estudios de casos »

10h20–10h40 Enrique Fernández Domingo (Université Paris 8 ) : « Desarrollo y estructuración del círculo higienista en Chile (1880-1910) »

10h40–11h00 Jessica Torres Quiroga (Université P aris 8) : « L’altérité comme mode de socialisation dans la Banda Oriental »

11h00–11h20 Estelle Amilien (Université Paris Nanterre) : « La prensa satírica en Iquitos (Loreto, Perú) a inicios del siglo XX , entre socialización y exclusión »

11h20 Débat

 TABLE I I : Modératrice : Paola García (Université Paris Nanterre)

14h30–14h50 Jéssica Retis (California State University Northridge) : « El rol de las asociaciones en los procesos de socialización de las comunidades Nikkei en entono surbanos de Sao Paulo y Lima »

14h50–15h10 Javier Pérez Siller (Benémerita Universidad Autónoma de Puebla) : « Migración y sociabilidad : los franceses en México »

15h10–15h30 Tiphaine Duriez (Université Lumière Lyon 2) : « S’inscrire dans le déplacement. ‘Ethnographied’ un processus de socialisation »

15h30 Débat

16h Clôture

Contacts:  Dalila Chine Lehmann dlehmann@parisnanterre.fr et Paola García pgarcia@parisnanterre.fr

Séance Séminaire ALHIM: Entre la patria refundacional y la patria en construcción. Los museos del Bicentenario en Argentina y México, Camila Perochena (Universidad Nacional de Rosario-Universidad de Buenos Aires)

Vendredi 30 novembre 2018

Entre la patria refundacional y la patria en construcción. Los museos del Bicentenario en Argentina y México

Camila Perochena (Universidad Nacional de Rosario-Universidad de Buenos Aires)

Camila Perochena presentó en el marco del seminario ALHIM su trabajo de tesis en curso y que trata sobre los usos políticos del pasado y las batallas por la historia en el caso del Museo del Bicentenario de Argentina y la exposición “México 200 años. La patria en construcción” de  México.


Camila Perochena à Paris 8

Sus ejes de cuestionamiento son los siguientes:

  • Formas de posicionamiento frente a otros partidos políticos, sindicales, medios decomunicación, crimen organizado, …
  • Conflicto o consensos políticos
  • Formas de articulación del pasado, el presente y el futuro.

Las fuentes utilizadas se estructuran a partir de:

  • Discursos presidenciales
  • Museos
  • Monumentos
  • Rituales y celebraciones
  • Entrevistas

Es una proposición de trabajo a partir de una comparación “por contraste”:

Similitudes:

  • gobiernos que marcan una continuidad respecto de la vocación refundacional de lospresidentes anteriores, es decir, Néstor Kirchner y Vicente Fox
  • gobiernos que celebran los bicentenarios

Diferencias:

  • populismo y “giro a la izquierda para el caso argentino
  • “panismo”liberal-conservador para el caso mexicano

Clave política: conflicto e identidades políticas

Cristina Fernández de Kirchner: la política como radicalización

Tras el conflicto con la Campora en 2008 tiene lugar un giro populista del gobierno, una radicalización política y una polarización del espacio políticofrente al sector agroexportador, los medios de comunicación, el poder judicial y los sindicalistas. Se apela al uso del pasado a partir de los antagonismos del presente. La identidad política del gobierno se basa en la continuidad y la refundación del peronismo. Tensión presente en el discurso y la recuperación del pasado. Hay un intento deliberado de reescribir el pasado que sematerializa como un campo de batalla política donde rastrear los conflictos del presente. Propuesta de “elaboración de un nuevos relato”, “escritura de unanueva historia, la verdadera y no la falsificada” en el marco de una batalla cultural. Cristina Fernández de Kirchner usó la historia en un 55% de sus 1.500 discursos oficiales.

Felipe Calderón: la política como reconciliación

Moderación en relación con el proyecto de Vicente Fox. Propuesta de una política reconciliadora, de alianza y diálogo con la oposición. Se considera al PRI como un pilar de la gobernabilidad del país. El enemigo es el crimen organizado. La tensión se materializa entre la tradición conservadora y católica y la línea liberal del PAN. Se evita abrir la batalla del pasado. No se propone una revisión de la “historia oficial”. Felipe Calderón usó la historia en un 25% de sus 2.500 discursos oficiales.

Museos

Son impulsados por el poder ejecutivo dentro de una “inflación patrimonial”creada por los Bicentenarios. Los museos exhiben lo que se busca recordar, celebrar, olvidar y denostar a través de las representaciones, los recursos estéticos, los actores vinculados a los guiones museísticos y los discursospresidenciales.

Museo del Bicentenario

Es inaugurado el 24 de mayo de 2011 en la antigua aduana de Buenos Aires,un edificio de 1855. Hay una involucración personal de Cristina Fernández de Kirchner en su creación. Los ejes museográficos se articulan alrededor de un guion histórico que va de 1810 a 2010 con 14 salas donde se exponen videos y objetos,y un guion artístico formado por cuadros realizados por pintores argentinos yel mural “Ejercicio plástico” de David Alfar Siqueiros.

Las cuatro primeras salas están dedicadas al siglo XIX mostrando unafiliación con el federalismo. La sala 1 (1810-1829) está dedicada a laRevolución de independencia. Se recuperar como los “nuestros” las figuras deMariano Moreno, Manuel Belgrano, José de San Martín, Miguel de Güemes y Manuel Dorrego, mientras los “otros”, mostrados de una manera negativa, son Bernardino Rivadavia y Juan Lavalle. La sala 2 (1829-1831) presenta la figura de Rosas positivamente, es decir, un personaje que garantizó la libertad frente al caos y el desorden. Las salas 3 (1861-1890) y 4 (1890-1912) presentan negativamentea los presidentes liberales que se enfrentan a los gauchos federales delinterior así como a los gobiernos oligárquicos del cambio de siglo. Se opone el Centenario, festejo excluyente y antidemocrático, al Bicentenario, incluyente y democrático.

El siglo XX se reparte en 10 salas. En la primera (1916-1930) se reivindicala figura de Yrigoyen al mismo tiempo que se muestra el papel jugado por laprensa en el golpe de 1930 haciendo eco a la disputa del kirchnerismo contralos grandes grupos de comunicación. La segunda sala (1930-1945), la “décadainfame”, presenta el golpe de 1943 como algo “necesario” separándolo con respecto al resto de los golpes de estado de la historia contemporánea argentina. En la tercera sala (1945-1955) predomina la figura de Eva Perón bajo un discurso positivo del Peronismo. En las salas siguientes (1968-1973 y 1973-1976) hay un cambio en la concepción de la periodización ya que se pasa de una cronología política a una cronología social. Presentación de la violencia revolucionaria como una reacción defensiva. La sala siguiente (1976-1983) asocia la dictadura con los medios de comunicación, más precisamente con el Grupo Clarín. Las últimas tres salas (1983-1989, 1989-2002 y 2001-2010) conducen alvisitante hasta la “recuperación política, económica y social” de la Argentina materializada en la “patria del Bicentenario”, lo que constituye “el mayor ciclo de desarrollo en 200 años de historia nacional.

Exposición “México 200 años. La patria en construcción”

El 5 de septiembre de 2010 se inaugura la Galería del Palacio Nacional, edificio restaurado para la ocasión, y una exposición. Se lleva a cabo una simbiosis entre “galería-museo-monumento”. La exposición, pensada desde el ejecutivo, va a tener una duración de once meses y contiene 541 obras históricas yartísticas. El guion artístico es estructurado a partir de los murales de Diego Rivera mientras que el guion histórico se articula alrededor de seis salas con una cronología que va desde 1760 (pensar los antecedentes de la independencia)y 2010. La exposición tiene poca información escrita, se busca “generaremociones” y dar una “versión oficial sancionada” donde los procesos abordadosno tuvieran que presentarse con calificativos, interpretaciones o conclusiones definitivas respecto a sus consecuencias. Es un proceso acumulativo, sin interrupciones abruptas, construido por el conjunto de los mexicanos.

La exposición comienza con la sala de las banderas para seguir con unasegunda sala (1760-1810) donde se presenta el papel de los jesuitas como antecedentesde la independencia retomando una interpretación “consensual” existente en el siglo XIX. La tercera sala (1810-1821) es la más importante y la más grande. Hay una reivindicación de la figura de Morelos para no entrar en la problemáticaentre el relato liberal y el conservador, es decir, en la disputa entre la reivindicación de Hidalgo e Iturbide. Hay un paralelismo claro con el presente y con la figura de Felipe Calderón en el seno de su partido. La cuarta sala (1821-1910) propone una renovación historiográfica de la guerra entre México y los EEUU. Laquinta sala (1910-1940) elimina la palabra revolución (“Otro llamado a lasarmas”). Obregón y Calles son “olvidados” en el panteón revolucionario y la cuestiónreligiosa brilla por su ausencia. Toda la atención es llevada sobre Madero paraproponer un discurso más civilista. La sexta sala (1940-2010) presenta undiseño gráfico diferente. No se exhibe nada sobre la política y los presidentes del país. El PAN no ocupa un lugar refundacional sino que forma parte de un continuum con la historia mexicana del siglo XX.

Conclusiones

Similitudes:

  • ambos casos muestran la función pedagógica del museo
  • recuperación de la figura del estado como vigilante de la construcción del discurso museístico

Diferencias:

  • museo permanente versus exposición temporal
  • uso del pasado polarizador versus integrador
  • idea del tiempo: diferente articulación del pasado, presente y futuro
  • “200 años de fracaso” versus “200 años deser orgullosamente mexicano”
  • “memoria como imperativo moral” versus “el olvido para poder convivir”