Archives du mot-clé Argentina

Séance Séminaire ALHIM: Entre la patria refundacional y la patria en construcción. Los museos del Bicentenario en Argentina y México, Camila Perochena (Universidad Nacional de Rosario-Universidad de Buenos Aires)

Vendredi 30 novembre 2018

Entre la patria refundacional y la patria en construcción. Los museos del Bicentenario en Argentina y México

Camila Perochena (Universidad Nacional de Rosario-Universidad de Buenos Aires)

Camila Perochena presentó en el marco del seminario ALHIM su trabajo de tesis en curso y que trata sobre los usos políticos del pasado y las batallas por la historia en el caso del Museo del Bicentenario de Argentina y la exposición “México 200 años. La patria en construcción” de  México.


Camila Perochena à Paris 8

Sus ejes de cuestionamiento son los siguientes:

  • Formas de posicionamiento frente a otros partidos políticos, sindicales, medios decomunicación, crimen organizado, …
  • Conflicto o consensos políticos
  • Formas de articulación del pasado, el presente y el futuro.

Las fuentes utilizadas se estructuran a partir de:

  • Discursos presidenciales
  • Museos
  • Monumentos
  • Rituales y celebraciones
  • Entrevistas

Es una proposición de trabajo a partir de una comparación “por contraste”:

Similitudes:

  • gobiernos que marcan una continuidad respecto de la vocación refundacional de lospresidentes anteriores, es decir, Néstor Kirchner y Vicente Fox
  • gobiernos que celebran los bicentenarios

Diferencias:

  • populismo y “giro a la izquierda para el caso argentino
  • “panismo”liberal-conservador para el caso mexicano

Clave política: conflicto e identidades políticas

Cristina Fernández de Kirchner: la política como radicalización

Tras el conflicto con la Campora en 2008 tiene lugar un giro populista del gobierno, una radicalización política y una polarización del espacio políticofrente al sector agroexportador, los medios de comunicación, el poder judicial y los sindicalistas. Se apela al uso del pasado a partir de los antagonismos del presente. La identidad política del gobierno se basa en la continuidad y la refundación del peronismo. Tensión presente en el discurso y la recuperación del pasado. Hay un intento deliberado de reescribir el pasado que sematerializa como un campo de batalla política donde rastrear los conflictos del presente. Propuesta de “elaboración de un nuevos relato”, “escritura de unanueva historia, la verdadera y no la falsificada” en el marco de una batalla cultural. Cristina Fernández de Kirchner usó la historia en un 55% de sus 1.500 discursos oficiales.

Felipe Calderón: la política como reconciliación

Moderación en relación con el proyecto de Vicente Fox. Propuesta de una política reconciliadora, de alianza y diálogo con la oposición. Se considera al PRI como un pilar de la gobernabilidad del país. El enemigo es el crimen organizado. La tensión se materializa entre la tradición conservadora y católica y la línea liberal del PAN. Se evita abrir la batalla del pasado. No se propone una revisión de la “historia oficial”. Felipe Calderón usó la historia en un 25% de sus 2.500 discursos oficiales.

Museos

Son impulsados por el poder ejecutivo dentro de una “inflación patrimonial”creada por los Bicentenarios. Los museos exhiben lo que se busca recordar, celebrar, olvidar y denostar a través de las representaciones, los recursos estéticos, los actores vinculados a los guiones museísticos y los discursospresidenciales.

Museo del Bicentenario

Es inaugurado el 24 de mayo de 2011 en la antigua aduana de Buenos Aires,un edificio de 1855. Hay una involucración personal de Cristina Fernández de Kirchner en su creación. Los ejes museográficos se articulan alrededor de un guion histórico que va de 1810 a 2010 con 14 salas donde se exponen videos y objetos,y un guion artístico formado por cuadros realizados por pintores argentinos yel mural “Ejercicio plástico” de David Alfar Siqueiros.

Las cuatro primeras salas están dedicadas al siglo XIX mostrando unafiliación con el federalismo. La sala 1 (1810-1829) está dedicada a laRevolución de independencia. Se recuperar como los “nuestros” las figuras deMariano Moreno, Manuel Belgrano, José de San Martín, Miguel de Güemes y Manuel Dorrego, mientras los “otros”, mostrados de una manera negativa, son Bernardino Rivadavia y Juan Lavalle. La sala 2 (1829-1831) presenta la figura de Rosas positivamente, es decir, un personaje que garantizó la libertad frente al caos y el desorden. Las salas 3 (1861-1890) y 4 (1890-1912) presentan negativamentea los presidentes liberales que se enfrentan a los gauchos federales delinterior así como a los gobiernos oligárquicos del cambio de siglo. Se opone el Centenario, festejo excluyente y antidemocrático, al Bicentenario, incluyente y democrático.

El siglo XX se reparte en 10 salas. En la primera (1916-1930) se reivindicala figura de Yrigoyen al mismo tiempo que se muestra el papel jugado por laprensa en el golpe de 1930 haciendo eco a la disputa del kirchnerismo contralos grandes grupos de comunicación. La segunda sala (1930-1945), la “décadainfame”, presenta el golpe de 1943 como algo “necesario” separándolo con respecto al resto de los golpes de estado de la historia contemporánea argentina. En la tercera sala (1945-1955) predomina la figura de Eva Perón bajo un discurso positivo del Peronismo. En las salas siguientes (1968-1973 y 1973-1976) hay un cambio en la concepción de la periodización ya que se pasa de una cronología política a una cronología social. Presentación de la violencia revolucionaria como una reacción defensiva. La sala siguiente (1976-1983) asocia la dictadura con los medios de comunicación, más precisamente con el Grupo Clarín. Las últimas tres salas (1983-1989, 1989-2002 y 2001-2010) conducen alvisitante hasta la “recuperación política, económica y social” de la Argentina materializada en la “patria del Bicentenario”, lo que constituye “el mayor ciclo de desarrollo en 200 años de historia nacional.

Exposición “México 200 años. La patria en construcción”

El 5 de septiembre de 2010 se inaugura la Galería del Palacio Nacional, edificio restaurado para la ocasión, y una exposición. Se lleva a cabo una simbiosis entre “galería-museo-monumento”. La exposición, pensada desde el ejecutivo, va a tener una duración de once meses y contiene 541 obras históricas yartísticas. El guion artístico es estructurado a partir de los murales de Diego Rivera mientras que el guion histórico se articula alrededor de seis salas con una cronología que va desde 1760 (pensar los antecedentes de la independencia)y 2010. La exposición tiene poca información escrita, se busca “generaremociones” y dar una “versión oficial sancionada” donde los procesos abordadosno tuvieran que presentarse con calificativos, interpretaciones o conclusiones definitivas respecto a sus consecuencias. Es un proceso acumulativo, sin interrupciones abruptas, construido por el conjunto de los mexicanos.

La exposición comienza con la sala de las banderas para seguir con unasegunda sala (1760-1810) donde se presenta el papel de los jesuitas como antecedentesde la independencia retomando una interpretación “consensual” existente en el siglo XIX. La tercera sala (1810-1821) es la más importante y la más grande. Hay una reivindicación de la figura de Morelos para no entrar en la problemáticaentre el relato liberal y el conservador, es decir, en la disputa entre la reivindicación de Hidalgo e Iturbide. Hay un paralelismo claro con el presente y con la figura de Felipe Calderón en el seno de su partido. La cuarta sala (1821-1910) propone una renovación historiográfica de la guerra entre México y los EEUU. Laquinta sala (1910-1940) elimina la palabra revolución (“Otro llamado a lasarmas”). Obregón y Calles son “olvidados” en el panteón revolucionario y la cuestiónreligiosa brilla por su ausencia. Toda la atención es llevada sobre Madero paraproponer un discurso más civilista. La sexta sala (1940-2010) presenta undiseño gráfico diferente. No se exhibe nada sobre la política y los presidentes del país. El PAN no ocupa un lugar refundacional sino que forma parte de un continuum con la historia mexicana del siglo XX.

Conclusiones

Similitudes:

  • ambos casos muestran la función pedagógica del museo
  • recuperación de la figura del estado como vigilante de la construcción del discurso museístico

Diferencias:

  • museo permanente versus exposición temporal
  • uso del pasado polarizador versus integrador
  • idea del tiempo: diferente articulación del pasado, presente y futuro
  • “200 años de fracaso” versus “200 años deser orgullosamente mexicano”
  • “memoria como imperativo moral” versus “el olvido para poder convivir”

Séance Séminaire ALHIM: Cuarenta años de la lucha de las Abuelas de Plaza de Mayo, Mercredi 28 Novembre 2018

Séminaire ALHIM

Mercredi 28 Novembre 2018

Cuarenta años de la lucha de las Abuelas de Plaza de Mayo

Charla con Guillermo Amarilla Molfino, nieto restituido, y Alicia Lo Giúdice, psicóloga responsable del área terapéutica de la Asociación Abuelas de Plaza de Mayo.
Moderadora: Nadia Tahir (Université de Caen)
Horaire : 12h00-14h00
Lieu : Université Paris 8, Bâtiment B1, salle B 211
Logo

Contact : enrique .fernandez@yahoo.fr

Nadia Tahir : la última dictadura militar argentina (1976-1983) provocó la desaparición forzada de miles de persona. Un primer balance oficial apunta auna cifra estimada entre 12.000 y 15.000 personas detenidas desaparecidas. Sin embargo, las asociaciones de DDHH consideran que las desapariciones forzadas puedes alcanzar la cifra de 30.000 personas. La dictadura creo un entramado represivo clandestino que ha dificultado enormemente la búsqueda de información, de verdad y de justicia. Una particularidad y singularidad de la dictadura argentina fue el robo de niños, niños secuestrados durante la detención de los padres (al menos 304 niños nacidos en cautiverio)  que eran entregados a familias de militares ypolicías así como a familias de círculos próximos a estos.  La Madres de la Plaza de Mayo, creada en abril de 1977, y las Abuelas de la Plaza de Mayo, fundada en octubre del mismo año fueron los pilares del proceso de búsqueda de los desaparecidos así como de los niños robados. Las Abuelas consiguieron instalar en la plaza pública la denuncia de la dictadura. Otros de sus logros han sido su trabajo incansable de memoria, de verdad y de justicia. Hoy en día 128 niños han sido encontrados, aunque se estima que alrededor de 500 niños fueron secuestrados. Las Abuelas han conseguido armar las herramientas necesarias que sirven para reconocer los derechos de estos niños tanto en Argentina como en otros países.

Guillermo Amarilla Molfino : mi caso se resolvió hace nueve años. Primero de todo quiero hacer una breve contextualización. Yo nací en 1980 en el Campo de Mayo, un espacio de unas 4.000 hectáreas en donde había tres centros clandestinos de detención (en Argentina se considera que habían unos 600) por donde pasaron unas 5.000 personas y sólo sobrevivieron unas 60. Los testimonios son ausentes, así como los archivos, lo que nos dificulta encontrar la información de los, más o menos, 30 bebés nacidos en este lugar.

Yo nací en cautividad. En el Campo de Mayo había un hospital militar endonde se diseñó un área de “maternidad” para las madres detenidas. Es una delas herramientas del sistema creado para realizar la apropiación de los bebés. Las familias de las FFAA, los médicos, las parteras, las monjas,…, son participantes y herramientas conscientes de este sistema. Gracias a los conocimientos y las fuentes existentes, hoy en día existen 19 causas judiciales con respecto a Campo de Mayo.


Alicia Lo Giúdice, 
Guillermo Amarilla Molfino et Nadia Tahir

La separación de la madre tenía lugar en el momento del nacimiento. Una vez separadas de sus hijos, las madres eran enviadas a los vuelos de la muerte. Tras la entrega del bebé hay una falsificación de la identidad personal y biológica del bebé. Se considera que hubo unos 300 nacimientos en Campo deMayo. En este lugar se situaba el Batallón 601 de inteligencia. Este batallón participó en el secuestro de mi abuela en Perú, su posterior traslado y asesinato en España. Gracias a la desclasificación, en 2005, de los archivossecretos de inteligencia del periodo dictatorial, pude conocer el nombre de miapropiador, que formaba parte del servicio de inteligencia, y acceder a la parte desconocida del relato que me contó durante mi infancia. Mi vida con ellos estuvo llena de preguntas.

Había muchos indicios como la edad avanzada de mi apropiadora (50 años en1980), la ausencias de fotografías del periodo del embarazo, la partida denacimiento donde yo figuraba nacido en el Campo de Mayo y no en el hospital,sus silencios ante mis preguntas. Las Abuelas abrieron la posibilidad de que nosotros mismos, gracias a su difusión y sus campañas, tomáramos el camino parasaber “dónde preguntar”, para buscar la respuesta a “quiénes somos”. La CONADI (Comisión Nacional por el Derecho a la Identidad) me recibió, escuchó y tomó encuenta mis dudas. Gracias al Banco de Datos Genéticos se pidió, en 2007, una prueba genética. El primer resultado fue negativo ya que en el momento del secuestro de mis padres nadie sabía del embarazo de mi madre, lo que hace que no había muestras de sangre de ningún miembro de mi familia.

En 2009, el testimonio de uno de los sobrevivientes del Campo de Mayo confirma el embarazo de mi madre y todos los datos conducen a mi persona. La toma de sangre que demuestra mi filiación biológica con mifamilia se produce el 2 de noviembre de 2011.  Mi caso no es un caso particular, no es una historia individual sino que forma parte de un plan sistemático de robo de bebés. No soy un caso aislado. Recuperada la verdad, comienza la reconstrucción de nuestra identidad en base a la verdad. Las Abuelas nos devuelven la verdad y el principio de nuestra reconstrucción de la identidad. He cambiado mi nombrede Martín a Guillermo, pero después de un largo proceso.

Alicia Lo Giúdice : es una búsqueda de dos generaciones, un proceso de búsqueda que se realizaen la clandestinidad. Al principio se recibían denuncias  de personas que creían que podía haber niñosrobados ya que se daban cuenta que vecinos o conocidos tenían niños sin ningunarazón verdaderamente creíble. Se recibieron 19.000 denuncias que debieron sertratadas sin la tecnología actual. En 2000-2002, el único aporte financiero dadpor la Unión Europea a las Abuelas sirvió para consolidar la información y los datos recopilados. En 1992 hay una formalización de la CONADI y de la posibilidad de demandar el análisis de sangre. En 2007 la asociación logracrear el Banco Nacional de Datos Genéticos y a su vez reconocer el “Índicea buela/edad”, es decir, el mapa genético en ausencia de una generación. La justicia lo toma definitivamente como una prueba válida.

Con el tiempo se va conociendo la gran amplitud del sistema de apropiación creado por la dictadura cívico-militar. Hay 400 casos certificados de nacimientos en clandestinidad. En algunos casos no hay “joven” ya que hubo mujeres en cintaasesinadas con el niño en el vientre, casos que han sido demostrados por el equipo argentino de antropología forense.

La Abuelas necesitaban, paralelamente, llevar las denuncias al nivel internacional así como ampliar los “saberes” para poder actuar con pertinencia. Así se crean muchos equipos (jurídico, administrativo, de acercamiento, de difusión…). Es una manera de aproximar la gente que denuncia a la gente que se acerca.

Un ejemplo son las partidas de nacimiento que indicaban “parto de domicilio”. El trabajo deinvestigación mostraba la repetición de partidas que llevaban esta indicación con los bebés robados. Al no haber figuras legales para los padres y los niños desaparecidos, la justicia apelaba a la figura jurídica de la adopción. Las Abuelas luchan y consiguen separar la apropiación de la adopción calificando la primera, desde el 2010, como un crimen de lesa humanidad en el marco de una práctica genocida. A la justicia le costó mucho hacer la diferencia entre adopción. En 2012 se sentencia jurídicamente la existencia de un plan sistemático. Estos cambios implican el derecho de crecer en el marco de sufamilia, el derecho a la identidad -que es integrado en la reforma constitucional de 1994-, a la restitución.

Las Abuelas intentan conservar el relato de la familia (“traición de la “palabra”) gracias a la constitución de un archivo biográfico de las familias de los bebés robados: entrevistas al grupo familiar vivo, compañeros de colegio y de militancia. Este archivo es entregado a los nietos restituidos.

El equipo deseguimiento se forma en los años 1982. Se intenta articular la ayuda social y psicoterapéutica para los nietos restituidos. Se actuó en las primerasrestituciones judiciales intentando atenuar el efecto que la apropiación provoca sobre un cuerpo viviente.  Es e lcaso de Paula, una nieta que vivía en Brasil y fue restituida judicialmentegracias al índice de “abuelidad”. La restitución se realizó un año más tarde delo que se debió ya que el juez “cajoneó” el caso. Tras la apelación a laCámara, la que juzgó la junta, se decide realizar la restitución. En ese momento la niña tiene 8 años. En el momento de la entrega, la abuela le hace el relato de su vida y le enseña fotos. Es el momento en que la niña pasa delafirmativo, al interrogativo. Cuando escucha el nombre de Cayo, el nombre de supadre, se pone a llorar y se queda dormida. Al despertar acepta partir con sufamilia. Es en ese momento que comienza el proceso de reconstrucción de laidentidad.

En 1984 yo trabajaba en la Facultad de psicología de la Universidad de Buenos Aires. Una de mis alumnas era sobrina de una de las nietas restituidas. En octubre de 1985 recibo la demanda de una afectada para empezar a hacer un trabajo terapéutico. Fue un impacto importante para mí. Hay que decir que en el trabajopsicoanalítico, el saber está del lado del paciente, cómo cada uno puede situarciertas cuestiones.

En 2000 acepto el proyecto para armar el centro del área psicoterapéutica donde se reciben las demandas de tratamiento. Es unespacio ofertado, no es obligatorio para los nietos restituidos. Hay diferencias entre tratamientos largos y consultas precisas. El tiempo delinconsciente no es el tiempo cronológico. Hay un enfrentamiento doble: ocultación de la verdad y de la familia.

Université Paris 8

Séminaire ALHIM Amérique Latine Histoire et Mémoire (novembre 2018-mai 2019)

Séminaire ALHIM
Amérique Latine Histoire et Mémoire

Affiche seminaie alhim 2018-2019-1Télécharger

Mercredi 28 Novembre 2018
12h00-14h00
Cuarenta años de la lucha de las Abuelas de Plaza de Mayo
Charla con Guillermo Amarilla Molfino, nieto restituido, y Alicia Lo Giúdice, psicóloga responsable del área terapéutica de la Asociación Abuelas de Plaza de Mayo
Vendredi 30 novembre 2018
10h00-12h00
Entre la patria refundacional y la patria en construcción. Los museos del Bicentenario en Argentina y México
Camila Perochena (Universidad Nacional de Rosario-Universidad de Buenos Aires)
Jeudi 31 Janvier 2019
15h00-17h00
Comunidades y democracias en el pensamiento chileno de mediados del siglo XIX: fuentes, conexiones, singularidades
Diego Gallardo López (Universidad Diego Portales de Santiago de Chile)
Vendredi 15 Février 2019
15h00-17h00
Evolución histórica de la imagen de las religiones africanas en la sociedad cubana: Siglos XIX-XX
Armando Perryman Figueroa (Universidad Carolina de Praga)
Jeudi 28 Mars 2019
9h00-11h00
Latinoamérica: de categoría a oferta. El mercado como trasfondo en el Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires
Eva Natalia Fernández (Universidad Autónoma de Querétaro)
Vendredi 12 Avril 2019
15h00-17h00
Débat autour de la projection du film documentaire Cubanas, Mujeres en Revolución de Maria Torrellas (2018)
Jeudi 2 Mai 2019
9h00-11h00
La Paz en el torbellino del progreso: transformaciones urbanas en la era del cambio en Bolivia
Hugo José Suárez (Universidad Nacional Autónoma de México)
Vendredi  10 mai 2019
15h00-17h00
Disparition  forcée au Pérou pendant le conflit armé 1980/2000, Ayacucho et la Selva centrale
Francky Wanner (Université Paris 8)
Co-organisation du séminaire Mémoire et Histoire en Amérique latine et Espagne. Du contemporain au Temps présent, http://www.ihtp.cnrs.fr

Contact : enrique.fernandez@yahoo.fr; viromeroes@yahoo.es

Les salles seront indiquées ultérieurement


Jeudi 17 mai 2018, Séance Séminaire ALHIM : « La política exterior argentina en el marco de los festejos del bicentenario de la Revolución de Mayo (2010) y de la Independencia (2016) : marchas y contramarchas del cambio de gobierno », Melisa Deciancio (FLACSO)

Séance Seminaire 17 mai 2018 affiche

La política exterior argentina en el marco de los festejos del bicentenario de la Revolución de Mayo (2010) y de la Independencia (2016) : marchas y contramarchas del cambio de gobierno

Melisa Deciancio (FLACSO, Argentina)

Projet ECO-Sud Mincyt

https://flacso-ar.academia.edu/MeliDeciancio

Dos bicentenarios, dos celebraciones patrióticas, el 25 de mayo de 2010 y 9 de julio de 1916, espaciadas entre seis años en los cuales se produce un cambio de gobierno y de partido político  en el poder, con un interés de marcar fuertes diferencias con el gobierno anterior.

Las dos celebraciones son escenarios ideales para mostrar señales hacia el exterior y viceversa con una influencia del concierto internacional en el estilo de los festejos. Las celebraciones son un escenario que muestra toda una serie de representaciones simbólicas de estrategias de inserción en el contexto internacional.

La comunicación se aborda desde una proposición poco trabajada en los estudios sobre los bicentenarios, es decir, desde un enfoque a partir de de las relaciones exteriores. Los contexto son distintos en ambas celebraciones : en 2010 estamos en un contexto de « batalla cultural » donde el objetivo es la representación del « ser » argentino en relación con el exterior y los vículos con los Estados Unidos, el FMI, el Banco Mundial, …, siendo el resultado de un cambio cultural comenzado en 2003, mientras que en 2016 estamos en un contexto totalmente diferente

Celebración del 25 de mayo de 2010 : Bicentenario de la Revolución de Mayo

La celebración se estructura alrededor de ceremonias políticas, religiosas, culturales, políticas que nos muestran una manera de ver cómo se está concibiendo la política y el ejercicio del poder. En cuanto a la política exterior, el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, sigue una línea continuista con respecto al gobierno de Néstor Kirchner : política autonomista con la idea de ampliar los márgenes de maniobra de Argentina en el concierto mundial. Es una toma de distancia con respecto a la política menemista apoyándose en una política interna desarrollista desde los vínculos regionales y la relación con los nuevos actores internacionales (Rusia y China). Hay un acercamiento a los países latinoamericanos (Venezuela, Brasil, Ecuador, …) y se proponen nuevos mecanismos de integración regional (CECAC, Unasur, fortalecimiento del Mercosur). En cuanto a la deuda externa, se paga al FMI, se negocia con los acreedores y se demandan a los fondos buitres en los tribunales de Nueva York. Sin embargo, la negociación con Barak Obama es infructuosa y las relaciones con los EEUU son tensas. Paralelamente hay una reproducción a nivel internacional de la política relacionada con los DDHH a nivel interno.

La puesta en escena de los festejos del 25 de mayo estará influida por esta toma de posiciones en la política exterior y por la idea de un latino-americanismo basado en la revalorización de los pueblos originarios, de los migrantes de los países limítrofes, de la constitución de un nuevo panteón latinoamericano (Salón de los Patriotas latinoamericanos en la Casa Rosada). Esta posición discursiva hace que no se pueda pensar el Bicentenario por fuera de la región y sin proponer una reconstrucción del relato sobre la historia argentina. Se quiere recuperar el lugar de la Argentina en el seno de América latina. Los festejos se realizan en la Avenida 9 de mayo, con presencia de representaciones de las regiones argentinas y los países latinoamericanos, con un contenido pensado desde lo “regional” y una idea de “construcción de relato”.

Estas proposiciones se enfrentan a una serie de problemas como es el caso del desfile militar, al cual no, asiste la presidenta, o la celebración del Te Deum (celebrado en la Catedral de Luján, hecho que rompe con la tradición de su celebración en la Catedral metropolitana de Buenos Aires, a causa de las diferencias entre la jerarquía eclesiástica y el gobierno.

 

Melisa Deciancio à l’Université de Paris8

Celebración del 9 de julio de 2016: Bicentenario de la declaración de Independencia

Bajo el gobierno de Mauricio Macri se produce un cambio con respecto a la política exterior argentina. Se vuelve a favorecer la alianza con los EEUU y Europa, se retoma la confianza en los mercados internacionales y se abandona la idea de la identidad construida desde el Sur. Se pone en marcha una nueva liberalización económica a la que sigue una puesta en cuestión del Mercosur. Se favorecen las alianzas de libre comercio y se rompe con la política exterior autonomista y regional del gobierno anterior. La llegada de Donald Trump a la presidencia estadounidense obliga al gobierno argentino a reposicionarse con respecto a la estrategia de inserción en el contexto internacional. Argentina recibe visitas de gobernantes occidentales, de Israel, acelerando, en paralelo, las negociaciones para la firma de nuevos acuerdos de libre comercio con la Unión Europea. América latina se deja de lado tanto por la política interna como por el cambio político general que tiene lugar en la región. En los festejos del 9 de julio se retoma la idea “aristocrática” de la élite porteña “blanca y europea”. Son festejos sesgados y limitados a determinados sectores que intentan desmarcase del “despilfarro” del Bicentenario de 2010. Se realiza un festejo en Tucumán, lugar de la declaración de independencia en 1816. Se vehicula la idea de una crisis heredada. Tiene lugar un Te Deum en Tucumán, sin la presencia del papa que envió un mensaje diciendo que “no se puede pensar el bicentenario (de 2016) sin la región”. Hay un desfile popular en Buenos Aires, un desfile militar mucho más importante que el que tuvo lugar en 2010, permitiendo desfilar a militares golpistas y que apoyaron la dictadura militar, con la presencia de Mauricio Macri.

Estos festejos presentan un cambio de paradigma a través del lugar en donde se celebraron: el Campo de Polo y la avenida del Libertador, es decir, en el barrio de la élite porteña. No hubo presencia de gobernantes latinoamericanos, sin embargo, el único “leader” internacional presente en los festejos fue el rey de España. Los festejos se articularon más desde la comunicación que desde la idea de construcción de relato.

Melisa Deciancio à l’Université de Paris8 

Contact : francoise.martinez02@univ-paris8.fr

Les Cahiers Alhim (Amérique latine Histoire et Mémoire) n° 34

1re de couverture du numéro 34

Les Cahiers Alhim  (Amérique latine Histoire et Mémoire), de l’Université de Paris 8, viennent de publier, sous la direction de Nathalie Ludec (Université de Rennes 2) et Perla Petrich (Université de Paris 8) :

« Les peurs collectives en Amérique latine »

http://journals.openedition.org/alhim/5745

_____________________________________________________________________

Publicación de Les Cahiers Alhim  (Amérique latine Histoire et mémoire) de la Universidad de Paris 8, bajo la dirección de Nathalie Ludec (Université de Rennes 2) y Perla Petrich (Université de Paris 8) :

« Los miedos colectivos en América latina »

http://journals.openedition.org/alhim/5745

Séance séminaire ALHIM du 11 décembre 2017 : « Discursos y representaciones en disputa en torno a la problemática de los « niños desaparecidos » durante la transición y los primeros años de democracia en Argentina (1980-1997) », Fabricio Laino Sanchis (UBA-CONICET/UNSAM/UNDAV)

<p>Las Abuelas Chela Fontana, Raquel Radío de Marizcurrena, Clara Jurado y Eva Castillo Barrios marchan junto a las Madres de Plaza de Mayo.</p>

Las Abuelas Chela Fontana, Raquel Radío de Marizcurrena, Clara Jurado y Eva Castillo Barrios marchan junto a las Madres de Plaza de Mayo Fuente: Abuelas

https://www.abuelas.org.ar/abuelas/historia-9

https://www.youtube.com/channel/UCC17c43OTiI4-pbMcMB9YSA

Fabricio Laino Sanchis es diplomado en Historia por la Universidad de Buenos Aires. Actualmente se encuentra realizando el Doctorado en Historia en el Instituto de Altos Estudios Sociales de la Universidad Nacional de San Martín con una beca doctoral del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET).  Integra el Grupo de Estudios sobre Historia Reciente y Memorias Sociales del Instituto Gino Germani de la UBA y además se desempeña como docente de la materia « Historia Constitucional Argentina y Latinoamericana I » en la Universidad Nacional de Avellaneda.

Su investigación doctoral aborda  los cambios y continuidades en las prácticas y discursos en torno a la problemática de los niños y las niñas que fueron apropiados durante la última dictadura militar en Argentina, tomando en cuenta tanto a la organización Abuelas de Plaza de Mayo como a otros actores sociales y políticos.

http://www.conicet.gov.ar/new_scp/detalle.php?id=45701&datos_academicos=yes

Discursos y representaciones en disputa en torno a la problemática de los « niños desaparecidos » durante la transición y los primeros años de democracia en Argentina (1980-1997)

Buenas tardes a todos y a todas, muchas gracias por estar hoy aquí. Quiero agradecerle especialmente a Enrique Fernández Domingo y todo el equipo de ALHIM por permitirme participar de este seminario. Quiero comenzar presentándome. Mi nombre es Fabricio Laino Sanchis, soy egresado de la carrera de Historia de la Universidad de Buenos Aires. Actualmente estoy realizando el doctorado en Historia en la Universidad de San Martín, con un proyecto de investigación financiado con una beca del CONICET y  radicado en el Grupo de Estudios sobre Memoria Social e Historia Reciente del Instituto de Investigaciones Gino Germani (CONICET-UBA), que dirige el Dr. Emilio Crenzel.  Además, soy docente de Historia Argentina y Latinoamericana en la Universidad de Avellaneda.

Fabricio Laino Sanchis à l’Université Paris 8

En mi tesis doctoral, me propongo como objetivo indagar en la evolución histórica de la búsqueda de los/as niños/as que fueron apropiados/as por las fuerzas armadas durante la última dictadura militar argentina, es decir, entre 1976 y 1983 analizando el rol clave jugado por la asociación civil Abuelas de Plaza de Mayo y otros actores dentro del movimiento de derechos humanos así como las cambiantes respuestas que frente a esta problemática ofrecieron el Estado, la comunidad internacional, los medios de comunicación y la sociedad civil argentina.  El día de hoy, voy a presentar algunos avances de investigación vinculados a una cuestión puntual dentro de mi investigación: los cambios y continuidades en los discursos públicos sobre la cuestión de los “niños desaparecidos”, durante la dictadura y la transición a la democracia en Argentina.

Antes de introducirnos en el tema específico de la presentación, es menester realizar una breve caracterización de la última dictadura militar y del así llamado “movimiento de derechos humanos” en Argentina.

La historia política argentina  del siglo XX estuvo marcada por la inestabilidad y debilidad de los gobiernos  democráticos y por la fuerte presencia de las fuerzas armadas pretendiendo jugar un rol “arbitral”. Esto significó que entre 1930 y 1976 se consumaron seis golpes de estado que en cinco ocasiones derivaron en dictaduras militares de duración y grados de autoritarismo y represión variables.

La última dictadura militar tuvo lugar entre 1976 y 1983. En el marco de la Guerra Fría, casi todos los países de Sudamérica se encontraban bajo control militar. En estos años, las fuerzas armadas pusieron en práctica una serie de estrategias y dispositivos represivos  cuyo rasgo saliente fue el uso ilegal del aparato del Estado en la persecución y el aniquilamiento de las organizaciones políticas y las fuerzas sociales opositoras. Para ello, se creó una extensa red de centros clandestinos de detención, la mayoría de ellos ocultos dentro de dependencias oficiales de las fuerzas armadas y de seguridad, donde fueron secuestradas, torturadas y  desaparecidas miles de personas. (Calveiro, 1998; Duhalde, 1999 [1983]; Pittaluga, 2010).

El golpe de 1976 interrumpió el gobierno constitucional de la entonces presidenta María Estela Martínez de Perón, quien había asumido en 1974 después del fallecimiento de Juan Domingo Perón. El gobierno de facto estaba formado por los comandantes de las tres armas: el Ejército, la Marina y la Aeronáutica. La dictadura se prolongó casi 8 años, hasta diciembre de 1983.

La Junta Militar se erigió como la máxima autoridad del Estado atribuyéndose la capacidad de fijar las directivas generales de gobierno y de reemplazar a todos los funcionarios y gobernantes electos. Estableció el estado de sitio, la censura y se prohibió toda actividad política. Recibió el respaldo claro de muchas empresas nacionales e internacionales interesadas en imponer un modelo de acumulación económico que beneficiara más sus finanzas (para eso, necesitaban sacarle poder a los sindicatos y a las organizaciones políticas que defendían los derechos de los y las trabajadores/as); al mismo tiempo recibió un fuerte apoyo de la cúpula de la Iglesia católica, entusiasmada por restaurar los principios de “la Nación católica”, así como el del gobierno estadounidense que impulsaba la resolución dictatorial de los conflictos políticos en toda América Latina (Crenzel, 2008). La mentada búsqueda del “orden” supuso instrumentar un feroz disciplinamiento con el objetivo de reorganizar a la sociedad en el plano político, económico, social y cultural, eliminando cualquier oposición a su proyecto. El método fue hacer desaparecer las fuentes de los conflictos.

De esta forma, los militares desplegaron un plan sistemático de desaparición de personas que eran secuestradas y recluidas en centros clandestinos de detención. Estos funcionaban escondidos en dependencias militares o policiales como así también en escuelas, tribunales, fábricas, etc. (CONADEP, 1984).

Este plan sistemático conllevaba además distintas etapas, que abarcaban el secuestro, la tortura, la violación, el robo de bebés. En gran parte de los casos, el circuito represivo concluía con el asesinato y la eliminación de los cadáveres y pruebas físicas del delito (CONADEP, 1984).

La “desaparición forzada” fue una de las características distintivas de la represión de la última dictadura militar.  A diferencia de otros regímenes autoritarios del cono sur, como por ejemplo el de Pinochet en Chile, donde la práctica habitual fue el asesinato de los perseguidos políticos, o de Uruguay, donde lo habitual fueron las prolongadas prisiones políticas, en Argentina la Junta Militar dispuso el asesinato clandestino y posterior ocultamiento de los cuerpos. Cuando los familiares reclamaban el paradero de estas personas, las autoridades militares negaban tener cualquier vinculación con su situación de desaparición:

Frente al desaparecido, en tanto esté como tal, es una incógnita el desaparecido. Si el hombre apareciera, bueno, tendrá un tratamiento X y si la aparición se convirtiera en certeza de su fallecimiento, tiene un tratamiento Z. Pero mientras sea desaparecido no puede tener ningún tratamiento especial, es una incógnita, es un desaparecido, no tiene entidad, no está… Ni muerto ni vivo, está desaparecido. (Gral. Jorge Rafael Videla, conferencia de prensa, 13 de diciembre de 1979.)

El funcionamiento de los centros clandestinos de detención se dio por fuera de todo marco legal: es decir que si bien la violencia era visible, el secuestro, la tortura, la violación, la apropiación de niños y el asesinato de aquellos/as que eran identificados como “los enemigos del régimen” operó de manera clandestina. Se violaron así las normas para el uso legítimo de la violencia, y el Estado, en lugar de garantizar la seguridad, se transformó en el principal agresor de la sociedad civil (Duhalde, 1984), por ese motivo el abogado Eduardo Luis Duhalde acuñó el concepto de “terrorismo de Estado”.

De esta manera, lo distintivo del terrorismo de Estado fue el uso de la violencia puesta al servicio de la eliminación de los adversarios políticos y de la desmovilización de toda la población a través de diversos mecanismos represivos. Se trató de una cruel pedagogía que tenía a toda la sociedad como destinataria de un único mensaje: el miedo, la parálisis y la ruptura del lazo social. Tanto las víctimas casuales como las personas liberadas generaban un efecto expansivo, diseminando el terror.

Uno de los rasgos más siniestros de esta represión clandestina fue la práctica del robo y la sustitución de la identidad de los hijos e hijas de los militantes secuestrados. Muchos de estos niños fueron secuestrados junto a sus padres. En muchos otros casos (más de 300), hubo mujeres que estaban embarazadas al momento de su secuestro, que dieron a luz en cautiverio y cuyos hijos luego fueron separados. En ambos casos, los destinos posibles para esos niños separados de sus padres fueron:

– Hogares de niños

– Entrega en adopción por parte de jueces a personas que desconocían el origen de esos niños

– Apropiación por personal militar directamente involucrado en el secuestro

– Entrega a allegados de las fuerzas armadas

Algunos niños secuestrados junto a sus padres fueron devueltos a sus familias biológicas. En cambio, los niños nacidos en cautiverio, salvo contadas excepciones, fueron apropiados por los agentes de la represión. En estos  casos, se cortaba todo vínculo entre la familia biológica y los niños apropiados.  La mayoría de los padres de estos niños se encuentran desaparecidos. Los niños crecieron desconociendo su filiación y su pasado familiar.  Según estimaciones de las organizaciones de derechos humanos, más de 500 niños y niñas fueron apropiados por las fuerzas de la represión durante la última dictadura (Villalta, 2012).

La denuncia a las violaciones a los derechos humanos y los crímenes cometidos por las fuerzas armadas comenzaron durante la propia dictadura militar, a pesar de la censura y de la persecución del gobierno hacia los denunciantes. En un principio estas denuncias fueron motorizadas por organismos de derechos humanos preexistentes, de matriz laica o confesional, de creación reciente y con vínculos con las redes trasnacionales de derechos humanos: Asamblea Permanente por los Derechos Humanos, Liga de los Derechos del Hombre, Servicio de Paz y Justicia (cuyo presidente, Adolfo Pérez Esquivel, fue galardonado con el Nobel de la Paz en 1980). Sin embargo, algo que distinguió la denuncia de estos crímenes fue la movilización de los propios familiares de las víctimas, como actores centrales de este movimiento, constituyendo organizaciones nucleadas alrededor del vínculo de parentesco, los llamados “organismos de afectados”. Así, primero surgió Familiares de ex detenidos-desaparecidos, en 1976; al año siguiente, en abril una agrupación más específica nucleó a las madres de los desaparecidos, que después se dio en llamar Madres de Plaza de Mayo; por último, como señalaré en mi exposición, un desprendimiento de estas madres, que buscaban también a sus nietos desaparecidos, formó en octubre de 1977 Abuelas Argentinas con Nietitos Desaparecidos, desde 1980 Abuelas de Plaza de Mayo.  Este aspecto, que investigadoras argentinas como Judith Fil y Elizabeth Jelin ha denominado “familiarismo”,  marcó las formas organizativas, el repertorio de acciones y las prácticas discursivas del movimiento de derechos humanos argentino, algo que presentaré en detalle a partir del caso de Abuelas de Plaza de Mayo.

Volvamos entonces sobre la problemática puntual de los niños apropiados. Desde 1977, la organización Abuelas de Plaza de Mayo se ha mantenido activa en búsqueda de estos niños. Hasta el momento, su iniciativa, así como la de otros organismos e individuos particulares, han permitido localizar y, en palabras de la organización, “restituir la verdadera identidad” a 125 personas. Restitución del nieto de Estela Barnes de Carlotto, presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo desde 1989: enorme repercusión en todo el mundo. Los principales medios de comunicación de todo el mundo se hicieron eco de la noticia:

El País y El Mundo (España)

– BBC y The Guardian (Reino Unido)

La Reppublica (Italia)

– CNN (EEUU)

Sólo en Francia cubrieron ampliamente la noticia Le Figaro, LiberationRadio France International, Le Point, Europe 1, Sud Ouest, France TV, Paris Match, Le Parisien, Le Monde, entre muchos otros.

« Une Folle de Mai retrouve son petit-fils » a intitulé Le Parisien, le 8 août 2014

« Bébés volés en Argentine: le petit-fils d’Estela de Carlotto retrouvé », a dit RFI le 6 août 2014

 « Argentine: une grand-mère retrouve son petit-fils 36 ans après sa disparition » a titré Libération  le 6 août 2014

« Estela Carlotto retrouve son petit-fils 36 ans après sa disparition », Le Monde  le 6 août 2014

Por supuesto, en Argentina la noticia tuvo una repercusión enorme y se habló del tema durante semanas. En todos las publicaciones más o menos reconocidas, de todas las orientaciones ideológicas, casi sin excepción, se repite una tónica similar: alegría por el reencuentro de la abuela con su nieto; conmoción por la noticia; valoración de los más de 30 de lucha de Estela de Carlotto y de la asociación a la que representa; repudio al accionar represivo militar que asesinó a los padres de estos niños, los separó de sus familias y los entregó a militares o allegados, por lo que crecieron sin conocer su verdadero origen; valoración positiva de la “restitución” de su identidad, del conocimiento de la verdad, como una “liberación” de la mentira y un primer momento

Sin embargo, si nos remontamos a los tiempos de la dictadura y las posdictadura, la opinión pública se encontraba mucho más dividida en torno a esta cuestión. Numerosos testimonios de la época nos muestran diversas posturas que descreen de la veracidad de los hechos que denunciaban estos familiares; o bien consideran que, aun siendo cierto que había “niños desaparecidos”, la culpa no era de la represión (llamada “lucha antisubversiva”)  y, en todo caso, lo que reclamaban las abuelas (la restitución de los niños a sus familias biólogicas, las “legítimas”) era legalmente complejo, éticamente dudoso y, en todo caso, contraproducente para el bienestar y la integridad física y psicológica de los niños.

Por lo tanto, mi pregunta, mi problema de investigación, es cómo lograron a lo largo del tiempo construir ese consenso, ese considerable apoyo social  a su causa. Por su puesto, esto implica analizar y reconstruir críticamente la historia de la lucha por la localización y la lucha de los “niños desaparecidos”, las diferentes etapas que atravesó, los diferentes actores que estuvieron implicados, los escenarios que se presentaron y en los que se desarrolló esa lucha y los cambios en los discursos con los que la misma fue abordada.

En torno al discurso de la organización Abuelas de Plaza de Mayo

Volvamos específicamente sobre la cuestión que queremos desarrollar en esta presentación. ¿Cómo fue cambiando a lo largo del tiempo el discurso de la organización? ¿Cómo construyeron la legitimidad social de la que goza en el presente su discurso oficial en torno a la problemática de la apropiación de niños/as (que se traduce en un fuerte apoyo a su causa)?

Para responder a esta pregunta y a partir del trabajo exploratorio, podemos avanzar diferentes hipótesis que guían la investigación.

  • El discurso de Abuelas de Plaza de Mayo ha cambiado considerablemente a lo largo del tiempo, a causa de diversos factores.
  • Transformaciones en los marcos políticos de acción y en la relación con el Estado. (el paso de dictadura a democracia y los cambios en las políticas de memoria y derechos humanos de los distintos gobiernos democráticos)
  • Transformaciones de los « regímenes de memoria » sobre el pasado reciente. En palabras de Emilio Crenzel, “la propiedad distintiva de un régimen de memoria radica en que sus proposiciones organizan el debate público, se convierten en objeto privilegiado de las luchas por dotar de sentido el pasado, y moldean, incluso delimitan, las interpretaciones divergentes” (Crenzel, 2008). Para Crenzel, el régimen de memoria puede pensarse como una variante del concepto “régimen de verdad” de Michel Foucault , es decir como un conjunto de criterios que permiten diferenciar lo verdadero de lo falso (en este caso, en relación al sentido del pasado rememorado) en determinado momento histórico.
  • Modificaciones del propio sujeto de la búsqueda, los “nietos”, que pasaron de ser pequeños niños buscados por sus abuelas a adultos que podían “buscarse a sí mismos”.
  • Cambios producto de la disputa e interacción con los discursos de otros actores: disputa con aquellos actores que se oponían a su reclamo, e interacción con saberes científicos y profesionales que permitieron reconfigurarlo: el derecho internacional y del niño/a, la psicología, la pediatría y la genética.

2) A pesar de esos cambios, un elemento del discurso ha estado presente en todo momento: la configuración del “niño desaparecido” como “hipervíctima”. El reclamo de Abuelas por los « niños desaparecidos » representaban el punto cúlmine del paradigma de la « víctima inocente », que todos los organismos de derechos humanos argentinos enarbolaron para defender sus demandas de justicia reparatoria. Los « bebés robados » eran víctimas de una inocencia absoluta, insospechada e insospechable. Eran « híper-víctimas ». El repertorio de acción y las prácticas discursivas de Abuelas apuntaron a reforzar este carácter de « víctimas inocentes » para generar empatía y solidaridad con su reclamo (González Bombal, 2004).

Podemos identificar cuatro momentos en el desarrollo histórico del discurso de Abuelas de Plaza de Mayo, cada uno con sus características distintivas:

  • «Abuelas de Plaza de Mayo» durante la dictadura: censura interna y denuncias internacionales (1977-1982)
  • Disputas públicas por la cuestión de los “niños desaparecidos” en la transición a la democracia (1982-1987)
  • Retrocesos, avances y cambios de estrategia en los “años de impunidad” (1987-2003)
  • « Abuelas » y « nietos » como paradigma de la lucha por los derechos humanos: estatización de las memorias y consolidación del consenso social (2003-2015).

Por una cuestión de tiempo y porque es el periodo sobre el que más he avanzado en el estado actual de investigación, en esta presentación me concentraré en el análisis de los primeros dos periodos mencionados.

«Abuelas de Plaza de Mayo» durante la dictadura: censura interna y denuncias internacionales (1977-1982)

En Octubre de 1977 surgió la agrupación “Abuelas Argentinas con Nietitos Desaparecidos”. En un comienzo era una agrupación muy pequeña, conformada por doce integrantes de Madres de Plaza de Mayo. En los primeros años era apenas un “subcomité de Madres”.  En 1980 se cambian el nombre a Abuelas de Plaza de Mayo

Una primera pregunta que cabe plantearse es por qué se crea un organismo especial para buscar a los “nietos”, cuando existían otros organismos de derechos humanos, incluyendo la propa organización Madres de Plaza de Mayo.

Esta escisión de la organización de “Abuelas…” responde a varios factores.  En primer lugar, hubo fricciones relacionadas con la cuestión de la  especificidad del repertorio de acciones. Las integrantes originales de las Abuelas generalmente subrayan en sus testimonios que la especificidad de la búsqueda de los nietos requería un repertorio de acción y, en consecuencia, una organización completamente diferente. Por ejemplo, las Abuelas debieron enfrentarse al denominado “campo de la minoridad”, compuesto por agentes e instituciones específicas: hogares infantiles, jueces infantiles, hospitales pediátricos, etc.  (Villalta, 2012; Regueiro, 2013).

Pero estas fricciones también estaban vinculadas con las diferentes consideraciones que ambas (Madres y Abuelas) tenían sobre el destino de sus hijos y nietos. A medida que fue pasando el tiempo y hubo más testimonios de sobrevivientes de centros de detención clandestinos, muchos padres y activistas de derechos humanos se convencieron cada vez más de que los « desaparecidos » habían sido asesinados. Sin embargo, parecía que la situación de los niños desaparecidos no era la misma. Muchos indicios aseguraban que estaban vivos. Esta presunción se vio reforzada después del primer descubrimiento de dos « niños desaparecidos » en 1979 , que fueron encontrados viviendo con una familia adoptiva … ¡en Chile!

Hebe de Bonafini y las Madres de la Plaza de Mayo rechazaron estas afirmaciones sobre la muerte de sus hijos. De esta manera, su instrucción principal fue « aparición con vida » (« que parecen vivos »). Por el contrario, las Abuelas, sin asumirlo completamente en público, aceptaron gradualmente que la mayoría de los desaparecidos habían muerto y concentraron sus esfuerzos en encontrar a sus nietos, enarbolando el lema “Buscar a los nietos sin olvidar a los hijos”.

Por último, estas confrontaciones con la dirigencia de Madres que se agudizan tras el retorno a la democracia. Como ocurrió en general dentro del movimiento de derechos humanos, el fin del “enemigo común” que había representado la dictadura militar y los debates acerca de si colaborar o no con las propuestas de justicia reparatoria parcial propuestas por el presidente electo Raúl Alfonsín dividieron más aun a Madres y Abuelas. Las primeras rechazaron rotundamente la acción de la CONADEP y el Juicio a las Juntas. Las segundas, aun con reparos y críticas, colaboraron en ambas instancias, sobre todo con la CONADEP.

Entonces, como señalamos, en 1977 se crea este organismo, “Abuelas Argentinas con Nietitos Desaparecidos”, que en 1980 se transforma en “Abuelas de Plaza de Mayo” y entre 1981 y 1982 se consolida como una organización independiente. Durante estos años de dictadura militar, Abuelas despliega un extenso repertorio de acción, en Argentina y en el extranjero. Ante la falta de escucha y las negativas de las autoridades militares, se vuelcan activamente hacia el exterior, para crear lazos con organismos extranjeros e internacionales de derechos humanos. Esto genera su inserción en la red trasnacional de organismos de derechos humanos (Sikkink, 1996).

¿Cómo era el discurso de la asociación en estos primeros años? Ante todo, debemos señalar que había claramente una doble facete: la que podía exhibirse hacia el interior del país (en el marco de la censura y la represión militar), y la que podía mostrarse de cara a la arena pública internacional.

En el discurso público hacia el interior del país, el que podemos encontrar en las solicitadas de la organización en la prensa de la época, llama la atención que no había una atribución directa de responsabilidad por la desaparición de sus hijos o nietos, ni ninguna denuncia abierta a la dictadura ni a las fuerzas de la represión.  Del mismo modo,  se solía dirigir a la « buena voluntad » de la sociedad civil para colaborar a que se produjera el reencuentro entre las abuelas y sus nietos. En particular, se solían dirigir a quienes estaban criando a esos niños. Se suele apelar a su « conciencia » y a su « corazón ». Calificativos como « apropiadores », que se usarán más adelante, no aparecen todavía en esta época.

Por supuesto, se puede considerar que la censura y la persecución forzaron una moderación en el discurso público. Pero también, debe notarse que las Abuelas todavía no sabían exactamente qué les había sucedido a sus nietos. Tenían sospechas; sin embargo, las certezas se construyeron en los años siguientes gracias a los testimonios de los sobrevivientes de los centros clandestinos de detención  y a las denuncias anónimas.

Por otro lado, el discurso de la época estaba cargado de metáforas y alusiones religiosas cristianas. Del mismo modo, hay una fuerte referencia al vínculo afectivo-familiar roto por la desaparición de los niños. Podemos atribuir estas características en parte al hecho de que la mayoría de los miembros de la organización tenían formación católica y que muchos eran muy practicantes. Pero más aun, el uso de figuras que remiten a la ideología de la domesticidad era una manera de luchar contra la dictadura utilizando su propio discurso « familiar » de raigambre integrista católica. Para la dictadura, la familia era la base y también una metáfora de la Nación; donde el estado (y las fuerzas armadas) representaban al padre que cuidaba a cada familia en particular, y las familias eran las células básicas  del órgano social. Las mujeres, en su condición esencial de madres y esposas, tenían que garantizar el cuidado y la educación de sus hijos en valores « occidentales y cristianos ». Por lo tanto, la referencia de las Abuelas a las  “familias destrozadas” por la desaparición, así como la referencia a su misión como madres-abuelas que buscan « todos los días » a sus hijos y sus nietos (“los buscaremos mientras respiremos »), era una forma de apropiarse de las nociones del discurso militar oficial para lograr sensibilizar a la población a la que ese discurso había logrado alcanzar y, a la vez, denunciar tácitamente su carácter ideológico, la hipocresía de un gobierno autoritario que dice defender a la familia al tiempo que las destruye a través de la desaparición forzada. Este es el aspecto discursivo del “familiarismo” de las organizaciones de derechos humanos que hemos mencionado al principio,  un “familiarismo” que tenía una fuerte impronta cristiana (Filc, 1997).

Otro aspecto del discurso de esta primera época fue la fuerte necesidad de probar, de demostrar ante la sociedad la veracidad de su reclamo. “Esto es una realidad” rezaban las publicaciones, buscando contrarrestar el discurso castrense que negaba la existencia de niños desaparecidos. Las solicitadas y afiches con fotos de los niños desaparecidos, así como las “carpetas con material probatorio” entregadas a funcionarios y personalidades son una constante en estos años.

Por último, como ya hemos señalado, otro aspecto del discurso, ya muy presente en estos primeros tiempos, es la insistencia sobre la inocencia absoluta de estas víctimas: los niños son « la creación más inocente y pura »

Disputas públicas por la cuestión de los “niños desaparecidos” en la transición a la democracia (1982-1987)

En 1981, la crisis económica que vivía la Argentina comenzó a socavar el poder del régimen militar. La derrota en la Guerra de Malvinas profundizó esta situación. Tras la renuncia del presidente de facto Galtieri, que había conducido a las fuerzas armadas a la derrota militar en Malvinas,  asumió la presidencia el Gral. Reynaldo Bignone. El régimen, fuertemente debilitado, inició un proceso de apertura política, buscando garantizar la impunidad para los integrantes de las fuerzas armadas que participaron en la represión. En este sentido, Bignone sancionó la denominada Ley de Auto-amnistía en 1983 (Palermo y Novaro, 2003; Canelo, 2006; O’Donnell y Schmitter, 2010 [1986]; Franco y Feld, 2015).

En este contexto de debilitamiento del poder militar, de relajamiento de la censura y de la represión, los organismos de derechos humanos tomaron impulso. Se vivió un proceso de recuperación del espacio público. El discurso se endureció, las acusaciones se volvieron más directas.

En octubre de 1983, Raúl Alfonsín, de la Unión Cívica Radical, ganó las elecciones presidenciales. Asumió el cargo el 10 de diciembre. Se profundizó entonces el proceso de liberalización política. Se produjo así un cambio en los marcos políticos de enunciación que habilitaron la circulación de nuevos discursos, o al menos de elementos que hasta entonces Abuelas de Plaza de Mayo no había expresado de forma explícita en la esfera pública argentina.

 Como hemos visto, ante las denuncias sobre la existencia de “niños desaparecidos”, los militares o bien habían negado su existencia o bien habían sostenido que estos niños habrían sido “abandonados” por sus padres, que los habían desatendido al plegarse a la “subversión”. Este relato se construía a partir de la reelaboración de una serie de categorías y figuras vinculadas a los “padres abandónicos”, que se habían consolidado dentro del “campo de la minoridad” durante el siglo XX y tenían fuerte arraigo en la sociedad argentina. Las características de los “padres abandónicos” (tradicionalmente pertenecientes a los sectores populares y los grupos marginales de la sociedad) fueron adscriptas a los padres “subversivos” (Villalta, 2012; Regueiro, 2014).

Frente a este discurso, Abuelas de Plaza de Mayo sostuvo, con mayor firmeza y de forma explícita tras el retorno de la democracia, que los niños desaparecidos no habían sido “abandonados” sino que habían sido secuestrados junto con sus padres por las fuerzas armadas y de seguridad. En última instancia, habían sido las fuerzas represivas las que los “abandonaron”. En la mayoría de los casos, empero, estos agentes de la represión se quedaron con los niños como un “botín de guerra”, anulando su identidad “de forma casi científica”.

La reapertura democrática también ofreció, por lo tanto, una nueva oportunidad política para confrontar con las representaciones castrenses e instalar en la opinión un relato distinto, una nueva verdad sobre el destino de los niños desaparecidos. Esta confrontación debe ser enmarcada en la disputa de sentidos sobre el traumático pasado reciente que caracterizó a la transición a la democracia. Como ha señalado Michael Pollak (2006) todo trabajo de encuadramiento de la memoria es también un trabajo de negociación y de lucha, en la medida en que en cada escenario histórico diferentes actores intentan presentar una narrativa del pasado (compuesta por recuerdos y olvidos) y luchan por imponerla frente a otras versiones antagónicas. En el caso argentino, los familiares de las víctimas de la represión y los organismos de derechos humanos debieron enfrentar las diferentes variantes de las narrativas castrenses, con mucha presencia en los medios de comunicación, que hablaban de una “guerra antisubversiva” o “guerra sucia” (Lvovich y Bisquert: 2008).

Sin embargo, más allá de las versiones castrenses, hubo otros discursos que circularon en este periodo y que, con otros tonos y argumentos, cuestionaron la acción de APM. En éstos, la discusión no pasaba por la veracidad de las denuncias de desaparición de niños, sino sobre el destino que debía dársele a los mismos en caso de que fueran hallados. En este caso, se aceptaba (total o parcialmente) la versión de Abuelas de Plaza de Mayo sobre la existencia de “niños desaparecidos” o “apropiados”, pero se rechazaba su reclamo de que ellos fueron localizados y devueltos a sus familias biológicas.

La transición a la democracia estuvo signada, como podemos observar, por las disputas de sentidos en torno al pasado reciente, en la que las interpretaciones y representaciones castrenses sobre la “guerra contra la subversión” tenían todavía mucha pregnancia, y el discurso oficial de los organismos de derechos humanos era cuestionado desde diferentes sectores. En este panorama, hubo dos hitos fundamentales que fungieron como piedras basales en la sanción de un nuevo “régimen de memoria” sobre el pasado reciente argentino: el informe final de la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas (CONADEP), de 1984 y el Juicio a las Juntas, de 1985  (Crenzel, 2008). Las investigaciones de la CONADEP, sintetizadas en el Nunca Más, construyeron una verdad socialmente aceptada sobre los crímenes cometidos durante la dictadura militar saliente. El “Juicio a las Juntas”, a su vez, cumplió un rol social fundamental en esta construcción simbólica al retomar esa verdad y transformarla en verdad jurídica. Ésta, al mismo tiempo, se convirtió en verdad política, al asociarse el “Juicio a las Juntas” con el momento fundacional de la nueva democracia (Vezzetti, 2002; Crenzel, 2008; Galante, 2014).

Esta nueva narrativa sobre el pasado, políticamente legitimada y judicialmente sancionada, legitimó en gran medida el discurso oficial de Abuelas de Plaza de Mayo y otorgó carácter de verdad pública a su narrativa sobre la “apropiación de niños”. Sin embargo, la disputa sobre qué debía hacerse con estos niños siguió abierta en los años siguientes. La organización todavía estaba lejos de alcanzar un consenso social alrededor de su causa.

 

Fabricio Laino Sanchis à l’Université Paris 8

BIBLIOGRAFÍA

Calveiro, P. (1998). Poder y desaparición: los campos de concentración en Argentina. Ediciones Colihue SRL

Canelo, P. (2006) “La descomposición del poder militar en la Argentina: las FFAA durante las presidencias de Galtieri, Bignone y Alfonsín (1981—1987), en Alfredo Pucciarelli, coord., Los años de Alfonsín: ¿el poder de la democracia o la democracia del poder?, Buenos Aires: Siglo XXI.

CONADEP, Nunca Más. Informe de la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas, Buenos Aires, EUDEBA, 2006 (1984),

Crenzel, E. (2008) La historia política del Nunca más: la memoria de las desapariciones en la Argentina. Buenos Aires: Siglo XXI.

Duhalde, E. L. (1999) [1983]. El Estado terrorista argentino: quince años después, una mirada crítica. Eudeba.

Filc, J. (1997). Entre el parentesco y la política: familia y dictadura, 1976-1983. Buenos Aires: Biblos.

Franco, M. y Feld, C. (Dirs.) (2015) Democracia, hora cero: actores, políticas y debates en los inicios de la posdictadura, Buenos Aires: Fondo de Cultura Económica.

Galante, D. (2014). El Juicio a las Juntas: cultura política y discursos sobre ciudadanía en la transición argentina (Tesis doctoral inédita, Buenos Aires, Facultad de Ciencias Sociales, Universidad de Buenos Aires).

González Bombal, I. (2004). « La figura de la desaparición en la refundación del Estado de Derecho”. En: Novaro, M. y Palermo, V. (Comps.) La historia reciente. Argentina en democracia. Buenos Aires: Edhasa.

Lvovich, D. y Bisquert, J., (2008), La cambiante memoria de la dictadura. Discursos públicos, movimientos sociales y legitimidad democrática. Buenos Aires: Biblioteca Nacional/Universidad Nacional de General Sarmiento.

Nosiglia, J. (1985). Botín de guerra. Buenos Aires: Tierra Fértil.

O’Donnell, G. y Schmitter, P. (2010 [1994]) Transiciones desde un gobierno autoritario. Buenos Aires: Prometeo.

Palermo. V. y Novaro, M (2003) La dictadura militar (1976-1983): del golpe de estado a la restauración democrática. Buenos Aires: Paidós.

Pittaluga, R. (2010). El pasado reciente argentino: Interrogaciones en torno a dos problemáticas. En: Bohoslavsky, E., Franco, M., Iglesias, M. y Lvovich, D. Problemas de historia reciente del cono sur. Buenos Aires: Prometeo/UNGS.

Pollak, M. (2006). Memoria, olvido, silencio. La producción social de identidades frente a situaciones límites. La Plata: Al Margen.

Regueiro, S. A., (2013), Apropiación de niños, familias y justicia. Argentina (1976-2012). Rosario: Prohistoria.

—————–  (2014), “De secuestros y localizaciones de niños y niñas “desaparecidos/as”: los albores del activismo de Abuelas de Plaza de Mayo” En Zona Franca, Rosario: CEIM-UNR

Sikkink, K. (1996), « The Emergence, Evolution, and Effectiveness of the Latin American Human Rights Network ». En E. Jelin y E. Hershberg (Eds.) Constructing Democracy: Human Rights, Citizenship, and Society in Latin America (pp. 59-84). Boulder: Westview Press.

Villalta, C. (2012), Entregas y secuestros. El rol del Estado en la apropiación de niños. Buenos Aires: Del Puerto.

Vezzetti, H. (2002). Pasado y presente: guerra, dictadura y sociedad en la Argentina. Buenos Aires: Siglo XXI

DOCUMENTOS

Bibliografía sobre los Desaparecidos en Argentina: http://www.desaparecidos.org/arg/doc/biblio2.html

Convención sobre los Derechos del Niño (1989) UNICEF: https://www.unicef.org/panama/spanish/convencion(3).pdf

INFORME « NUNCA MÁS » Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas (CONADEP): http://www.desaparecidos.org/nuncamas/web/investig/articulo/nuncamas/nmas0001.htm

530 horas: El archivo audiovisual del juicio a las juntas (1985): http://www.memoriaabierta.org.ar/juicioalasjuntas/

 

Journée d’études : « Les mises en scène de l’événement », 27 avril 2017

Afficher l'image d'origine

Afficher l'image d'origine

Journée d’étude – EA 4327 ERIMIT/REEHL (REcherches sur les Espaces Hispanophones et Lusophones)

Les mises en scène de l’événement

Résultat de recherche d'images pour "Frida Kahlo, Unos cuantos piquetitos"

Frida Kahlo, Unos cuantos piquetitos (1935)

Jeudi 27 avril 2017
9h30-1700h
Université Rennes 2, Campus Villejean, Salle E 224

Cette troisième journée d’étude ( JE I « L’après-coup de l’événement » ; JE II « Une lecture globale de l’événement local ») se propose de poursuivre la réflexion sur « L’événement et sa transmission » en se penchant sur les mises en scène de l’événement (Patrick Charaudeau, Le discours d’information médiatique: la construction du miroir social, Paris, Nathan, 1997; Michel de Certeau, « Pour une nouvelle culture. Le pouvoir de parler », Études 5/2008 (Tome 408), p. 628-635; Barthélémy Michel,  « Événement et espace public : l’affaire Carpentras », Quaderni, n°18, Automne 1992. Les espaces publics. pp. 125-140)

Cette perspective est double car elle s’appuie sur deux pôles, le pôle de la production et celui de la réception. Le premier pôle englobe différents domaines, l’espace public, l’espace économique, les médias, les arts au sens large, les institutions, l’école par exemple. Le second convoque différents destinataires: le citoyen, le lecteur, le consommateur, l’élève. La mise en scène de l’événement s’inscrit dans une triple temporalité (passé, présent, futur) qui peut répondre à un dessein politique ou à une attente d’un public donné. L’événement se (ré) actualise selon un contexte et des conditions particulières (raisons politiques, éthiques, économiques) tout en accordant une place prépondérante à sa réception. La mise en scène devient elle-même événement. Les études proposées s’inscriront dans l’aire ibérique et ibéro-américaine.

Les trois journées d’étude donneront lieu à une publication en 2018 et un colloque transversal est envisagé, sur la « Mémoire de l’événement », en 2019.

PROGRAMME
9h30 : accueil et ouverture de la journée
10h00 : Miguel Angel Parada Bernal (Université Rennes 2), « Prácticas discursivas sobre el conflicto armado y el proceso de paz colombiano en los medios de comunicación »
10h30: Françoise Bouvet (Université Rennes 2), « Arte y escenificación en torno a la muerte de Pablo Escobar »
11h00 : Claire Sourp (Université Rennes 2), « L’écho de l’événement »
11h30 : Michèle Arrué (Université Paris 8), « De l’événement fait divers à l’événement politique : El chacal de Nahueltoro (1969) de Miguel Litín »
12h00-14h00 : pause déjeuner
14h00 : Yves Laberge (Université d’Ottawa), « Pour une théorie de la mise en scène de l’événement »
14h30 : Dalila Chine-Lehman (Université Paris Ouest Nanterre), « La théâtralisation des événements historiques dans les écoles mexicaines »
15h00 : Anaïs Fabriol (Université Rennes 2), « 1994 : mise(s) en scène d’une année-charnière de l’Histoire mexicaine »
15h45- 16h00 : pause café
16h00 : Natalia Molinaro (Université Paris 8), « Une mémoire courte de l’événement ? Les célébrations du Bicentenaire de la Révolution de Mai vues à travers la chaîne télévisée publique (Argentine, 21-25 mai 2010) »
16h30 : Nadège Centelles (Université Rennes 2), « D’une scène, l’autre. Prohibido recordar, le documentaire contre l’oubli »
17h00 : clôture de la journée

Contact : Nathalie Ludec, nathalie.ludec@univ-rennes2.fr

Revista « Tiempo Historico », n° 13, julio-diciembre 2016

Portada

Revista Tiempo Historico, n° 13, julio-diciembre 2016

http://www.academia.cl/tiempohistorico/ojs/index.php/Tiempo-Historico/index

Artículos
Loris De Nardi, « Una propuesta para el estudio comparado de un imperio global sin colonias: la acción de gobierno de Francisco Fernández de la Cueva, IV duque de Alburquerque, virrey de Nueva España (1653-1660) y de Sicilia (1667-1670) »
Consuelo Soler, « Chile entre el protagonismo productivo de pieles de ganados menores y el rezago comercial competitivo regional. Análisis a partir de una red mercantil local/regional (finales del siglo XVIII) »
Enrique Fernández Domingo, « El paisaje como construcción cultural: la mirada de los viajeros europeos sobre el lago Titicaca (siglo XIX) »
Raúl Sánchez, Inmaculada Simón Ruiz, « Pesos más, pesos menos: El costo de la modernidad en la construcción del ramal ferroviario Talca–Constitución »
Giannina Miranda Wilson, « La dualidad administrativa de Tacna y Arica durante los primeros años de “chilenización”. 1890-1910 »
Esteban Campos, « ¿De fascistas a guerrilleros? Una crítica a la historiografía del Movimiento Nacionalista Tacuara y sus derivas hacia la izquierda peronista en la Argentina »
Enzo Videla Bravo, Hernán Venegas Valdebenito, « Intervención sanitaria y calidad de vida. Experiencia cotidiana en complejos socio industriales chilenos. 1920-1950 »

http://www.academia.cl/tiempohistorico/ojs/index.php/Tiempo-Historico/issue/view/13/showToc

VV.AA., « El horizonte fluvial. Coloquio en el país del sauce », Paraná, EDUNER, 2017

Résultat de recherche d'images pour "el horizonte fluvial"

VV.AA., El horizonte fluvial. Coloquio en el país del sauce, Paraná, EDUNER, 2017

http://www.eduner.uner.edu.ar/libro/151/el-horizonte-fluvial/

El horizonte ha sido históricamente objeto de interés en las artes, la filosofía y las ciencias. Esa figura, que cotidianamente se nos presenta de manera natural, supone en realidad la compleja construcción social y cultural de la mirada. Para analizar esta temática, en septiembre de 2015, en Paraná, se realizó el encuentro El horizonte fluvial, primer coloquio en el país del sauce, coorganizado por la Universidad Nacional de Entre Ríos y la Universidad de Paris-Est Créteil. En la Facultad de Ciencias de la Educación de la uner se reunieron escritores, estudiantes, docentes, artistas y lectores para exponer y debatir en torno de una serie de preguntas iniciales: ¿cómo determina el río la vida, pero también la perspectiva de una cultura, el sentido de su imaginario?, ¿hasta qué punto lo fluvial traza el horizonte de una región o una comunidad, en esa dialéctica entre lo visible y lo invisible, lo próximo y lo lejano, lo circunstancial y lo permanente?

Se presenta aquí, entonces, una obra diversa, que no elude la polémica ni se encierra en definiciones unívocas, sino que permite pensar la tensión permanente del horizonte. El libro incluye además un anexo que contiene información de todas las ponencias y expresiones artísticas que se presentaron en el coloquio, así como un catálogo de los libros presentes y futuros que implica este «horizonte» de la colección El País del Sauce.

Les Cahiers ALHIM (Amérique latine Histoire et Mémoire) n° 32

 

1re de couverture du numéro 32

Les Cahiers Alhim (Amérique latine Histoire et Mémoire), de l’Université de Paris 8,  viennent de publier :

« Partis, mouvements et organisations patronales: les droites dans le Cône Sud latino-américain (1950-2016) », n° 32, 2016 sous la direction de Pablo Rubio Apiolaza (Biblioteca del Congreso Nacional de Chile. Doctor en Historia Contemporánea, Universidad Autónoma de Madrid/Pontificia Universidad Católica de Chile)

https://alhim.revues.org/?lang=fr 

Journée d’études « El relato de viaje en/entre Europa e Hispano-América »

JOURNEE D’ETUDES

El relato de viaje en/entre Europa e Hispano-América

Afficher l'image d'origineAfficher l'image d'origine

Mardi 11 octobre 2016

Mail de mèches, Maison de Langues, Salle L1 – 107

Université Paris Est–Créteil

el-relato-de-viaje-affiche
9h00 Accueil des participants
9h30 Ouverture de la journée d’étude par Anne-Lise Humain-Lamoure, Doyenne de l’UFR de Lettres, Langues et Sciences Humaines, UPEC, et Sylvie Le Moel, co-directrice du laboratoire IMAGER (EA 3958)
10h00 Atelier 1/Présidence : Laura Gentilezza (Université Paris Est-Créteil)
Viajes textuales, viajes míticos, viajes imaginarios en Ficciones de Borges                                                                                                                   Graciela Villanueva (Université Paris Est-Créteil)
El paisaje como construcción cultural: la mirada de los viajeros europeos sobre el Titicaca (siglo XIX)                                                           Enrique Fernández Domingo (Université Paris 8/LER-ALHIM)
García Márquez y el río Magdalena: relatos de un mismo viaje     Iván Jiménez (Université Paris Est-Créteil / ESPE)
12h30 Pause Déjeuner
14h30 Atelier 2/Présidence : Benoît Coquil (Université Paris Est-Créteil)
¿Adónde va René Saavedra con su skate por las calles de Santiago? (Pablo Larraín, No, 2012). Algunas perspectivas del relato de viaje en el cine contemporáneo                                                                                     Sergio Delgado (Université Paris Est-Créteil)
Conquista, espacio y viaje: la emergencia de los relatos corporales (Siglo XVI)                                                                                                                      Loreley El Jaber (Universidad de Buenos Aires/CONICET)
El viaje de Rodolfo Walsh a « La isla de los resucitados » 1966. La crónica periodística entre la noticia, la literatura y la alegoría etnográfica                                                                                                           Cristina Iglesia (Universidad de Buenos Aires)

COLOQUIO EL HORIZONTE FLUVIAL

COLOQUIO EL HORIZONTE FLUVIAL

3, 4, y 5 de septiembre
Facultad de Ciencias de la Educación (UNER)
Buenos Aires 389
Paraná, Entre Ríos

Jueves 3 de septiembre

16:00 Acreditaciones
17:00 Apertura UNER – Facultad de Ciencias de la Educación – EDUNER. Palabras a cargo de las autoridades
17.30 Conferencia inaugural

Graciela Silvestri (Universidad Nacional de La Plata): «Orden y Caos: la cuestión de la forma en los territorios fluviales de Sudamérica»

19.30 Música. Presentación de Proyecto Yacaré. Agrupación formada en 2007 en Paraná, dedicada al choro, un estilo de música de origen brasileño que para ser interpretado requiere gran destreza y alto nivel técnico. El grupo ejecuta composiciones de los máximos exponentes del choro como Pixinguinha y Jacob do Bandolim, jugando con improvisaciones que son propias del género. Integrantes: Luis Barbiero, flauta; Mauricio Guastavino, guitarra de 7 cuerdas; Damián Ortiz, mandolina; Pedro Guastavino, pandeiro.

Viernes 4 de septiembre

9:00 Mesa redonda

Javier Miranda (Universidad Nacional de Entre Ríos) : «El abordaje de la literatura argentina a través de la radio escolar en 6.º año de la escuela secundaria. Recuperando a José Hernández, Domingo F. Sarmiento, Roberto Arlt y Alfonsina Storni»

Alexis Chausovsky (Universidad Nacional de Entre Ríos): «Infancia y poesía. A propósito de Reinaldo Rosillo»

Mario Daniel Villagra (Universidad Nacional de Entre Ríos): «Gaspar Benavento: un brote a la orilla del río»

Janet Cian, Mario Martínez: «Horizonte, experiencia y chamamé»

10:30 Conferencias

Enrique Fernández Domingo (Université Paris 8): «Entre la frontera y el horizonte: el río Mapocho en la transformación urbana de Santiago de Chile (1818-1891)»

Patrice Vermeren (Université Paris 8) (Lectura): «Le vertige horizontal (El vértigo horizontal)»

11:30 Mesa redonda
Norma Barbagelata (Universidad Nacional de Entre Ríos): Título a confirmar
Gustavo Lambruschini (Universidad Nacional de Entre Ríos): «La poesía y la historia»

Patricia Piccolini (Universidad de Buenos Aires-Universidad Nacional de Entre Ríos): «Un libro sobre las islas del Paraná santafesino: bitácora de un proyecto editorial»
13:00 Almuerzo
15:00 Mesa redonda

Loreley El Jaber (Universidad de Buenos Aires-CONICET): Pre-presentación de Derrotero y viaje a España y las Indias de Ulrico Schmidl»
Federico Bibbó (Universidad Nacional de La Plata): «Conflictos y armonías de la literatura nacional. Variaciones fluviales en Un viaje al país de los matreros de Fray Mocho»
Evangelina Franzot: Pre-presentación de Cronosíntesis, de Emma Barrandéguy»
16:30 Conferencia

Alejandro Kaufman (Universidad de Buenos Aires-Universidad Nacional de Quilmes): «Territorio y desarraigo como modos de existencia»

17:30 Presentaciones

Cristina Iglesia (Universidad de Buenos Aires): «Pre-presentación de El país del río. Aguafuertes y crónicas, de Roberto Arlt y Rodolfo Walsh», con proyección de imágenes

Leonardo Senkman (Universidad Hebrea de Jerusalén): «Presentación de Entre Ríos, mi país, de Alberto Gerchunoff»

19:00 Presentación de Poesía completa, de Juan José Manauta «Poesía y rosas». Ensayo-poema de Marilyn Contardi. Lectura de poemas por Miguel Ángel Federik

20:00 Presentación de Cine y región. Ensayos, proyectos y películas, de Raúl Beceyro.
30 años de documentales: proyección de La casa de al lado (1985) y fragmento de Filarmónica (2015)

Sábado 5 de septiembre

9:00 Mesa redonda

Beatriz Arbasetti (Universidad Autónoma de Entre Ríos): «El río: un itinerario literario»

Delfina Emilia Stortini (Universidad Nacional de Rosario): «Paisaje y literatura en las prosas de Juan L. Ortiz: un centro, un horizonte, un sistema»

Leandro Drivet (Universidad Nacional de Entre Ríos): «Sentidos de pertenencia, horizontes de la experiencia»

Alfonsina Kohan (Universidad Autónoma de Entre Ríos): «Entre el río y el hambre: configuración de la esterilidad en Las tierras blancas de Juan José Manauta»

10:30 Conferencia

Edgardo Dobry (Universidad de Barcelona): «La épica imposible y la oda a lo presente: una reflexión en torno a El Gualeguay de Juan L. Ortiz»

11:30 Mesa redonda

Claudia Rosa (Universidad Nacional de Entre Ríos-Universidad Nacional del Nordeste): «Más allá de las formas del agua: Ortiz, Calveyra y Veiravé»

Marcelo Bonini (Universidad Nacional de Rosario): «Composición de lugar: Ortiz en China. Mirada, paisaje, el río, los ríos»

María Eugenia De Zan (Universidad Nacional de Entre Ríos-Universidad Nacional del Litoral): «El camino de la costa: horizonte de la vida recobrada»

13:00 Conferencia de cierre

Sergio Delgado (Université Paris Est, Créteil-Val de Marne): «El País del Sauce. Balance y perspectivas»

14:00 Almuerzo

16:00 Expresiones culturales frente al río Paraná (lugar: Costanera, Balneario Municipal)
ArteInSitu. Galería Móvil. Muestra plástica digital interactiva. Taller Flotante. Plataforma de proyectos relacionados al territorio Islas del Alto Delta del río Paraná

El pasado en construcción. Revisionismos históricos en la historiografía contemporánea

Portada de la publicación

 

 

Forcadell, Carlos; Peiró, Ignacio; Yusta, Mercedes (eds.), El pasado en construcción. Revisionismos históricos en la historiografía contemporánea, IFC, Zaragoza, 2015

El “revisionismo histórico”, entendido como el cuestionamiento de los consensos disciplinares básicos construidos por la historiografía europea a partir de 1945, es un fenómeno global que hace posible una problematización transnacional más comprensiva de las diferentes experiencias y perspectivas nacionales. Este es un libro dedicado a estudiar en perspectiva comparada la historia reciente de los revisionismos históricos en la historiografía contemporánea, en el que quince autores de distintos países presentan una selección de discusiones sostenidas desde mediados del pasado siglo. El objetivo de esta publicación consiste en convertir “los revisionismos” en un objeto historiográfico que, al igual que se ha venido haciendo con los usos públicos y políticos de la historia, con las políticas de la historia o con el resurgir de la memoria, contribuya a facilitar nuestros marcos de comprensión del mundo para definir los saberes y métodos profesionalmente exigibles, así para la investigación y la escritura del pasado, como para la función y el sentido del conocimiento del pasado en el espacio público. El resultado ha sido un volumen ciertamente misceláneo, pero que pretende reflejar las características compartidas de temas y problemas centrales de las historiografías europeas también presentes, más recientemente, entre los historiadores españoles. Creemos, en último término, que el conjunto de materiales aquí reunidos pueden servir para la “autocomprensión” del historiador y la autocrítica sobre su responsabilidad profesional.  

ÍNDICE

Carlos Forcadell, Ignacio Peiró y Mercedes Yusta, “Epifanías y retornos: Revisionismos históricos en el presente de la historiografía contemporánea”, pp. 11-26.

I. CONCEPTOS

Aviezer Tucker, “Revisión historiográfica y revisionismo. Divergencias en la consideración de la evidencia”, pp. 29-46

Christine Bard, “Historiografía y memoria del feminismo: las tentaciones revisionistas”, pp. 47-66

Pedro Ruiz Torres, “La controversia de los historiadores sobre la memoria histórica en España”, pp. 67-106

Massimo Mastrogregori, “La experiencia política de Marc Bloch”, pp. 107-124

II. EL REVISIONISMO HISTÓRICO EN LA HISTORIOGRAFÍA INTERNACIONAL

Brigitte Bailer-Galanda, “El ‘revisionismo’ en Alemania y Austria: la evolución de una doctrina”, pp. 127-154

Michael Kopeček, “En busca de una memoria nacional. La política de la historia, la nostalgia y la historiografía del comunismo en la República Checa y en la Europa central y oriental”, pp. 155-180

Gilles Vergnon, “Revisar la historia de un objeto inexistente: el debate sobre el antifascismo en la década de 1990 en Francia”, pp. 181-192

Olivier Forlin, “La recepción de la obra de Zeev Sternhell sobre el ‘fascismo francés’: entre el debate historiográfico y el revisionismo político”, pp. 193- 206

Xavier Tabet, “Resistencia y revisionismo en Italia: las ‘revelaciones’ de Giampaolo Pansa”, pp. 207-230

Antonio Bechelloni, “Roberto Vivarelli y Claudio Pavone: dos aproximaciones divergentes a los orígenes y la caída del fascismo”, pp. 231-248

Sérgio Campos Matos, “¿Cómo vivir con la pérdida? Historiografía, conciencia histórica y política en Portugal dentro del contexto peninsular”, pp. 249- 274

Enrique Fernández Domingo, “El ‘neorrevisionismo’ argentino y la ‘batalla por la memoria’ chilena: dos ejemplos del uso político de la historia en América Latina”, pp. 275-300.

III. EL REVISIONISMO HISTÓRICO EN LA HISTORIOGRAFÍA ESPAÑOLA

Ricardo Robledo, “El giro ideológico en la historia contemporánea española: ‘Tanto o más culpables fueron las izquierdas’”, pp. 303-338

Alejandro Quiroga, “La trampa de la equidistancia. Sobre historiografía neoconservadora en España”, pp. 339-362

Miquel À. Marín Gelabert, “Revisionismo de Estado y primera hora cero en España, 1936-1943”, pp. 363-406.

Índice de autores, pp. 407-412.

Séance Séminaire ALHIM du jeudi 16 avril 2015

IMG_5820

Séance du jeudi 16 avril 2015

15:30-18:00 heures

El proceso de paz en Colombia y las nuevas puestas en escena del poder político

Liliana Buitrago (Université Paris 8)

En la sesión que se realizó en los locales de la Université de Paris 8, la doctora Liliana Buitrago, miembro del grupo de investigación ALHIM, presentó sus líneas de investigación y sus primeras reflexiones acerca del trabajo de investigación que está realizando actualmente. Tomando como objeto de estudio el conflicto armado que enfrenta al gobierno colombiano y las FARC, la doctora Buitrago analiza las puestas en escena del discurso político y su utilización ideológica durante el proceso de paz comenzado en los años 1990.

Para Liliana Buitrago la promesa del fin del conflicto armado es uno de los puntos clave en los discursos políticos en Colombia. Para la investigadora colombiana, lo político, en Colombia, se estructura alrededor de una estrategia “publicitaria-visual” y la definición de “víctima” a partir del binomio presencia/ausencia de la violencia.

Desde la presidencia del país se han articulado políticas opuestas a partir del mismo objetivo, es decir, el final del enfrentamiento armado con las FARC. Esta “urgencia” se presenta como una oportunidad política. Paralelamente, el conflicto armado es mostrado como el origen de  los múltiples problemas socio-económicos que sufre el país.

Tras esta presentación, la doctora Buitrago presenta las vías de investigación que propone en  su análisis de las puestas en escena del gobierno colombiano durante las diferentes fases de los “diálogos de paz” con las FARC.

El primer tema abordado es el de la Silla vacía y el periodo presidencial de Andrés Pastrana. Durante esta fase, las imágenes muestran que son los políticos, sin ser acompañados por representantes del ejército colombiano, quienes se adentran en el territorio controlado por la guerrilla colombiana. Estos políticos, vestidos con ropas civiles, son el contrapunto visual de los portavoces de las FARC y sus uniformes militares. Las imágenes muestran una guerrilla fortalecida.

El periodo de la presidencia de Álvaro Uribe es definido por el término Terroristas. La estrategia presidencial es una lucha frontal contra las FARC basada en una “política de seguridad democrática”. En las imágenes vemos al presidente rodeado de sus ministros, de los altos mandos del ejército colombiano, de víctimas y de los símbolos nacionales. Estas imágenes (cadenas, foto de Ingrid Betancourt, víctimas en civil, armas requisicionadas, ataques a los campamentos guerrilleros), y su difusión, deben “confirmar” que los guerrilleros deben ser considerados como  terroristas. El objetivo es mostrar el éxito militar del programa de “seguridad democrática”.

Para finalizar, la doctora Buitrago aborda el proceso de paz bajo la presidencia de Juan Manuel Santos. Es el periodo del Exterior. Las negociaciones comienzan de nuevo en Oslo y son continuadas posteriormente en Cuba. El objetivo, a partir de un acercamiento secreto entre ambas partes que quiere evitar una amplia mediatización, es el final del conflicto y la firma de un acuerdo de paz definitivo. Los términos de la negociación abordan la reparación de las víctimas de ambos bandos. En este proceso exterior se incluyen las delegaciones de víctimas, militares y policías en la mesa de negociación. La puesta en escena reduce las imágenes patrióticas y elimina los uniformes militares de las imágenes. Las imágenes pasan de una preponderancia del color kaki a la coloración blanca de las ropas civiles de los negociadores de ambos bandos. No se producen imágenes del presidente con los representantes de las FARC. Juan Manuel Santos sigue el proceso desde Colombia apareciendo en las fotos rodeado de los mandos militares del ejército colombiano y de los símbolos nacionales, ausentes en las imágenes provenientes de la mesa de negociación. Las ruedas de prensa son realizadas separadamente por ambos bandos.

Liliana Buitrago propone una primera conclusión de sus recientes investigaciones diciendo que las imágenes, la cual propone un estudio del objeto propuesto a partir del contexto de producción/transmisión/recepción y la voluntad política de su utilización. Las imágenes también interrogan a la doctora colombiana sobre la transformación de la presencia y del papel que juega la imagen de la mujer en estas puestas en escena.

 IMG_5824

La Cumbia Villera à Buenos Aires de 1997 à nos jours: étude culturelle et sociopolitique

d’un mouvement musical marginal en Argentine

Júpiter Ossaba (Université Paris 8)

L’étudiant-chercheur Jupiter Ossaba est venu nous faire part de son travail de mémoire du Master 2 Recherche « Histoire et Civilisations ». Les propositions théoriques adoptées pour son travail proviennent de l’histoire culturelle, l’histoire urbaine et l’histoire sociale. Son travail s’appuie sur d’une part sur l’étude et le croisement de sources bibliographiques académiques, et d‘autre part sur la collecte d’informations provenant directement des acteurs sociaux impliqués, par le biais d’entretiens dirigés et de sources orales et écrites afin de constituer un corpus de témoignages des personnes concernées. Les observations et les échanges réalisés lors des séjours à Buenos Aires ont aussi permis de nourrir la réflexion. Les sources utilisées sont des articles de revues spécialisées, les paroles des chansons, les clips vidéos, les entretiens avec des artistes pratiquant la Cumbia Villera, les journaux, les magazines spécialisés, les événements culturels, livres, photos, flyers, interviews, films, vidéos et documentaires existants.

Jupiter Ossaba propose un examen des causes et du processus qui ont favorisé l’apparition de la Cumbia Villera dans un contexte socio-culturel et politique spécifique. Le travail présenté est très intéressant car très peu de recherches académiques lui ont été consacrées. De plus, suivant l’argumentation d’étudiant-chercheur, le discours dominant a tendance à critiquer fortement aussi bien les villas que leurs habitants et la musique qu’ils produisent. Il croit nécessaire d’ajouter aux analyses déjà réalisées certains éléments fondamentaux pour relier cette musique à ses réalités : conflits sociaux et du travail, relations familiales et de genre, croyances, déracinement, espace urbain, processus d’exclusion.

La cumbia villera est un genre musical né dans les bidonvilles du Grand Buenos Aires à la fin des années 90. La date exacte de sa naissance n’est pas connue, mais elle se situe selon Martin Roisi  entre 1997 et 1999. Jupiter Ossaba suppose donc que la pratique a débuté en 1997, voire avant. Il s’agissait d’une nouvelle sorte de cumbia pratiquée dans ces zones d’urgence et qui possédait un nouveau discours. Mais ce n’est qu’en 2000 que le groupe Yerba Brava nomme son album Cumbia Villera. Le mouvement s’étend rapidement dans le reste du pays mais le Grand Buenos Aires en reste l’épicentre. Il s’agissait d’une nouvelle sorte de cumbia pratiquée dans ces zones d’urgence et qui possédait un nouveau discours. C’est à la fin des années 90, durant la plus grande période de crise qu’a connu jusqu’à présent le modèle néolibéral argentin qu’apparait aux yeux de tous la Cumbia Villera, le style qui a fait le plus de controverse. Jupiter Ossaba cite María Laura Pardo et María Eugenia Massone pour souligner que la cumbia surgit  dans la période de ‘pizza et champagne’.

Comme son nom l’indique, cette musique est issue des “villas miseria”. Le travail d’Ossaba se centre sur le Grand Buenos Aires, plus exactement dans la zone nord où le mouvement a pris de la force pour s’étendre et se développer dans le reste du pays. En s’appuyant sur les travaux de Marcel Roncayolo et Henri Lefebvre, Ossaba considére qu’il s’agit d’une manifestation discursive territorialisée.

C’est avec tous ces éléments d’étude que Jupiter Ossaba essaie de voir si la Cumbia Villera est l’évolution d’un genre musical et non un sous-genre, si elle est beaucoup plus pertinente et réfléchie que ce que le discours dominant veut nous faire croire et que les versions argentines qui l’ont précédé. Le fil conducteur de sa pensée est donc de démontrer qu’au même titre que la Cumbia originelle, la Cumbia Villera est une expression culturelle de résistance à un système hégémonique, stigmatisant, répressif et inégalitaire. Enfin, l’objectif final du travail sera de voir si la Cumbia Villera est porteuse de conflictualité consciente et assumée, à la fois sociale et de genre.

L’objectif du travail est de s’interroger sur ce qu’une musique populaire, la Cumbia Villera, peut révéler de nouvelles valeurs partagées et de l’état psychologique d’une société en mutation et d’examiner comment, partie de groupes sociaux marginalisés, elle tend à devenir progressivement un courant musical incontournable, investissant de par sa diffusion tout le champ social, sortant de son terreau originel. Puis en analysant les paroles de chansons et les critiques récurrentes qui leurs sont faites nous avons compris qu’il pouvait s’agir d’une double problématique. La Cumbia Villera serait-elle porteuse d’un discours d’identité, de conflictualité consciente et assumée à la fois sociale et de genre ? La Cumbia Villera permet aux villeros de s’exprimer esthétiquement, discursivement et idéntitairement. Plusieurs questions se posent : Qu’exprime cette communauté ? Comment s’exprime-t-elle ? La Cumbia Villera est une musique marginale ou un produit commercial de plus dans la culture de masse ?  Est-elle une sous-culture ?

Dans la continuité du travail de recherche, l’intérêt sera centré sur la perception des discours dans l’imaginaire populaire. Pourquoi la Cumbia Villera est-elle mal vue par une partie de la population ? Pourquoi certains la détestent-ils ? Pourquoi d’autres ne peuvent-ils pas vivre sans elle ? Chaque concert ou bailanta déplace des milliers de personnes qui connaissent les groupes et les paroles sur le bout des doigts. Pourquoi le discours dominant a-t-il fait d’elle un problème de société qu’ils amplifient par le biais des médias ? Le problème de société est-il vraiment cette musique ? Pourquoi est-elle apparue ? Pourquoi un si grand nombre de personnes s’identifient-elles à elle et se sentent-elles représentés par ses interprètes ?

Conférence Natalia Molinaro (Université Paris 8) : « Les célébrations officielles du Bicentenaire de la Révolution de Mai à Buenos Aires (21-25 mai 2010): Une fête péroniste? »

Conférence
Les célébrations officielles du Bicentenaire de la Révolution de Mai
à Buenos Aires (21-25 mai 2010): Une fête péroniste?
Natalia Molinaro (Université Paris 8)

Mardi 14 avril 2015 – 16:30 h

Bât. A Salle des Commissions (Université Paris 8)

La conférence « Les célébrations officielles du Bicentenaire de la Révolution de Mai à Buenos Aires (21-25 mai 2010): Une fête péroniste? » aura lieu le mardi 14 avril à 16:30 h à l’Université Paris 8 et sera animée par l’enseignante-chercheuse Natalia Molinaro (Université Paris 8).

Cette conférence fait partie de la  journée d’études franco-argentine Formation, héritages et reconfigurations du péronisme en Argentine de 1943 à nos jours (Flyers formation he ritage fev 2015) organisée par l’ED Pratiques et théories du sens (Paris 8) en partenariat avec l’ED 122 (Paris 3). La journée se propose d’ouvrir un espace de débat sur les recherches actuelles en France et en Argentine, après d’importants renouvellements historiographiques. Elle s’inscrit dans une perspective à la fois interdisciplinaire et comparatiste; à ce titre, sont bienvenues les contributions relevant des sciences humaines et sociales (histoire, science politique, philosophie, sociologie, géographie, etc.) et proposant des éclairages de types comparatistes sur les régimes dits « néo-populistes » en Amérique latine.